Este experimento revela algo de lo que “está aunque no se exprese” o, mejor dicho se invisibilice.

Marina Abramovic

“Esto fue un experimento de Marina Abramovic, le dijo a los espectadores que no se iba a mover durante seis horas, sin importar lo que le hicieran. En una mesa cerca, puso 72 objetos que se podían usar de manera destructiva o placentera, desde flores, plumas hasta cuchillos y una pistola cargada. Entonces le dijo a los espectadores a que usen los objetos como ellos quisieran.

Al principio, los espectadores fueron pacíficos y tímidos, pero escalaron a la violencia rápidamente. En sus palabras: “La experiencia que aprendí fue que… si se deja la decisión al público, te pueden matar… Me sentí realmente violada: me cortaron la ropa, me pegaron rosas al estomago, una persona me apunto con el arma en la cabeza y otra se la quito. Se creó una atmósfera agresiva. Después de exactamente 6 horas, como estaba planeado, me puse de pie y empecé a caminar hacia el público. Todo el mundo salió corriendo, escapando de una confrontación real.

Esta obra revela algo terrible de la humanidad, similar a lo que los experimentos de Philip Zimbardo en la cárcel de Stanford (Película “El Experimento” ) o el de obediencia de Stanley Milgram (“Los peligros de la obediencia” ), los cuales también demostraron con que facilidad la gente puede dañarse entre sí, bajo circunstancias inusuales.

Esta performance muestra lo fácil que es deshumanizar a una persona que no se defiende, y es particularmente fuerte porque desafía directamente lo que pensamos sobre nosotros mismos. Estoy seguro que nadie leyendo esto cree que la gente que lo rodea es capaz de hacer tales cosas a otro ser humano, pero este experimento, demostró lo contrario.”

(Fuente: Juan Perez Salazar)

HŠrte

¿Por qué la esquizofrenia es una “rotura”? ¿Qué se ha roto?

La palabra esquizofrenia viene del griego,”división” o “escisión” y “mente”. Por un lado la mente está en la realidad, pero hay otra parte que se separa de ella y vive en otro mundo “irreal”.

¿Quién definió esta enfermedad por primera vez?

El psiquiatra suizo Bleuler en 1911, pero este trastorno ya fue identificado por el psiquiatra alemán Kraepelin en 1896 bajo el nombre de “demencia precoz”, queriendo significar que las personas afectadas, necesariamente sufren graves deterioros cognitivos y comportamentales, similares a las demencias experimentadas por algunas personas ancianas, pero en este caso se daría en una edad juvenil. Sin embargo Bleuler observó que no era así en todos los casos y consideró más apropiado dar el nombre de esquizofrenia como una escisión en la asociación de ideas o como una retirada de la realidad y la vida social.

¿Cómo en un sueño?

En la esquizofrenia la barrera defensiva que impide que nuestra sombra, el inconsciente, penetre en la claridad del día se rompe también. Oscuras alucinaciones en forma de imágenes, voces, interpretaciones y asociaciones inundan la actividad diurna como si ésta fuera un sueño.

A menudo una pesadilla.

Sí, porque el deterioro de la persona que la padece llega a ser penoso y abarca a todos sus egos: su ideación es extravagante, sus afectos están bloqueados o confundidos, su creatividad sin canalizar, su cuerpo descuidado y se halla desorientado en el territorio que ocupa.

¿Desde la perspectiva metagenealógica qué es la esquizofrenia?

Decimos que tres generaciones de neuróticos hacen un psicótico. Los síntomas psicóticos no son más que manifestaciones de la “sombra” del individuo y de su árbol que no han podido expresarse de otra forma.

¿Cómo hacer para ayudarlos?

Alejandro Jodorowsky nos orienta hacia ponerlos a crear como “una manera de que sus tinieblas se vean y, al mismo tiempo, sean útiles”. “La parte psicótica -apunta – se pone al servicio de la parte creativa, al igual que decían los antiguos cabalistas de poner nuestros demonios a nuestro servicio, a trabajar para nosotros”.

Uno de sus alumnos, a la vez psiquiatra, Martín Bakero crea el ‘sintomarte‘ que consiste en transformar los síntomas en arte y lo emplea con enfermos psicóticos. Los terapeutas que forma se convierten así en ‘terapoetas‘.

¿De que forma ayuda esto a la recomposición?

El arte y el permiso para la creatividad, es una puerta para que los dos mundos, el de la sombra y el de la luz se amiguen. Siempre los genios han sido un poco locos, porque se han permitido “alucinar” y crear mundos, pero sin perder las coordenadas de este plano al que llamamos realidad.

¿Qué pistas nos ofrece la metagenealogía al respecto?

Parece ser que en algunos casos, el árbol genealógico del esquizofrénico es un árbol que miente, que oculta datos. Suele suceder que la persona afectada apenas conoce unos pocos datos inconexos sobre sus ancestros, faltos de definición. Naturalmente que no siempre es así, no se puede generalizar en esta enfermedad, ni tampoco en ninguna otra. Sin embargo, las expectativas de la persona pueden ser muy elevadas para su realidad actual. No tiene los pies en el suelo, no conecta con la realidad. Es probable que el árbol esté ocultando muchos abusos en el nivel de los padres, la enfermedad lo enmascarara todo…

¿Algún acto psicomágico relacionado?

Dada la complejidad del tema, no puede existir un acto tipo que solucione de forma global ese problema. Eso sería como una especie de panacea universal…

Vamos a imaginar por un momento que la persona en cuestión tiene expectativas de realizar una gran película. Se le recomienda que esa película se transforme en un corto de diez minutos donde los actores son amigos y la historia es la propia contada con humor, desdramatizándola. Junto a este acto se le recetan otros encaminados a que aumente su valoración…

Y recordemos que cada caso es un mundo, que no hay dos iguales.

Fuente: Escrito por Escrito en Alejandro Jodorowsky , en Plano Sin FIn.

Imagen: Stephanie Bennett

 

Un psiquiatra forense se pasó 3 años analizando más de 400 películas en busca del psicópata más realista.

psicopata

Los psicópatas se han hecho de un espacio cada vez más grande en el mundo del cine, y a medida que nuestra comprensión de la psicología humana evoluciona, también lo hace la imagen de estos monstruos de la manipulación.

Es aquí cuando surge una cuestión casi existencial: ¿cuál de todos estos bandidos se asemeja a uno de la vida real y cuáles son simples maquetas de Hollywood? Es una pregunta que el psiquiatra forense Samuel Leistedt deseaba responder. Originalmente, Leistedt tenía planeado utilizar películas para instruir a sus alumnos sobre las características de los psicópatas, sin embargo, con el paso del tiempo, su plan terminó por convertirse en un completísimo estudio del tema. El médico se reunió con otros 10 psiquiatras y vieron unas 400 películas a lo largo de tres años, analizando a los antagonistas de cada producción en busca de villanos carentes de emociones y remordimientos, manipuladores y que no mostraran ninguna simpatía por sus víctimas.

Tristemente para los adeptos a la ciencia ficción y la fantasía, Leistedt excluyó todo tipo de fantasmas, dioses y magos malvados en su investigación (recordemos que su objetivo era encontrar al más realista posible). Finalmente, el grupo de trabajo redujo su muestra a 126 bandidos: de los cuales 105 eran hombres y 21 mujeres. Los científicos los clasificaron de acuerdo con varios subtipos (similar a las definiciones de Benjamin Karpman) y organizaron a estos personajes como descripciones precisas o imprecisas.

Por ejemplo, Michael Corleone, de la película “El Padrino“, es un psicópata secundario, machista, lo que se traduce que fue modelado por su ambiente e intimida a otros al darles órdenes. Gordon Gekko, de “Wall Street 2: El Dinero Nunca Duerme“, es un psicópata exitoso (o corporativo) que manipula al pobre de Charlie Sheen para hacer sus millones. Y luego tenemos a Annie Wilkes (de “Misery“), que realmente es una pseudopsicopata. Esto significa que en realidad se trata de una sociópata que exhibe un comportamiento antisocial al amarrar escritores y hacer cosas muy, muy malas.

psicologia forense

Anton Chigurh

El estudio concluye que el psicópata más realista en la historia del cine es el asesino del pelo de “honguito” Anton Chigurh en “No Country for Old Men”. Según Leistedt, Chigurh es un asesino despiadado que carece absolutamente de sentimientos y remordimientos a la hora de jugar con sus víctimas utilizando una escopeta. Es bastante determinado con lo que hace, no tiene empatía por sus víctimas y es incapaz de sentir emociones como el amor o la vergüenza.

Leistedt escribió que Chigurh le recuerda a varios asesinos por contrato reales a los que entrevistó, e incluso comparó al personaje de Javier Bardem con el asesino Richard Kuklinski, el famoso “Hombre de Hielo” – que congelaba a sus víctimas para confundir a los forenses respecto a la hora de su muerte. Otros psicópatas extremadamente realistas son Hans Beckert en “M“, interpretado por Peter Lorre, y Henry, interpretado por Michael Rooker en “Henry: Portrait of a Serial Killer“.

criminologia

 

El estudio también reveló algunas sorpresas. Por ejemplo, Norman Bates en “Psycho“, no es realmente un psicópata. Basado en el famosos asesino serial Ed Gein, Bates en realidad es un psicótico – una persona que no tiene conciencia de la realidad. Algo aún más sorprendente, Leistedt cree que Hannibal Lecter es muy poco realista. Dice que la mayoría de los psicópatas no son tan inteligentes como el psiquiatra caníbal. Aunque la multipremiada actuación de Anthony Hopkins es estupenda (que le mereció el Oscar al mejor actor por dicho papel), el personaje no es un retrato fiel, especialmente si tomamos en cuenta el buen gusto y la serenidad de Hannibal. Pero a pesar de la decepción causada por Lecter, la investigación de Leistedt resulta interesante tanto para forenses como para cinéfilos.

Referencias:

Journal of Forensic Sciences – Samuel J. Leistedt M.D., Ph.D Et Al.

 

Varios estudios demuestran que el abuso infantil prevalece más entre asesinos en serie que en la sociedad en general. Un estudio específico de 50 asesinos en serie demostró que el 68% experimentó algún tipo de abuso durante su infancia. El estudio arrojó los siguientes resultados:

psicologia forense

Su madre le dio una brutal paliza. Luego, ella y su pareja habrían quemado el cuerpo en una parrilla de la casa antes de tirarlo a un arroyo, donde lo llevaron en un carrito de bebé.

priscila

La vida de Priscila Morena Lafuente, de 7 años, era un infierno. Su madre la vivía golpeando de manera demencial: varios vecinos declararon verla pegándole a su hija; y su propia familia ya la había denunciado por violencia. Después de la última paliza, el viernes 3 de enero, la nena se fue a dormir.

Ya no despertó. A la mañana siguiente estaba muerta. Según los investigadores del caso, su mamá y su padrastro trataron de hacer desaparecer el cuerpo. Primero quisieron quemarlo en la parrilla de la casa. Como no pudieron, lo habrían llevado adentro de una bolsa, en un carrito de bebé, hasta el arroyo donde finalmente lo tiraron.

Los resultados de la autopsia realizada  en la morgue de Ezpeleta determinaron que la nena fue asesinada a golpes en la cabeza, y quemada una vez muerta.

La mamá de la nena, Silvia Beatriz Lafuente (34), y el padrastro –Pablo Verón Bisconti (30), ex policía federal–, están presos. La mujer fue acusada de homicidio agravado , y el hombre de encubrimiento agravado . Ayer ambos se negaron a declarar ante la Justicia.

Priscila nació prematura y siempre tuvo problemas de salud. Se crió en la villa IAPI de Bernal, en Quilmes, y vivió un tiempo con su padre y otro con su abuela materna y su tía, en el mismo barrio.

Silvia tenía 11 hijos además de Priscila. Con el policía llevaban 5 años en pareja y tenían cuatro hijos en común: dos nenas (de 4 y 3 años) y un varón, de 2. La pareja tuvo un cuarto hijo pero en noviembre, con sólo cuatro meses, el bebé murió, presuntamente por asfixia. La mujer apresada también tiene un nieto.

Hace menos de un año, el matrimonio ahora detenido alquiló un chalé a medio terminar –pero completamente de material y en buenas condiciones– en calles 161 y 49A, en el barrio Las Manzanas de Berazategui. Allí se mudaron con los hijos de la pareja y otra hija de 16 años que Lafuente tuvo con otro hombre. En octubre pasado se sumó Priscila, quien hasta ese momento había estado viviendo con su padre biológico, en Bernal. El fue finalmente quien identificó el cuerpo cuando la Policía lo halló flotando en el arroyo.

“Se escuchaban los gritos de las peleas familiares y el llanto de los chicos. Un día mi esposa la vio a la gorda (así se refirió a Silvia Lafuente) golpeando a la nena.

Con una mano la tomaba de los pelos y con la otra le pegaba trompadas con el puño cerrado en la cara ”, contó a Clarín Daniel, un vecino que vive justo enfrente a la casa donde vivía Priscila con su familia.

La almacenera del barrio, Elsa Miranda, explicó que Lafuente iba a comprar a su comercio y que siempre llegaba con Priscila y sus otros tres hijos. “Los chicos eran muy calladitos. Si les preguntabas algo ni te contestaban. La tía de los chicos también la denunció a Lafuente por pegarles”, recordó la mujer.

Los vecinos aseguraron que el matrimonio solía poner música muy alta para que no se escucharan los gritos de los chicos cuando eran golpeados. “Eran los únicos chicos del barrio a los que no los dejaban salir”, dijeron.

Según contaron fuentes policiales, el viernes 3 a la noche Priscila sufrió una paliza brutal y luego la acostaron a dormir. Al otro día, cuando la fueron a despertar, la nena estaba muerta. Ahí arrancó el horror después del horror.

Primero trataron de quemar el cuerpo. Según determinaron los investigadores, lo habrían puesto en la parrilla ubicada en el jardín de la casa, lo cubrieron con papel de diarios y maderas y lo prendieron fuego.

Como finalmente no pudieron quemarlo, la noche del sábado 4 el matrimonio metió el cuerpo de la nena en una bolsa de consorcio. Y se cree que lo llevó en un carrito de bebé hasta el arroyo “Las Conchillas”, ubicado a 800 metros de la casa familiar. Todo esto habría sido contado por el padrastro de la víctima ante la Policía, en una declaración espontánea que sin embargo no tiene valor legal.

Las imágenes de la pareja, con dos hermanitos de Priscila y un adolescente caminando hacia el arroyo, quedaron grabadas en la cámara de seguridad de una estación de servicio.

El matrimonio se presentó en la comisaría el lunes para hacer la denuncia. Tal vez pensaron que en ese tiempo la corriente del curso de agua había arrastrado el cuerpo más lejos.

“El matrimonio dijo en la comisaría que el sábado a la mañana, cuando se levantaron, la nena no estaba. Nos llamaron la atención dos cosas: que una nena sea robada adentro de su propiedad y que los padres hagan la denuncia recién 38 horas después ”, contó a Clarín un investigador del caso.

Finalmente la nena fue hallada muerta el martes a la mañana. Lo primero que hicieron los investigadores, a cargo del fiscal Carlos Riera, fue poner la lupa en el círculo íntimo.

Fuente: http://www.clarin.com/policiales/tragedia-Priscila-asesinada-golpes-casa_0_1063093757.html

———————————————————

¿Psicópatas?:

-La madre de Priscilia ejecuto un plan para deshacerse del cadaver (primero quemarla y luego arrojarla al arroyo), ello evidenciaría que sabría lo que estaba haciendo. Los psicópatas son aquellas personas que tienen intactas sus facultades mentales, pero carecen de empatía. Son depredadores infrenables e imposibles de tratar en quienes la violencia es planeada, decidida y carente de emociones. Esta violencia continúa hasta que alcanza un tope alrededor de los 50 años, y luego disminuye. Tienden a operar con una grandiosa conducta, una actitud pretenciosa, un apetito insaciable, y una tendencia hacia el sadismo. Su falta de temor es probablemente la característica prototípica

Hay cuatro (4) subtipos diferentes de psicópatas. La distinción más antigua entre los tipos primario y secundario fue realizada por Cleckley en 1941.

Los PSICÓPATAS PRIMARIOS no responden al castigo, a la aprehensión, a la tensión ni a la desaprobación. Parecen ser capaces de inhibir sus impulsos antisociales casi todo el tiempo, no debido a la conciencia, sino porque eso satisface su propósito en ese momento. Las palabras no parecieran tener el mismo significado para ellos que el que tienen para nosotros. En realidad, no se sabe si llegan a comprender el significado de sus propias palabras, una condición que Cleckley llamó “afasia semántica.” No siguen ningún proyecto de vida, y parece como si fueran incapaces de experimentar cualquier tipo de emoción genuina.

Los PSICÓPATAS SECUNDARIOS son arriesgados, pero son individuos también más proclives a reaccionar frente a situaciones de estrés, guerreros, y propensos a la culpabilidad. Se exponen a más estrés que la persona promedio, pero son tan vulnerables al estrés como la persona promedio. (Esto sugiere que no son “completamente psicopáticos.” Puede ser debido a variaciones genéticas distintivas).

Son gente audaz, aventurera y poco convencional que comenzó a establecer sus propias reglas de juego a temprana edad. Son conducidos fuertemente por un deseo de escapar o de evitar dolor, pero también son incapaces de resistir a la tentación. A medida que su ansiedad aumenta hacia un cierto objeto prohibido, su atracción hacia ella también se incrementa. Viven sus vidas dejándose llevar por el aliciente de la tentación. Tanto los psicópatas primarios como los secundarios están subdivididos en:

Los PSICÓPATAS DESCONTROLADOS: son la clase de psicópatas que parecen enfadarse o enloquecerse más fácilmente y más a menudo que otros subtipos. Su frenesí se asemejará a un ataque de epilepsia. Por lo general son también hombres con impulsos sexuales increíblemente fuertes, capaces de hazañas asombrosas con su energía sexual, y aparentemente obsesionados por impulsos sexuales durante la gran parte de su vida que pasan despiertos. También parecerían estar caracterizados por ansias muy fuertes, como en la drogadicción, la cleptomanía, la pedofilia, cualquier tipo de indulgencia ilícita o ilegal. Les gusta la endorfina “alta” o “acelerada” del entusiasmo y de la toma de riesgos. El violador y asesino en serie conocido como el Estrangulador de Boston era un psicópata de este tipo.

Los PSICÓPATAS CARISMÁTICOS: son mentirosos encantadores y atractivos. Por lo general están dotados de uno u otro talento, y lo utilizan a su favor para manipular a otros. Son generalmente compradores, y poseen una capacidad casi demoníaca de persuadir a otros para que abandonen todo lo que poseen, incluso hasta sus vidas. Los líderes de sectas o de cultos religiosos, por ejemplo, podrían ser psicópatas si conducen a sus seguidores a causar su propia muerte. Este subtipo llega a menudo a creerse sus propias ficciones. Son irresistibles.

Los sociópatas han existido siempre en formas diversas y en distinto grado. Se los ha conocido bajo diferentes nombres. Se los ha estudiado utilizando varias técnicas, y a través de los años se han encontrado varias causas a su enfermedad. Pero una cosa nunca varía: todos los sociópatas poseen tres características en común: son individuos muy egocéntricos, sin empatía hacia los demás, e incapaces de sentir remordimiento o culpa. [El Sociópata – (The Sociopath) Rebecca Horton (Abril 1999)]

A pesar de que el psicópata tiene gustos y preferencias, y afición por los placeres que la compañía humana puede traer, el análisis demuestra que es totalmente egocéntrico, y que valora a los otros solamente porque aumentan su propio placer o mejoran su estatus. Mientras que él no brinda ningún amor verdadero, es absolutamente capaz de inspirar amor a veces hasta fanático en los demás.

Es por lo general superficialmente encantador y da muy seguido una impresión llamativa de poseer las cualidades humanas más nobles. Se hace de amigos fácilmente, y es muy manipulador, con su habilidad de palabras para salirse con la suya de cualquier apuro. A muchos psicópatas les encanta ser admirados y se regodean cuando los demás los adulan.

La carencia de amor trae también aparejada la carencia de empatía. El psicópata es incapaz de sentir lástima por otros en situaciones desafortunadas o de ponerse en el lugar de otra persona, sin importar que haya lastimado o no a esta última. [Gordon Banks]

Para más información: http://quantumfuture.net/sp/pages/psicopatia.html

 

hitler-freud-pesadillas-700x484

El diario La Nación (Argentina) publicó en su página web una nota muy interesante basada en las investigaciones de Laurence Marks y John Forrester (estudiosos de la obra de Freud) en la que se detalla que en 1895 Sigmund Freud recomendó que Adolf Hitler, quien en aquel entonces tenía 6 años de edad, fuera internado en un instituto de salud mental.

 El padre del niño, Alois, rechazó el consejo de Freud

Todo esto comenzó cuando el médico de la familia Hitler, el doctor Eduard Bloch, le consultara a Freud qué hacer con el pequeño Adolf, quien sufría de frecuentes pesadillas caracterizadas por caídas hacia abismos profundos y negros como la noche y persecuciones en las que era capturado y azotado hasta desear la muerte; esto era acompañado de conductas inapropiadas.

Sin embargo, el padre del niño, Alois, rechazó el consejo de Freud. Según Marks, lo decidió así para evitar cualquier examen médico que evidenciara el maltrato psicológico y físico que sufría su hijo Adolf.

En su investigación Marks relata: “Le gustaba humillar a su hijo. En una muestra de rebelión, Adolf, entonces de seis años, trató de escapar de su casa durante la noche, saltando por una ventana. Se desvistió para salir con menos ruido, pero quedó enganchado. Su padre lo oyó y lo trajo al resto de la familia para que se rieran de él. Adolf lloró durante tres días.”

“Adolf lloró durante tres días.”

Luego de publicados estos descubrimientos, Marks y un grupo de escritores realizaron una obra de teatro llamada: Dr Freud Will See you Now, Mr Hitler (El Dr. Freud lo verá ahora, Sr. Hitler); en la misma exploran qué podría haber pasado si Klara, la mamá de Adolf, hubiera tomado el tren a Viena. Puedes descargar el audio en ingles aquí

Te recomiendo visitar el artículo original para que conozcas con más detalles esta interesantísima investigación del pequeño Adolf, quien años después se convertiría en el temido Führer.

*Nota del editor: El libro Encyclopedia of Leadership, Volumen 1 también hace mención a este episodio y puedes acceder aquí. Las investigaciones de Laurence Marks se basan en la memoria escrita en los años 50 por Franz Jetzinger, llamada Hitler’s Youth (La juventud de Hitler.)

http://psyciencia.com/2013/12/07/sigmund-freud-sugirio-internacion-y-tratamiento-para-adolf-hitler-cuando-tenia-6-anos/

En NACIDOS PARA MATAR, acompaña al psicólogo forense Nigel Latta a examinar detalladamente las vidas de algunos de los peores criminales de Nueva Zelanda a fin de intentar resolver el enigma de: ¿Por qué algunos individuos se convierten en asesinos… es que acaso nacieron con una especie de gen del mal? o ¿Es que las malas decisiones que tomaron los acercan a un abismo?