Archivos de la categoría ‘Violencia’

Un comportamiento pasivo agresivo en un trastorno en la personalidad que consiste en un comportamiento que no es el adecuado en la persona que sufre dicho trastorno. Dicha enfermedad se manifiesta en una persona cuando tiene una manía por el orden excesiva, cuando posponen hacer cosas, y el olvidarse de otras muchas cosas, porque tienen tanta obsesión por el orden, los detalles que tienen que estar perfectos los horarios… que se olvidan por completo de las otras tareas que deben de realizar, pero su tipo de olvido es a propósito. Se caracteriza por actitudes negativas y resistencia pasiva en las situaciones interpersonales y laborales.Las personas que sufren este trastorno se oponen totalmente a realizar las órdenes que se le imponen en situaciones laborales y sociales.Su conducta es inflexible y al obligarse tanto al perfeccionamiento no llegan a terminar sus proyectos porque se ven incapaces y porque si no lo van a realizar perfecto prefieren no hacerlo y abandonar la actividad.Temen el enfrentarse a los demás por lo que cuando en el trabajo si tiene alguna obligación y no quiere hacerla o no esta de acuerdo con la forma de hacerla, en vez de argumentar porque es mejor realizarla de otra manera con lo que reaccionan con un comportamiento pasivo y acaban frustrándose y enfadándose.

Se caracterizan por:

·         Se enfadan por nada, todo le parece mal y en vez se explicarlo se callan y acaban enfadándose

Ver imagen en tamaño completo

·     No quieren responsabilidades, por lo que si hay algo que no quieren hacer o no se ve con las fuerzas de realizarlo porque todo debe ser perfecto, dicen que se les ha olvidado.

·  Si algo lo han hecho mal, no asumen su responsabilidad, lo más fácil es decir yo no he sido y le echan las culpas a otros.

Ver imagen en tamaño completo

·   Debido a su gran obsesión con el perfeccionamiento, deben de realizar tareas sencillas, para ser capaces de realizarlas, de lo contrario no se ven capaces de terminarlas por lo que no las hacen y se frustran

·   Presenta un miedo inexplicable a la autoridad por lo que los desprecia y los critica.

·    Son envidiosos todo lo que hacen los demás les da envidia por lo que por este motivo también acaban frustrándose

·   Siempre están de mal humor por todo

·     Tienen cambios muy bruscos de sentimientos, tienen muchos cambios de estados de ánimos

   

· Cuando están enfadados suelen contestar con amenazas  y rápidamente se arrepienten.

·  El trastorno la mayoría de las veces esta asociado a la depresión, a problemas de alcoholismo u otras drogas.

Este trastorno es muy difícil de diagnosticar porque algunos de los síntomas los puede tener alguna persona que no necesariamente tenga este problema, porque ¿alguna vez as tenido que hacer algo que no querías hacerlo y lo has tenido que hacer porque te lo han ordenado y lo has tenido que hacer sin rechistar? Seguramente que muchas veces y t enfadas pero no puedes hacer nada, pero que  te ocurran algunos de los síntomas de vez en cuando no quiere decir que necesariamente tengas este comportamiento obsesivo-compulsivo, puedes empezar a sospechar cuando se repiten varios de los síntomas continuamente, como asegura Cecil Adams “El simple hecho de ser pasivo-agresivo no es un trastorno sino un comportamiento; a veces éste es un comportamiento perfectamente racional, que permite evitar la confrontación. Sólo es patológico si es una respuesta habitual,invalidante, que refleja una actitud dominante pesimista”  Este transtorno no tirene un origen concreto pero se piensa que como casi todos los transtornos psicologicos puede estar determinado por factores genéticos y por influencia del amobiente. Este comportamiento se puede diagnosticar a través de una investigación exhaustiva psicológica de los síntomas que pueda presentar el paciente y también a través de un tes de la personalidad.Ese comportamiento sirve para expresar una hostilidad oculta.

http://www.mipersonalidad.es/page/registration/userreg.xml?sessionid=sid20091112094041825

El tratamiento de este comportamiento también es difícil debido a que aquellas personas que lo padecen aseguran que a ellos no les pasa nada, que están bien y es muy difícil convencerlos de lo contrario como también es muy difícil una vez convencidos de que si que lo tienen y empiezan a realizar un tratamiento con psicofármacos lo dejan y no quieren seguir con el tratamiento porque aseguran que no le favorecían en nada.

Fuente: http://filosofeando.com/index.php?option=com_content&view=article&id=240:falso-si-mismo&catid=39:psicologia&Itemid=64

Testimonial de Guillermo Francella en contra de la violencia de género. Guion: Leticia Martín. Directora de Arte: Alejandra Getino. Producción: Evelin Pierotti, Hernán Perez Menendez. Productora: 2001 Producciones. Para Secretaría de Comunicación Pública, Presidencia de la Nación. Mayo 2011

Han sido muchos los mails que estan enviando al correo víctimas de abusos sexuales o personas cercanas a las víctimas, preguntando ¿Qué hacer después de la vivencia traumática? Por eso quiero dejarles debajo algunos datos muy utiles donde seguramente encontraran ayuda.

violacion

Atención al Ciudadano: Atención a las víctimas

Si sos víctima de maltratos, golpes, abandono de familiares o violación:

Llamanos al 137

La atención está garantizada durante las 24 horas los 365 días del año.
Actúa sólo en Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Si vos no podés pararlo, nosotros si.

———————————————————

Si has sido víctima de cualquier ataque sexual.

LLamanos: 4958-4291 – 4981-6882

La atención está garantizada durante las 24 horas los 365 días del año.
Actúa sólo en Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Centro de Atención a las Víctimas de Violencia Sexual

Domicilio: Pasaje Peluffo 3981 . Barrio Almagro
Tel: 4981-6882/4958-4291(24hs)
Titular del Centro: Comisaria Hilda Noemí Ferrari
E-mail: abusosexual@policiafederal.gov.ar

——————————————————————–

Si sabés, has observado, te han contado o sospechás de una situación de Explotación Sexual Comercial de Niñas, Niños o Adolescentes.

LLamanos  AL 0800-222-1717

La atención está garantizada durante las 24 horas los 365 días del año.
Actúa sólo en Ciudad Autónoma de Buenos Aires.


En las instituciones privadas se registran más casos de humillación, hostigamiento y ridiculización. Pero en las escuelas públicas se advierte mayor cantidad de peleas físicas que en los colegios particulares.

 De la Redacción de El Litoral

educacion@ellitoral.com

Los mayores niveles de discriminación, hostigamiento verbal y humillación escolar se verifican en los colegios secundarios privados de nivel socioeconómico alto, reveló una investigación divulgada ayer por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

El informe sirve para “desmitificar que la violencia viene acompañada de la condición social de mayor vulnerabilidad”, afirmó Elena Duro, especialista en Educación de Unicef. “Hay mayores niveles de discriminación y humillación en los sectores de élite de escuelas privadas”, en tanto en los establecimientos públicos “es más frecuente el enfrentamiento físico entre varones”, precisó Duro.

Los tres últimos años del secundario fueron el período en que se realizó el estudio, que reveló que el 71 % de los estudiantes presenció peleas de puño entre compañeros, el 66 % fue testigo de humillaciones, hostigamiento y ridiculización entre ellos mismos, al tiempo que el 25 % afirmó que un compañero llevó un arma blanca (cortante) a la escuela, y un 6 % vio que otro alumno tenía un arma de fuego.

La investigación fue presentada ayer a la prensa de la Ciudad de Buenos Aires, justo el mismo día que en Santa Fe ocurría un episodio de violencia entre dos alumnas de la secundaria pública Nº 511, sita en Entre Ríos y Dr. Zavalla, que terminó con una adolescente de 17 años con importantes heridas de arma blanca en el rostro (Ver página 27).

En el nivel privado -se explaya el diario Clarín- el 13,2 % de los chicos dice que más de una vez sus compañeros fueron crueles con él (en escuelas públicas, 4,3); el 17,1 %, que más de una vez dijeron en público cosas feas sobre él o ella (en públicas, 11,3 %); el 15,1 % que se burlaron por alguna característica física (12,9 % en escuelas públicas).

Además, en las escuelas privadas, el 36,2 % de los chicos admitió haber tratado mal más de una vez a un compañero, mientras que en las públicas ese índice es del 23,1 %.

“Los datos permiten desmitificar la asociación casi automática entre alumnos de los sectores más vulnerables y establecimientos educativos más conflictivos”, enfatiza el informe titulado Clima, conflictos y violencia en la escuela, y que recabó la opinión de 1.690 alumnos de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano bonaerense. Fue publicado en una cuidada edición con textos y gráficos de 213 páginas, prologado por Mara Brawer, subsecretaria de Equidad Educativa del Ministerio de Educación de la Nación.

Naturalización

“Los chicos naturalizan los insultos como forma de comunicación, al igual que los comentarios discriminatorios ya sea por color de piel, por religión, por ser inmigrante (chinos, bolivianos, paraguayos), por referencias musicales o de vestimenta, lo cual genera rivalidades que muchas veces terminan en disputas resueltas mediante la agresión física”, precisó Duro.

Aseguró que el tema de la violencia “se difunde y se habla más en la escuela pública, donde también hay mayor participación estudiantil en la elaboración del régimen de convivencia”.

En las escuelas del Estado, en cambio, según los chicos, hay más peleas con golpes entre alumnos (71,5 %, frente al 69,3 %), y también con más frecuencia.

Liderazgo y calidad educativa

La especialista expresó que en el campo teórico, las conclusiones muestran “que los chicos reclaman de los directivos un liderazgo con autoridad, que los contenga”. Los mismos alumnos (un 60 %) plantean la necesidad de límites.

Otra conclusión del relevamiento es que cuando el profesor prepara bien su clase y el chico aprende y por consiguiente eleva su autoestima, los estudiantes perciben que “no hay conflicto” en el clima escolar, “lo cual indica que hay que jerarquizar la enseñanza”, dijo Duro. Brindó un dato relevante: el 40 % de los alumnos de secundario del país tiene sobreedad, lo que habla de “historias de fracaso reiterado, y bajísimos niveles de autoestima”.

La investigación también confirma que cuando los docentes intervienen en asuntos vinculados a la convivencia, los episodios de violencia se reducen considerablemente.

 Dentro y fuera del colegio

Al difundir a la prensa la investigación -que también se presentará el lunes en la Feria del Libro-, Elena Duro estableció una diferencia entre “violencia en la escuela” que incluye a los episodios que no son originados por vínculos propios de la escuela pero la tienen como escenario, y “violencia escolar” que se produce en el marco de los vínculos o prácticas propias del ámbito educativo.

La especialista admitió que las realidades familiares complejas o las compañías pueden ser causales de un conflicto. Por ejemplo, uno de los alumnos encuestados de una escuela pública porteña afirmó: “Uno se lleva mal en la casa con los padres y lo descarga en el colegio”.

“Tanto los docentes como los chicos que entrevistamos para el estudio señalaron que muchas veces la violencia es generada fuera del colegio. La escuela no es ajena a la realidad del país: es una caja de resonancia que absorbe las tensiones y los conflictos exteriores a la vida escolar”, sostuvo Duro, de Unicef.

/// EL DATO

Percepción

Cuando se consultó a los alumnos acerca de su percepción de la violencia en la escuela, el 52 % la consideró un problema grave o muy grave en general; sin embargo, respecto a lo que ocurre en su propio establecimiento, la percepción bajó al 19 %. Sobre los casos en que los alumnos fueron víctimas de robo, el relevamiento establece que a un 8,7 % le ocurrió camino a la escuela, y tan sólo en el 2 % de los casos pasó dentro del colegio.

Fuente: http://www.ellitoral.com/index.php/diarios/2011/05/06/educacion/EDUC-01.html

psicología forenseLos adultos que tienen puestos de trabajo importantes generalmente se expresan con claridad, son innovadores, proactivos y saben entender a sus empleados.

Estas cualidades las adquirieron en su niñez mediante la educación con padres que les enseñaron sanos criterios, determinación y convicciones firmes.

Lo importante no es llenar de conocimientos a nuestros hijos, lo realmente importante es rodearlos de afecto y dejar que tomen decisiones para que aprendan a tener criterio y sepan elegir entre los que les conviene y lo que es perjudicial para ellos.

Si todas las decisiones las tomamos por ellos y  además los maltratamos psicológicamente, anularemos progresivamente su autoestima y destruiremos sus probabilidades de éxito.

Si desea formar adultos sanos y responsables que puedan tener control de sus actos, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones;

* El carácter se forma primero en la casa y luego en el colegio. Usted no puede tomar todas las decisiones por sus hijos porque tiene temor a que ellos fracasen.

* Enseñe a sus hijos a trabajar en equipo, compartiendo las responsabilidades de algunas obligaciones en la casa y asumiendo los logros y los fracasos en las tareas del hogar.

* No exagere al sobrevalorar las cualidades normales en sus hijos, esto puede deformar su autoestima y volverlos narcisistas. Hay que buscar el equilibrio de las fortalezas y limitaciones de nuestros hijos y fomentar una imagen realista de sí mismos, que siempre puedan mejorar mediante la capacitación y la perseverancia.

* Todos los niños sin excepción pueden y deben soñar, pero es absolutamente necesario que aprendan a combinar los sueños con la acción y la disciplina. Es su deber hacer ejecutar las acciones que lleven a sus hijos a realizar sus sueños, así empiecen por logros pequeños.

Qué tal si estimulas la seguridad en tus hijos y llevas a acabo estos consejos alejando para siempre de tu hogar a los niños maltratados psicológicamente?

No esperes más, empieza ahora!

Fuente: Jorge Sierra. Dedicado a tu superación. http://ninosmaltratados7.wordpress.com/2011/02/15/los-ninos-maltratados-psicologicamente-pierden-el-caracter-ideal/

En cierta ocasión Gandhi afirmó que un país se puede juzgar por la forma en la que trata a sus animales. Una de las objeciones que se plantean a la hora de reconocer a los simios parte de los derechos básicos de los seres humanos [en concreto: el derecho a la vida, la protección de la libertad individual y la prohibición de la tortura a los grandes simios (chimpancés, bonobos, gorilas y orangutanes)] encierra una curiosa paradoja: Como los laboratorios no pueden experimentar con humanos –además de ilegal sería inmoral– utilizan chimpancés porque estos animales son extremadamente semejantes a nosotros, tanto física como psicológicamente; luego, si son tan parecidos –se dice– ¿por qué no se protege a los Grandes Simios impidiendo que formen parte de esas investigaciones? Parece un conflicto de intereses en el que estos compañeros genéticos (el ser humano comparte hasta un 99,4% del material genético de los chimpancés) sólo se asemejan a la especie humana en lo que les conviene a los Hombres. Jane Goodall –probablemente, la investigadora que más sabe de chimpancés– se plantea cómo es posible que un peligroso asesino en serie esté confinado en una celda mucho más espaciosa que un inocente chimpancé, encerrado en una jaula de laboratorio de 2 m². La respuesta es que -entre estos dos primates- el criminal es humano y el simio no.

Fuente:  http://crimyjust.blogspot.com/2011/03/la-paradoja-del-simio-y-el-criminal.html