Archivos de la categoría ‘Violencia familiar’

Testimonial de Guillermo Francella en contra de la violencia de género. Guion: Leticia Martín. Directora de Arte: Alejandra Getino. Producción: Evelin Pierotti, Hernán Perez Menendez. Productora: 2001 Producciones. Para Secretaría de Comunicación Pública, Presidencia de la Nación. Mayo 2011

Han sido muchos los mails que estan enviando al correo víctimas de abusos sexuales o personas cercanas a las víctimas, preguntando ¿Qué hacer después de la vivencia traumática? Por eso quiero dejarles debajo algunos datos muy utiles donde seguramente encontraran ayuda.

violacion

Atención al Ciudadano: Atención a las víctimas

Si sos víctima de maltratos, golpes, abandono de familiares o violación:

Llamanos al 137

La atención está garantizada durante las 24 horas los 365 días del año.
Actúa sólo en Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Si vos no podés pararlo, nosotros si.

———————————————————

Si has sido víctima de cualquier ataque sexual.

LLamanos: 4958-4291 – 4981-6882

La atención está garantizada durante las 24 horas los 365 días del año.
Actúa sólo en Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Centro de Atención a las Víctimas de Violencia Sexual

Domicilio: Pasaje Peluffo 3981 . Barrio Almagro
Tel: 4981-6882/4958-4291(24hs)
Titular del Centro: Comisaria Hilda Noemí Ferrari
E-mail: abusosexual@policiafederal.gov.ar

——————————————————————–

Si sabés, has observado, te han contado o sospechás de una situación de Explotación Sexual Comercial de Niñas, Niños o Adolescentes.

LLamanos  AL 0800-222-1717

La atención está garantizada durante las 24 horas los 365 días del año.
Actúa sólo en Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

(Delitos a la propia  familia)

Importancia de la elaboración de un profundo estudio psicológico forense, que no apunta a la justificación de los actos imputados sino a la explicitación de los hechos como una mejor manera de comprenderlos.

Psiquiatría forense: describe estas conductas, pero no las puede explicar con la claridad que debiera y partiendo desde aquí es la psicología forense a que debería brindar estas respuestas.

Homicidios: es evidente que cuando nos encontramos ante la situación de un delito en el cual autor y víctima pertenecen al mismo núcleo familiar, esta situación adquiere características especiales.

La relación entre delito y pena crece en forma proporcional, por lo tanto cuando existe un incremento de la violencia, automáticamente la sociedad reacciona con mayor rigidez en el sistema punitivo.

Nuestro Código aumenta su quantum represivo cuando un delito se repite con tanta frecuencia que eleva el nivel de alarma social.

Artículo 60 inc 1 de nuestro código: «al que matare a otro, siendo la víctima ascendiente, descendiente o conyuge, sabiendo que lo son» y la pena de este homicidio es la prisión perpetua: homicidio agravado por el vínculo.

Psicología forense: manera de explicar y no justificar, estos hechos, que al no ser comprendidos dejan un sentimiento de pánico social colectivo.

Niños castigados y apaleados: en la mayoría de estos casos que necesitan internaciones o atenciones en los hospitales o salas de primeros auxilios se ha podido observar que las golpizas fueron propinadas por sus padres luego de haber tenido discusiones de palabra y de hecho entre ellos. Parejas que no tienen más de 25 c/u, se han formado con carencias de ambos lados, serias dificultades económicas, malas relaciones entre ellos y con sus progenitores.

El estado de abandono familiar en que se encuentran se constituye en un factor de castigo, los deja indefensos ante las contingencias sociales y los transforma en proclives al accionar delictivo y marginal. Estos casos son claros delitos de inobservancia de los deberes del progenitor, pero la estructura social actual hace difícil que se pueda revertir esta situación, ya que los padres alegan la imposibilidad de tenerlos o que los chicos hacen más plata que ellos.

Lo único que cambia en referencia al nivel cultural es la forma. El nivel social tiene poca relación con el actuar en sí.

Aborto Infanticidio:

Numerosas razones llevan a una mujer a abortar: desde la falta de toma de conciencia de la importancia de la vida humana que lleva en su vientre hasta causales de orden social, venganza, temor o represalias paternas, falta de medios económicos, sentimientos egoístas, etc.

Una vez realizada la autopsia de la víctima, se le quitarán los pulmones y se introducirán éstos en agua, si los órganos se hunden querrá decir que jamás contuvieron aire, que el ser nunca respiró, por lo cual se lo considera feto, y esto se calificará como aborto. Si por el contrario, los pulmones flotan, querrá decir que tuvieron aire, que la criatura respiró, y así el delito se convierte en infanticidio u homicidio agravado por el vínculo.

Violaciones y estupro:

En los procesos de transculturación, fenómeno que definimos a partir del traslado de un individuo de una región a otra, con el correspondiente cambio de costumbres, valores y la adaptación a otros que le son ajenos e incomprensibles, con lo cual el sujeto se ve obligado a negarlos, no aceptarlos ni reconocerlos como propios, lo que provocaría una crisis en su cultura.

Conclusiones:

En la mayoría se trata de la necesidad de un estudio socio ambiental de la situación del menor tutelado, que debe ser realizado por el asistente social y el psicólogo intervinientes; en ningún caso es necesario el estudio psicológico forense del autor del acto delictivo, sólo el juez puede solicitar estos estudios a voluntad.

El hecho de que el estado de alineación en la actualidad lo determine el juez con la colaboración de la psiquiatría forense, hace que existan casos en donde la evidencia es insuficiente para dar una adecuada respuesta; y es el caso de las psicopatías, siendo que el art 34 inc 1 exige que el autor del delito, en el momento del hecho, no comprenda la criminalidad del acto o no pueda dirigir sus acciones. Pero aquí es problemático, el psicópata, ¿comprende la criminalidad del hecho?

Importancia del profundo estudio psicológico forense: adecuada determinación del nivel intelectual, estado emocional, motivaciones, entrevista diagnóstica, entrevista familiar, otorgan material importantísimo a la investigación acerca de los causales.

Psicología Forense: otra tarea: prevención, entendiendo por tal el estudio de las conductas familiares peligrosas, tratando de trabajar para llevarlas a su mínima expresión, y con ello reducir las posibilidades de que lleguen a convertirse en delictivas.

Cuando se trata del discapacitado enfermo mental, el maltrato lo podemos inferir de la propia posición de objeto de la persona por su psicopatología, donde es manipulado por el otro y donde su palabra no tiene efectos de verdad. Algo debe hacerse con esta persona que está fuera del discurso.

A nivel familiar, habitualmente nos encontramos que cuando se trata de reintegrar al familiar al grupo, hay resistencia y deseo inconsciente de exclusión más que interés en la rehabilitación.

A nivel social, el imaginario social considera al enfermo mental como peligroso, por ende, como atentador del orden social. Así también, la organización social no prevee la reinserción del miembro enfermo mental en la sociedad, crea instituciones cuyo objetivo explícito es la rehabilitación y reinserción social y luego no ofrece instancias institucionales alternativas para ello.

Existe la segregación al diferente y especialmente en la cultura actual.

Material: Bianco, Facultad de psicología UBA.

———————————————————

Miles de discapacitados mentales son abandonados en instituciones donde viven en situaciones inmundas. En ocasiones, los internos pueden ser sometidos a psicocirugías sin su consentimiento.

Basta mirar las noticias y ver toneladas de casos.

En México el director de un centro llamado «La Salud» confesó a los investigadores del DRI que en los últimos cuatro años cuatro pacientes habían sido lobotomizados.

El caso de los niños es especialmente preocupante, continúa el texto, puesto que la falta de supervisión a las instituciones privadas donde muchos son ingresados hace que corran el riesgo de desaparecer y caer en redes de trata de menores.

emocion violentaLa emoción violenta es un atenuante de la pena que requiere la intervención pericial del psicólogo. A tal respecto dice el Art. 81
inciso 1- Se impondrá reclusión de tres a seis años, o prisión de uno a tres años:
a) Al que matare a otro, encontrándose en un estado de emoción violenta y que las circunstancias hicieren excusable.
b) Se refiere a la preterintención anteriormente aludida.

Inciso 2*- [ Se impondrá reclusión hasta tres años o prisión de seis meses a dos años a la madre que, para ocultar su deshonra, matare a su hijo durante el nacimiento o mientras se encontrara bajo la influencia del estado puerperal y a los padres, hermanos, marido e hijos que, para ocultar la deshonra de su hija, hermana, esposa o madre, cometiesen el mismo delito en las circunstancias indicadas en la letra a) del inciso 1 de este artículo].
“Para ser excusable el estado emocional debe resultar explicable por las circunstancias que envuelven la conmoción anímica y no la conmoción misma. La afrenta que lo provoca , a cuya génesis debe ser extraño el conmocionado; tiene que significar una injusticia de no escaso relieve para el sujeto agente, idónea para producir sin más una reacción de magnitud y que como consecuencia de tal afrenta el emocionalmente conmovido se encuentre impelido por una causa que efectivamente para él tiene un sesgo de justicia” ( parte del fallo en la causa 210 del 20 de agosto de 1999, de la Sala primera del Tribunal de Casación de la Provincia de Bs. As.).
“La emoción violenta, legalmente consagrada, se caracteriza por una intensísima conmoción del ánimo, que suele desordenar los comportamientos diluyendo la capacidad inhibitoria natural de los frenos genuinos o culturalmente adquiridos y que se trasuntan fisiológicamente (alteraciones del pulso, la vista, el olfato, el color de la piel, la coordinación y otros). Conjuntamente con las alteraciones corporales aparecen los síntomas psicológicos manifestando desajustes valorativos y escasez de frenos inhibitorios capaces, de comprobar la realidad circundante con una postura crítica. Para que el estallido emotivo resulte excusable será necesario que el cuadro emocional encuentre explicación no por la misma conmoción anímica sino por alguna circunstancia de la que, el caso, pueda predicarse capacidad generadora de esa excepcional emoción violenta. Sea una emoción superior a la que de por sí es propia de suponer en todo aquél que mata”. (Recurso de Casación Sala segunda, Causa 3095/01 – 844/01-7150/03).
Bonnet expresa que “…Esta violencia emocional obnubila u oscurece la conciencia originando un verdadero estado crepuscular psíquico. La atención se torna difusa las imágenes no se fijan por lo que la memoria evocativa es incompleta. No todo se olvida*; existen siempre “islotes mnésicos o amnésicos” respecto de detalles trascendentes o intrascendentes vinculados con el hecho clave” 10
• En fallo de Casación de Pcia. de Bs.As. en la causa N° 3794 caratulada “B. S. s/ Recurso de Casación” sentencia del 4 de setiembre de 2003, en parte dice”…la ley no exige que olvide los hechos perpetrados, sino que se encuentre en un estado de violenta emoción. Este estado perturbador – a su vez- presenta variaciones en sus expresiones externas que se encuentran relacionadas con el temperamento y educación de las diferentes personas….quien actúa en estado de emoción violenta, no es para nada un autómata que ignora lo que hace. El recuerdo de lo acaecido no es excluyente de la emoción violenta”.
Vicente Cabello da cuenta que “….Rabia no es sinónimo de emoción violenta. Por sí misma la ira es neutra de valor, por lo cual debe someterse a un juicio estimativo de laexcusabilidad de las circunstancias que provocaron su aparición – indignación, justo dolor- ; de no mediar este requisito, podría beneficiarse del privilegio de la figura de los hombres coléricos, iracundos, intemperantes, violentos o mal educados”.11
Entonces, la emoción violenta presupone la realización de actos concientes, pues la razón de la atenuante consiste en que el sujeto haya perdido el pleno dominio de su capacidad reflexiva y padecido una disminución de sus frenos inhibitorios, pero no que incurra en inconciencia que es un supuesto de involuntariedad que configura ausencia de conducta, en tanto que la emoción sólo produce una disminución del grado de culpabilidad.

 

Referencias:

10: Bonnet “Medicina Legal” – 2° edición – Ed. López- Bs. As. 1984- p. 1475.

Haz clic para acceder a fund_teo_delito.pdf

Más información: http://legales.com/Tratados/d/democion.html