Archivos de la categoría ‘Noticias’

Adam LanzaAdam Lanza, el asesino.
La ciudad estadounidense de Newtown, en el estado de Connecticut, no podrá olvidar la tragedia que sufrió el 14 de diciembre de 2012. Armado con dos pistolas y un rifle semiautomático, Adam Lanza, de 20 años, entró a una escuela local y abrió fuego, dejando a 26 personas muertas, incluidos 20 niños, antes de suicidarse. Posteriormente la Policía halló sin vida a la madre del atacante en su casa.

El atacante, tenía al morir cientos de balas sin usar en múltiples cargadores de 30 municiones cada uno, para el fusil semiautomático y las dos pistolas que portaba, aunque sólo empleó una de estas últimas para suicidarse.
El arma empleada era un Bushmaster AR-15, una versión semiautomática -un tiro por cada vez que se presiona el disparador- del fusil de asalto M-16 automático, utilizado por las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

De acuerdo con la versión oficial de las autoridades locales, el viernes a primera hora de la mañana, Lanza, de apenas 20 años, llegó a la habitación de su madre y le disparó en la cabeza en varias ocasiones.

Después el joven subió al automóvil de su progenitora con tres armas que esta había comprado legalmente como coleccionista: el fusil AR-15 y dos pistolas, también semiautomáticas, una Glock y una Sig Sauer.

Al entrar a la escuela Sandy Hook, Lanza empezó a disparar a quemarropa en el pasillo y dos aulas con su rifle, y en su ataque perecieron la directora del centro y la psicóloga, que trataron de impedirle el paso, otras cuatro profesoras y un total de 16 pequeños de seis años y cuatro de siete, todos ellos con al menos tres balazos cada uno.

El asesino se suicidó cuando se percató de la llegada de la policía al centro educacional.

La tragedia en Connecticut supera la sucedida en 1999 en la Columbine High School, de Denver, Colorado, cuando dos estudiantes asesinaron a 12 jóvenes y a un profesor antes de suicidarse.

En Estados Unidos hay en manos privadas cerca de 300 millones de armas de fuego, lo que muchos norteamericanos reconocen como un derecho amparado por la Constitución, y defendido a ultranza por grupos conservadores como la Asociación Nacional del Rifle, que se opone a cualquier tipo de regulación al respecto.

El gobernador no habló de los motivos del ataque y un policía dijo que no han encontrado cartas o diarios que pudieran darles alguna pista.

Mientras el presidente Barack Obama preparaba una visita a la ciudad para reunirse en privado con familias de las víctimas, un grupo de agentes federales decidió recorrer decenas de tiendas de armas y campos de tiro en Connecticut en busca de pistas que arrojen luz sobre la vida del autor de la matanza.

Hay varias interrogantes para la policía: ¿Por qué su madre, una divorciada adinerada, tenía un alijo de armas de grueso calibre en la casa? ¿Qué experiencia tenía Lanza con esas armas? Y, por encima de todo, ¿qué fue lo que lo llevó a matar a niños de 6 y 7 años? Todas las víctimas fueron muertas con tiros de un rifle, y algunas con disparos a corta distancia.

Al parecer todas fueron atacadas con más de un disparo, informó el jefe del servicio forense, el médico H. Wayne Carver. De los 20 infantes, ocho eran varones y 12 eran niñas.

A la pregunta de si los niños habían sufrido, Carver respondió: “Si acaso, no mucho tiempo”. Sobre cuántos tiros fueron hechos, contestó: “Yo tendría suerte si pudiera decir cuántos encontré”. Los padres identificaron a los niños mediante fotografías para evitarles alguna conmoción, explicó Carver. Los detalles terribles sobre los últimos momentos de los pequeños inocentes surgieron cuando las autoridades divulgaron sus nombres y edades.

Los más pequeños tenían entre 6 y 7 años, y la víctima de mayor edad tenía 56. Entre los muertos está la directora Dawn Hochsprung, que de acuerdo a las autoridades intentó someter al atacante.

La tragedia sumió en duelo a Newtown y colocó a la pintoresca localidad de 27.000 habitantes entre el mapa de las ciudades afectadas por las masacres que en los últimos años han revivido el debate nacional sobre el control de las armas sin lograr grandes cambios.

El sábado, Peter Lanza, padre del atacante, dijo en un comunicado que su familia está angustiada. “Nuestra familia está de luto con los afectados por esta enorme tragedia. No hay palabras para expresar el pesar en nuestros corazones”, afirmó.

“Al igual que muchos de ustedes, estamos entristecidos, pero luchando para dar sentido a lo ocurrido”.

Las autoridades informaron que Adam Lanza no tenía antecedentes penales. Se cree que padecía algún desorden de personalidad, dijo un oficial que no quiso ser identificado por no estar autorizado a hablar del tema. Otro policía, también anónimo, dijo que el joven fue diagnosticado con Asperger, una forma leve de autismo.

La gente que padece este desorden casi siempre es muy inteligente y aunque pueden frustrarse fácilmente, no hay evidencia de vínculos entre el Asperger y el comportamiento violento, de acuerdo con expertos.

El relato de un chico de nueve años que se salvó gracias a la reacción de su maestra de música:   http://www.lanacion.com.ar/1537960-estabamos-encerrados-y-el-gritaba-dejenme-entrar

Las caras e historias detrás de la matanza en una escuela en EE.UU:

masacre-en-connecticut-1637342w645

El autor de la masacre de Connecticut padecía el Síndrome de Asperger-:

Adam Lanza, el joven de 20 años que el viernes pasado mató a su madre y a 20 niños y seis adultos en una escuela primaria de Newtown, en Connecticut, tenía Asperger, según ha revelado este lunes un amigo de la familia.

“Era claramente un chico atormentado”, ha relatado a la cadena NBC Russell Hanoman, un amigo de la madre de Lanza, Nancy, que conocía en persona al joven. “Sabíamos que tenía Asperger, Nancy me lo mencionó en varias ocasiones. Era muy tranquilo, muy retraído, como suelen ser la mayoría de los chicos con Asperger“, ha afirmado.

Otros amigos de la madre coinciden que en Adam era un chico tímido y que su madre vivía dedicada a él. “Era una madre muy entregada a sus dos hijos. Siempre estaba disponible para Adam y sus necesidades. Para ella, claramente, él era lo primero”, recuerda Ellen Adriani, otra amiga de la madre.

Nancy “era muy consciente de cómo reaccionar ante él”. “Por ejemplo, una vez que estaba enfermo y no quería que ella entrara en la habitación, se quedó fuera de la habitación toda la noche en la alfombra y él cada cierto tiempo preguntaba ‘¿estás ahí?’ y ella le respondía ‘sí, estoy aquí'”.

Por otra parte, sus amigos aseguran que las armas eran un hobby para Nancy y no una obsesión. Las cuatro armas recuperadas en el lugar de la masacre, incluido un fusil de asalto Bushmaster AR-15, pertenecían a ella.

Disparar solo era una de sus aficiones y “comenzó a practicar tiro hace unos años”, ha explicado a la NBC John Tambascio, propietario de un restaurante que solía frecuentar Nancy. “Era una madre soltera criando a dos chicos que vivía sola en una casa cerca del bosque. No veo nada raro en ello”, ha defendido.

Según sus amigos, Nancy llevaba a sus hijos en algunas ocasiones a un campo de tiro, pero solo con fines de seguridad y para educarles en el uso adecuado de las armas. “Nos dijo que quería introducirles en el mundo de las armas para enseñarles, especialmente a Adam, un sentido de responsabilidad”, recuerda Hanoman, que asegura que a Adam “le gustaba cuidar (las armas) y le hacía sentir una especie de orgullo”.

Adam Lanza, el joven de 20 años que el viernes pasado mató a su madre y a 20 niños y seis adultos en una escuela primaria de Newtown, en Connecticut, tenía Asperger, según ha revelado este lunes un amigo de la familia.

“Era claramente un chico atormentado”, ha relatado a la cadena NBC Russell Hanoman, un amigo de la madre de Lanza, Nancy, que conocía en persona al joven. “Sabíamos que tenía Asperger, Nancy me lo mencionó en varias ocasiones. Era muy tranquilo, muy retraído, como suelen ser la mayoría de los chicos con Asperger“, ha afirmado.

Otros amigos de la madre coinciden que en Adam era un chico tímido y que su madre vivía dedicada a él. “Era una madre muy entregada a sus dos hijos. Siempre estaba disponible para Adam y sus necesidades. Para ella, claramente, él era lo primero”, recuerda Ellen Adriani, otra amiga de la madre.

Nancy “era muy consciente de cómo reaccionar ante él”. “Por ejemplo, una vez que estaba enfermo y no quería que ella entrara en la habitación, se quedó fuera de la habitación toda la noche en la alfombra y él cada cierto tiempo preguntaba ‘¿estás ahí?’ y ella le respondía ‘sí, estoy aquí'”.

Por otra parte, sus amigos aseguran que las armas eran un hobby para Nancy y no una obsesión. Las cuatro armas recuperadas en el lugar de la masacre, incluido un fusil de asalto Bushmaster AR-15, pertenecían a ella.

Disparar solo era una de sus aficiones y “comenzó a practicar tiro hace unos años”, ha explicado a la NBC John Tambascio, propietario de un restaurante que solía frecuentar Nancy. “Era una madre soltera criando a dos chicos que vivía sola en una casa cerca del bosque. No veo nada raro en ello”, ha defendido.

Según sus amigos, Nancy llevaba a sus hijos en algunas ocasiones a un campo de tiro, pero solo con fines de seguridad y para educarles en el uso adecuado de las armas. “Nos dijo que quería introducirles en el mundo de las armas para enseñarles, especialmente a Adam, un sentido de responsabilidad”, recuerda Hanoman, que asegura que a Adam “le gustaba cuidar (las armas) y le hacía sentir una especie de orgullo”.

PADRES DIVORCIADOS

Por otra parte, según informa este lunes el ‘Washington Post’, los padres de Adam Lanza se divorciaron en 2009 tras 28 años de matrimonio porque su relación “se había roto irremediablemente”, según los registros judiciales.

Cuando se produjo el divorcio, en septiembre de 2009, Nancy no tenía ingresos así que su exmarido, Peter Lanza, que ganaba 445.000 dólares como ejecutivo en General Electric, accedió a pasarle 240.000 dólares al año, que ante el aumento del coste de vida, en 2012 iban a ser 289.800 dólares.

———————————————————————————–
Madre de asesino de niños se alistaba para el fin del mundo:

Washington.- La madre del asesino de 20 niños en un colegio de nivel primaria  Nancy Lanza, “se preparaba para el fin del mundo”, según su excuñada Marsha Lanza.

“Se trata de una “prepper”. Siempre hablaba de eso”, dijo la señora a un medio internacional, rescata el diario ABC, término que describe a una persona que se alista para sobrevivir el apocalipsis o una hecatombe.

Por su parte, Russ Hanoman describió a su amiga como una mujer “responsable y preocupada a las cuestiones de seguridad”, luego de ser consultada por la gran cantidad de armas que poseía.

Nancy Lanza fue la primera persona que su hijo Adam Lanza batió el pasado 14 de diciembre.

——————————————————————————-

¿Por qué suceden tantas masacres en EE.UU?

Desquiciados hay en todas el mundo. Pero ¿por qué suceden estas masacres con tanta frecuencia en los Estados Unidos? La respuesta puede tener aristas sociales, legales y hasta psicológicas, pero indudablemente hay un elemento esencial: en ese país cualquier persona tiene un arsenal en el ropero.

La masacre de hoy, una de las más sangrientas de la historia de EE.UU. país, reaviva el debate sobre el control de armas. En un país de alrededor de 300 millones de habitantes, existen 270 millones de armas pequeñas, según la Small Arms Survey. Es decir, casi una por persona. Además, para cometer una matanza como la de la escuela, donde se asesina a mucha gente en muy poco tiempo, se necesitan fusiles automáticos o semiautomáticos para disparar ráfagas sin recargar el arma. Estos modelos son muy fáciles de comprar. Se venden hasta en los supermercados.

Algunos estados tienen más controles, pero en la mayoría, sobre todo en los del medio oeste, se requiere solo un informe de ausencia de antecedentes penales, un trámite que puede hacer incluso el vendedor, en el momento, por teléfono.

Los estadounidenses compran armas para cazar o por seguridad personal, pero tenerlas en casa es parte del ser nacional, en un país de cowboys. Por eso el derecho a portarlas está plasmado en la Segunda Enmienda de la Constitución. Y pocos políticos se atreven a ponerle límites.

Algunos más arriesgados, como Barack Obama, esbozan una tibia oposición a que se compren tan libremente, pero nunca ha sido demasiado fervoroso al respecto. Los republicanos sencillamente ponen el grito en el cielo. Y el poderoso lobby de armas traba cualquier tipo de control.

————————————————

Fuentes:

http://www.generaccion.com/noticia/176800/masacre-connecticut-madre-asesino-ninos-se-alistaba-fin-mundo

http://actualidad.rt.com/themes/view/81341-masacre-connecticut

http://www.clarin.com/mundo/suceden-masacres-EEUU_0_828517338.html

http://www.laprensagrafica.com/Autor-de-masacre-en-Connecticut-tenia-problemas-de-personalidad

 

 

 

psicología forense

Elberhdadi Mohamed se dedica a la investigación en general. Tiene su sede central en Barcelona, donde estudió Criminología, y tras 35 años investigando casos en distintos países del mundo ha venido a Ceuta a probar el mercado ceutí y marroquí. Es licenciado en Criminología y licenciado superior en Investigación Científica y Judicial, además de diplomado en Psiquiatría Jurídica y Forense y Psicología Clínica, Jurídica y Forense, disciplinas que conjuga para desarrollar su labor. La Criminología, ciencia empírica y multidisciplinar, es la base de su trabajo, y le permite conocer incluso la edad que tiene y cómo va vestido una persona sólo a través de una conversación telefónica. La Psicología y Psiquiatría le sirve para “estudiar el delincuente y entrar en su mente para saber si está enfermo o le ocurre algo”. Asegura que “estudiar bien la mente del delincuente es muy importante para saber la realidad”. Hablar nueve idiomas también le ayuda en su trabajo.
Para sus investigaciones cuenta con libertad debido a que posee la licencia de los ministerios de Interior y Justicia y, al igual que los demás detectives privados, está a la espera de que el Parlamento dé luz verde a que puedan investigar todo tipo de casos, incluso el crimen organizado. Mohamed asegura que la labor del detective está cobrando cada día más importancia y que, en ocasiones, la gente acude a éste antes que a la Policía. No obstante, por ley, primero se debe acudir a la Policía “y cuando ésta no puede, pues acuden al detective”.
Concretamente se dedica a investigar casos de fraude a la Seguridad Social, de personas que están de baja y trabajan, seguimiento y vigilancia a menores sospechosos de consumir drogas, controlar el cumplimiento de las responsabilidades de padres separados, búsqueda de personas desaparecidas, peritaje para empresas de seguros, investigación de incendios, sabotaje industrial…
En los tres meses que lleva trabajando en Ceuta, los casos más comunes que ha investigado son de bajas fingidas, asuntos matrimoniales o de infidelidad, y seguimiento a menores sospechosos de consumir drogas. Para unos casos necesita pruebas para que la Justicia pueda actuar –trabaja en colaboración con el abogado- y para otros a la persona que le contrata sólo le importa conocer la verdad y no necesita documentos para ello.
En cuanto a los temas de infidelidad, su trabajo es conocer si alguno de los dos miembros del matrimonio ha sido infiel. “La infidelidad no se practica en Ceuta, sino en Algeciras o en Marruecos. Hemos visto casos de gente que tienen sus queridas”, explica. Aunque la infidelidad no es un delito, asegura que sus investigaciones pueden servir a su cliente para el momento de la separación de bienes. “Por ejemplo, una mujer está con otro hombre y está cobrando del marido. Pues si está con otro no debe cobrar del marido. En muchos casos de separación la infidelidad está presente y la investigación del detective tiene vital importancia”, añade.
Después de esta explicación, a la pregunta sobre dónde está el límite para no violar los derechos y la intimidad de una persona, Mohamed responde claramente: “El límite está cuando empiezan sus derechos. Nosotros no actuamos cuando se pueden violar sus derechos”. De esta manera, siempre trabaja con una premisa: “Tener la máxima información sin violar los derechos de las personas”.
Durante su carrera profesional asegura que nunca ha sido descubierto durante una investigación y que, aunque en ocasiones lo han intentado, nunca han conseguido agredirle. “Somos más listos que ellos”, asegura.
Mohamed destaca la importancia de conocer la verdad para trabajar en el caso, ya que una información falsa facilitada por un cliente que sólo piensa en su defensa se puede convertir en su verdadera enemiga. “Al detective hay que decirle toda la verdad, es igual que el médico, no se le puede engañar”, comenta. De lo contrario, advierte de que el detective, al final, siempre conoce la verdad.
Este detective ha formado parte de importantes investigaciones y aunque en otras no ha participado, su condición de criminólogo le hace tener una lectura de casos muy conocidos, como por ejemplo el de Marta del Castillo. Sobre el mismo, dice que según sus conocimientos, su cuerpo debe estar a no más de “200 metros cuadrados del lugar en que se produjeron los hechos”.
Algunos casos le han hecho pensar que la ley en España en ocasiones es “muy blanda” al proteger los derechos de los delincuentes.
Mohamed tiene sede en Ceuta y los interesados en contactar con él lo podrán hacer a través de los números de teléfono 682927602 y 688295675.

Del caso de la mujer de Barcelona al de los niños de Córdoba

En su vida profesional ha llevado casos fáciles y otros muy complicados. Otros, incluso, han marcado su carrera debido a su relevancia. Uno de ellos tuvo lugar en un pueblo de Barcelona, donde estaba investigando un posible caso de baja fingida. Mohamed estuvo casi un mes siguiendo a un hombre y un día éste entró en una vivienda. Tras un tiempo en el interior de la misma, desde el exterior pudo ver a través de una ventana que la persona a la que seguía sujetaba un cadáver con sus manos. En ese momento llamó a las autoridades, quienes descubrieron al entrar que la persona que estaba muerta era su madre. Entonces todas las hipótesis le señalaban como el posible asesino, por lo que ingresó en prisión. Tras la investigación de Mohamed se pudo descubrir que no era así, y quedó en libertad. En el trabajo, conoció que la fallecida tenía dos hijos: el primer sospechoso y otro que vivía en Mallorca, a donde la llevaba cada año y, según comentó a sus vecinos antes de morir, la ingresaba en un hospital psiquiátrico. A sus vecinos también les dijo que antes de volver a Mallorca se tomaría algo para suicidarse. Finalmente fue así, se suicidó, pero no ingiriendo algo sino desangrada tras acuchillarse varias veces y propinarse golpes en la cabeza. En este caso primero fue contratado por la Seguridad Social para investigar la baja y después por la familia para esclarecer la muerte de la mujer.
En la actualidad también investiga relaciones comerciales entre argelinos y alicantinos, por si pudiera haber algún caso de estafa por parte de los que vienen a comprar desde los países árabes. También acaba de entrar a investigar el caso de los niños de Córdoba desaparecidos.

Fuente:    http://www.elfarodigital.es/ceuta/sociedad/88149-al-detective-como-al-medico-no-se-le-puede-enganar-.html

Buenos Aires- La contención a los allegados de las víctimas por el siniestro que se prujo en Once, se lleva a cabo de manera impecable en las instalaciones de la calle Junín 765. Médicos reciben a los parientes de los damnificados y les solicitan señas particulares del accidentado.

Equipos de salud mental del Ministerio de Salud de la Nación contienen a los familiares que se acercan a la morgue judicial situada en la calle Junín 765 para verificar los cuerpos que llegan a esa sede.

Tres camiones de la cartera sanitaria nacional, en donde atienden médicos y psicólogos de la Dirección Nacional de Emergencias Sanitarias, reciben a los familiares y, entre otras preguntas, les hacen llenar un formulario con las señas particulares de su pariente.

Una vez que la Morgue identifica al cuerpo se coteja con los datos recabados por los equipos de salud y luego se comunican con los familiares, informaron los voceros de salud apostados en los camiones.

El psicólogo Carlos Sica y su equipo trabajaron en el lugar del accidente en Once y en los hospitales para evitar secuelas pos traumáticas; detalló la manera en que se puede ayudar a las víctimas

“Cuando ocurre algo así, semejante tragedia, lo primero es contener con un abrazo o tomarlo de la mano, estar cerca del herido, que se siente desprotegido como si fuera un niño”, manifiesta el psicólogo Carlos Sica, presidente del Equipo de Psicólogos Sociales, un grupo dedicado a contener a los heridos y familiares después de un shock. “Ofrecemos una contención maternal”.

Sica conversó por teléfono con la prensa desde la estación de ferrocarril de la línea Sarmiento, en Once, donde hoy se produjo el choque del tren que dejó un saldo de 49 muertos y al menos 600 heridos.El profesional, que también participó activamente en tragedias como la de Cromañón, cuenta que ellos llegan no bien se enteran de las tragedias y procuran acompañar, contener emocionalmente a los sobrevivientes y a sus familiares. Ahora están divididos en grupos: algunos trabajan en Once y otros en los hospitales.

“En un primer momento, nos acercamos a los heridos leves y los contenemos con el simple contacto físico, tipo maternal”, comentó. “En un segundo momento, cuando ellos pueden empezar a hablar, nos disponemos a la escucha”.

La contención, por etapas

El trabajo de este equipo de especialistas se divide en cuatro etapas, en este proceso de contención que ellos llaman “primeros auxilios psicológicos y contención emocional”. Las cuatro etapas son:

Encuentro: entre asistente y asistido
Catarsis: Desahogo de las emociones retenidas
Verbalización: Poner en palabras todo lo que están sintiendo. Emociones y miedos

Proyecto: Un mínimo proyecto inmediato de futuro. Comenzar a hacer el duelo.

El primero contacto con los familiares

La llegada de los familiares es otro aporte esencial para reducir el caos. “Son los que están más angustiados porque buscan a sus seres queridos. Los acompañamos, los escuchamos, procuramos que puedan descargar la bronca, hacer catarsis, que lloren si lo necesitan”, señaló Sica.

El psicólogo explicó que la intervención en el momento inmediato posterior a un accidente es esencial. “Trabajar con estas personas es muy importante para que puedan poner en palabras lo ocurrido. Así, se evitan las secuelas pos traumáticas que suelen quedar”, manifiestó. “Hay que pasar de la imagen al plano simbólico para así reconstruir las tragedias”

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1450721-como-contener-emocionalmente-a-un-sobreviviente

http://www.cronica.com.ar/diario/2012/02/22/21633-psicologos-reciben-a-familiares-de-la-tragedia-en-morgue-judicial.html

 Nieves Abarca, historiadora de Arte, y Vicente Garrido, criminólogo y doctor en Psicología.  Levante-EMV

Criminólogo y coautor de la novela “Crímenes exquisitos”. El criminólogo y perfilador valenciano Vicente Garrido acaba de publicar un relato trepidante en el que plantea uno de los escenarios más terribles: un psicópata con alma de artista que trata de vengar sus demonios modelando sus obras a partir de las mujeres que viola, tortura y asesina.
TERESA DOMÍNGUEZ VALENCIA
El criminólogo, psicólogo forense y experto en perfiles criminales Vicente Garrido ha decidido adentrarse en el mundo de la ficción literaria después de publicar numerosos ensayos sobre asesinos en serie y delincuencia juvenil. Lo ha hecho compartiendo firma con la historiadora de Arte gallega Nieves Abarca creando un novela negra que desgrana los crímenes cometidos en A Coruña y Londres por un psicópata enamorado del Arte.
¿Un crimen puede ser exquisito? ¿No es una paradoja formada por dos términos irreconciliables?
En efecto, precisamente el título busca ese resultado de sorpresa en la comprensión del lector. Todo crimen es deleznable. Sin embargo, esa expresión refleja la psicología del asesino, una de sus motivaciones profundas, y en ese sentido es importante.
¿Cuánto de experiencia profesional han depositado usted y Nieves Abarca detrás del relato de los crímenes de este psicópata para perfeccionar sus “obras de arte”?
En el libro hay recogidos muchos de mis conocimientos como criminólogo, almacenados a lo largo de muchos años, en los que he tenido oportunidad de entrevistar y estudiar en profundidad a muchos asesinos y psicópatas, incluyendo asesinos múltiples. También he procurado reproducir todo el proceso laborioso de la investigación criminal, que es mucho más arduo y frustrante de lo que solemos ver en películas y series de televisión. Por otra parte, Nieves Abarca también colaboró con su gran cultura artística y su conocimiento de la policía, ya que es también una especialista en perfiles psicológicos. Pero déjeme decirle que la verosimilitud no es un fin en sí mismo, sino que está al servicio de un argumento y de la evolución de la trama, uno de los aspectos que más hemos cuidado en el libro.
¿Por qué en España, y en Europa en general, producimos menos asesinos seriales? ¿Están preparadas nuestra policí?a y nuestra Justicia para afrontar un caso similar al que ustedes plantean en su novela?
Europa tiene menos asesinos en serie que EE UU porque allá hay unas condiciones culturales y sociales que propician la ambición, el hedonismo y la búsqueda del poder, todo lo cual es un caldo de cultivo para el crimen, particularmente si lo anterior se une al intenso individualismo de la sociedad americana. En Europa, los vínculos personales y familiares son más importantes, y eso frena la figura del “cazador” solitario de vidas humanas. Por lo que respecta a la otra pregunta, la policía española ya ha tratado con éxito con asesinos en serie en el pasado (Tony King, Remedios Sánchez, Joaquín Ferrándiz…), y de igual manera podría actuar con éxito en el caso que plantea la novela.
¿Por qué A Coruña y Londres, y no Valencia, como escenario de los asesinatos de El Artista?
Nieves Abarca vive en A Coruña, mientras que Sanjuán vive en Valencia. Eso nos llevó a pensar que Sanjuán tendría que ir a un territorio desconocido para enfrentarse a esa amenaza desconocida y formidable. Londres servía como contrapunto para hacer que el “thriller”respirase con otro escenario diferente.
¿Por qué un Artista? ¿De dónde brota la inspiración sobre este personaje?
La idea de que el Arte esconda el horror es una idea que a Nieves y a mí nos subyugó desde el principio, porque demuestra que el Mal puede esconderse en cualquier reducto de la actividad humana.
¿La novela sigue la estela del éxito que los relatos policiacos y la investigación sobre mentes criminales han demostrado tener en las librerí?as y en la televisión, o es un proyecto antiguo que ha visto la luz ahora?
Hace tiempo que Nieves y yo queríamos escribir una novela, pero sólo hace un par de años que encontramos el tiempo para hacerlo. Por otra parte, queríamos de algún modo escribir un “thriller” español que no dependiera de nombres imposibles de pronunciar (escandinavos) o de referentes culturales en ocasiones muy ajenos a los nuestros. Además, queríamos representar la mente del asesino como nunca antes se había hecho, dejando que el mal se expresara en toda su nitidez, no con elipsis o clichés que son siempre reductores cuando no ya aburridos.
¿Qué ha sido lo más complejo y lo más dificultoso en la gestación conjunta de esta obra?
En realidad la discusión previa de cada componente esencial de la novela; una vez tuvimos claro todo el guión o la historia y la identidad de los personajes, el proceso fue relativamente rápido y ¡divertido!
¿El asesinato puede surgir como un ejercicio de poder intelectual frente al trabajo policial o realmente sólo un móvil producto de la mente del asesino empuja a éste a cometer el acto último para derribar los muros de la ética humana?
La fuerza del crimen proviene del odio y el resentimiento; el intelecto interviene a la hora de expresar esa perversión, y para ello genera una dinámica en la que tanto su intelecto como sus emociones le produzcan el placer de, por una parte, poseer por completo a las víctimas y, por otra, desafiar a la policía.
¿Les gustarí?a que el Artista terminase siendo el protagonista de un gran cartel cinematográfico?
¡Ojalá…! Pero nos gustaría más que lo fuera la protagonista positiva de la novela, la inspectora Valentina Negro, quien se enfrenta al Artista desde el miedo y el coraje.
Al primer relato de ficción de Garrido y Abarca no le falta uno solo de los ingredientes que debe contener una buena novela negra: una inspectora de policía intuitiva, pero metódica, un criminólogo famoso y certero, redes de prostitución con chicas demasiado jóvenes, corrupción política, un mafioso ávido de obras de arte, periodistas sin escrúpulos en busca de una primicia, una secta sadomasoquista que se reúne en una mansión en plena campiña inglesa y, como hilo conector de esos personajes, un psicópata devorado por el ansia de venganza que siembra un rosario de cadáveres entre A Coruña y Londres para recrear obras de arte a partir de los cadáveres de mujeres a quienes viola y tortura sin piedad hasta que la muerte las libera.
El primer crimen. La trama parte del secuestro de una joven coruñesa de familia adinerada, que pronto se complica cuando su cadáver aparece flotando en un estanque, vestido con un exquisito vestido de novia y mimosamente rodeado de flores. Es la recreación perfecta y perversa de la Ofelia muerta que retrató a mediados del siglo XIX el pintor inglés J.E. Millais. Lo que la inspectora Valentina Negro, perseguida por sus propios fantasmas personales y familiares, intuye pronto como un crimen fuera de los cánones habituales no es más que el aperitivo del horror que está por venir, y que Garrido y Abarca van tejiendo con una narrativa ágil y cambios constantes de escenario y personajes, intercalando las diversas tramas para finalmente hacerlas confluir en una sola. Consiguen así llevar al lector en volandas a lo largo de una novela de 800 páginas que, de otro modo, habría corrido el riesgo de agotar incluso al más entregado.
El tándem, un clásico. Mientras se van sucediendo los crímenes y los personajes se van retorciendo sobre sí mismos, en algunos casos, y redimiéndose, en otros, crece entre la inspectora y el criminólogo la inevitable tensión sexual que alimenta toda trama dramatizada. Es un tándem clásico en todas y cada una de las series de televisión y “thrillers” de éxito que también funciona, cómo no, en los “Crímenes exquisitos” de Vicente Garrido y Nieves Abarca. Eso sí, quizás pequen ambos de excesivos en los clichés que representan algunos personajes y existan algunas distorsiones en la dinámica de la investigación policial, pero, como recuerda el propio Garrido, “la verosimilitud no es un fin en sí mismo, sino que está al servicio del argumento y la evolución de la trama”. 

Fuente   http://www.levante-emv.com/sucesos/2012/02/04/mal-esconderse-reducto-actividad-humana/878500.html

Los investigadores descubrieron que la actividad cerebral se vuelve descoordinada e inexacta durante los estados de alteración mental.

WASHINGTON.- El consumo de cannabis está asociado a alteraciones en la concentración y la memoria que pueden desembocar en problemas neurofisiológicos o de conducta, indicó hoy un estudio publicado por la revista Journal of Neuroscience.

Los investigadores han descubierto que la actividad cerebral se vuelve descoordinada e inexacta durante los estados de alteración mental con resultados similares a los vistos en la esquizofrenia.

El estudio, llevado a cabo por científicos de la Universidad de Farmacología de Bristol (Inglaterra), analizó los efectos negativos del cannabis en la memoria y el pensamiento, que podrían provocar redes cerebrales “desorquestadas”.

El doctor Matt Jones, uno de los autores de la investigación, equiparó el funcionamiento de las ondas cerebrales al de una gran orquesta en la que cada una de las secciones va estableciendo un determinado ritmo y afinación que permiten el procesamiento de información y guían nuestro comportamiento.

Para comprobarlo, Jones y su equipo inocularon a un grupo de ratas un fármaco que se asemeja al principio psicoactivo de la marihuana, el cannabis, y midieron su actividad eléctrica neuronal.

Aunque los efectos en las regiones individuales del cerebro fueron muy sutiles, el cannabis interrumpía completamente las ondas cerebrales a través del hipocampo y la corteza prefrontal, como si las secciones de una orquesta tocaran desafinadas y fuera de ritmo.

Jones indicó que estas estructuras cerebrales son fundamentales para la memoria y la toma de decisiones y están estrechamente vinculadas en la patología de la esquizofrenia.

Las ratas se mostraban desorientadas a la hora de recorrer un laberinto en el laboratorio y eran incapaces de tomar decisiones adecuadas.

“El abuso de la marihuana es común entre los enfermos de esquizofrenia y estudios recientes han mostrado que el ingrediente psicoactivo de la marihuana puede inducir síntomas de esquizofrenia en individuos sanos”, explicó Jones.

“Los resultados de la investigación”, agregó el científico, “son importantes para nuestro entendimiento de las enfermedades psiquiátricas, que pueden aparecer como una consecuencia de cerebros desorquestados y pueden ser tratados a través de terapias de afinación”.

La interpretación de los resultados abre varias vías de discusión. Por ejemplo, si bien es cierto que hay una relación entre cannabis y edad de inicio más temprana de la psicosis, no podemos afirmar que tal relación sea de tipo causal. En otras palabras, no sabemos si el consumo de cannabis fue la causa de la aparición temprana de la psicosis en los pacientes estudiados, o bien, si éstos presentaron antes el trastorno psicótico por otras razones que, a la vez, serían las que les motivaron a consumir cannabis (por ejemplo, como forma de auto-medicación o afrontamiento ante las dificultades).
También, se podría explicar que los resultados muestren edades de inicio más tempranas, en el caso del cannabis y otras drogas pero no del alcohol, por motivos culturales. El alcohol es una droga socialmente aceptada y legalmente despenalizada, por tanto, su consumo no genera alarma en el entorno de la persona que lo consume. De esta forma, a pesar de que la persona mostrara algunos signos, éstos podrían pasar más desapercibidos, puesto que la atención sobre la persona es menor. Sin embargo, en el caso del cannabis y otras drogas, el contexto en el que se encuentra inmersa la persona, tiende a reaccionar vigilándola. De esta forma, es más fácil que familiares, pareja y/o amigos actúen sin demoras ante posibles señales de alarma. Obviamente, esto puede repercutir en una identificación y un diagnóstico más inmediato por parte de los profesionales sanitarios, que se reflejaría en esta edad de inicio más temprana que muestran los resultados.
Los resultados tampoco aportan la suficiente información como para afirmar, a favor o en contra, que las personas que consumieron cannabis u otras sustancias y presentaron una edad de inicio más temprana, hubieran desarrollado el trastorno psicótico a la misma edad, antes o más tarde, si no hubiesen consumido tales drogas.

“El abuso de la marihuana es común entre los enfermos de esquizofrenia y estudios recientes han mostrado que el ingrediente psicoactivo de ésta puede inducir síntomas de esquizofrenia en individuos sanos”, explicaron los expertos.

—————————————-

La visión que los neurocientíficos tienen de la esquizofrenia ha cambiado en los tres últimos años con el descubrimiento de que las interneuronas –un tipo particular de neuronas– tienen un papel clave en el origen de la enfermedad. Óscar Marín y Beatriz Rico han hecho un avance clave en esta línea de investigación al demostrar que la proteína NRG1 y su receptor ErbB4 son necesarios para la correcta formación de las conexiones de las interneuronas. Su investigación, presentada el pasado abril en la revista Nature, abre una nueva vía para el desarrollo de futuros fármacos contra esta enfermedad que afecta a unas 200.000 personas en España.

¿Qué son las interneuronas?

O.M.: Son neuronas que modulan la transmisión de información de otras neuronas. Dan al cerebro más capacidad para computar. Y, por otro lado, sincronizan la actividad de otras neuronas, de modo que la información se transmite de manera más eficaz.

¿Qué relación tienen con la esquizofrenia?

B.R.: En los últimos años se ha descubierto que muchos pacientes con esquizofrenia tienen alteraciones en las interneuronas de la corteza cerebral. En el pasado se había prestado mucha atención a otro tipo de neuronas que están relacionadas con los síntomas más manifiestos de la esquizofrenia, como los brotes psicóticos. Pero ahora sabemos que hay síntomas cognitivos, como dificultades de concentración y alteraciones de la memoria de trabajo (memoria a corto plazo), relacionados con las interneuronas.

¿Es más importante investigar los síntomas cognitivos que los de la psicosis?

O.M.: Cuando aparece la psicosis, la enfermedad está avanzada. Y con cada nuevo brote psicótico, los pacientes sufren un mayor deterioro cognitivo. Por lo tanto, habría que iniciar los tratamientos lo antes posible. Si pudiéramos detectar a los pacientes antes de que aparezcan los brotes psicóticos y ofrecerles un tratamiento adecuado, podríamos frenar la evolución de la enfermedad.

¿A qué edad se podrían detectar?

B.R.: Es posible que los síntomas cognitivos puedan diagnosticarse muy temprano, en muchos casos a partir de los 11 o 12 años. El problema es que la esquizofrenia sólo se diagnostica a partir del primer episodio psicótico, y por lo tanto los síntomas cognitivos no se vinculan a la enfermedad hasta que esto ocurre. En cualquier caso, la adolescencia es una etapa crucial en el desarrollo de la esquizofrenia.

O.M.: Aún no tenemos una manera fiable de diagnosticar la esquizofrenia a partir de los síntomas cognitivos. Tendremos que mejorar en diagnóstico precoz para poder contener la enfermedad antes de que cause estragos.

¿Qué aporta su investigación cara a mejorar el diagnóstico precoz o los tratamientos?

O.M.: En el diagnóstico precoz, poco. Pero respecto al tratamiento, muestra que un fármaco que actuara sobre el sistema de la proteína NRG1 y el receptor ErbB4 podría ser eficaz para frenar la progresión de la esquizofrenia.

¿Cuántos años pueden hacer falta para desarrollar un fármaco así?

O.M.: Hará falta, por un lado, desarrollar la molécula y, por otro, conseguir que llegue al cerebro y que actúe allí donde es necesario. No va a ser fácil, pero esta es la dirección en la que tenemos que ir. Y nos consta que hay compañías farmacéuticas que trabajan en esta línea.

Los expertos en drogas dicen que el consumo de marihuana eleva el riesgo de sufrir brotes psicóticos y esquizofrenia. Pero, por lo que ustedes dicen, la enfermedad ya ha aparecido a edades más tempranas.

B.R.: La marihuana no es la causa de la esquizofrenia pero puede contribuir a su aparición. Por eso, entre dos personas con una misma predisposición a sufrir brotes psicóticos, la evolución de la enfermedad puede depender de si se fuma o no marihuana.

¿Cómo saber si se es propenso a sufrir brotes psicóticos?

B.R.: No tenemos por ahora ningún test para predecirlo. Pero si en una familia hay antecedentes de esquizofrenia, yo aconsejaría evitar a toda costa el consumo de marihuana.

—————————————-

Fuentes:

– http://enpsicologia.com/consumo-de-sustancias-y-edad-de-aparicion-de-la-psicosis/

– http://www.lavanguardia.com/ciencia/20110220/54117801375/hay-que-evitar-la-marihuana-en-familias-con-casos-de-esquizofrenia.html

-http://www.salud180.com/jovenes/adicciones/drogas/marihuana-genera-problemas-similares-a-la-esquizofrenia

Víctor Sodero Nievas dijo que sólo “una pericia psiquiátrica y psicológica” determinará en qué condiciones Susana Freydoz disparó contra el ex gobernador

El presidente de la Suprema Corte de Justicia de Río Negro aseguró que sólo “una pericia psiquiátrica y psicológica” determinará si Susana Freydoz disparó contra su marido, el ex gobernador Carlos Soria, bajo un estado de emoción violenta.

En declaraciones a Radio Provincia, Víctor Sodero Nievas explicó que habrá que establecer si hubo “un estado de perturbación transitoria de la conciencia; emoción violenta retardada o emoción violenta concomitante con el hecho”.

También aseguró que será vital la declaración de la esposa del ex mandatario y “principal imputada”, que será luego “corroborada con la evidencia científica”.

El magistrado consideró “prematuro” caratular el caso y afirmó: “preferimos que el encuadramiento legal, agravantes y atenuantes si los hubiera (…) sean determinados por los peritos”.

Seguido, confirmó que ya se descartaron otras hipótesis como “el suicidio; la intervención de terceros; la participación de cualquier otra persona en la escena del crimen y también la accidentología doméstica” por lo que sólo se trabaja sobre “la discusión previa a los hechos y el desenlace”.

La emoción violenta es un atenuante de la pena que requiere la intervención pericial del psicólogo.

Carlos Ernesto Soria, murió esta madrugada tras sufrir un disparo en la cabeza, luego de un confuso episodio ocurrido después de los festejos por la llegada del nuevo año en su chacra ubicada en las afueras de General Roca.

Para más información sobre “emoción violenta” visita esta entrada:

https://psicologiajuridicaforense.wordpress.com/2011/02/20/la-emocion-violenta/ 

Fuentes: 

http://www.amprovincia.com.ar/noticias/tratan-de-establecer-si-la-mujer-de-soria-actuo-bajo-emocion-violenta/

http://www.lanacion.com.ar/1437055-murio-el-gobernador-rionegrino-carlos-soria

Sólo un porcentaje menor de los delitos más violentos llega a explicarse por la existencia de una enfermedad mental, señalan expertos en psiquiatría y psicología forense

En Mendoza un chico de 13 años aparece como único sospechoso de asesinar a puñaladas a toda una familia vecina sin ningún motivo claro; en La Pampa, un hombre mata a su esposa días después de haber salido de prisión gracias a que ella lo ha perdonado por violarla; en La Plata, el salvaje homicidio de cuatro mujeres encuentra por principal acusado al novio de una ellas… Frente a una seguidilla de muertes tan violentas como inexplicables resulta difícil no sentir que acaso la locura criminal está cobrando un inusitado protagonismo en nuestra sociedad. ¿En qué medida, sin embargo, esa sensación se condice con los hechos?

A criterio de quienes por su trabajo más se formulan esa pregunta, la respuesta sería “muy poco”. “Sólo un porcentaje menor de los crímenes que nos conmueven como sociedad llega a explicarse por la existencia de una enfermedad mental”, coincide en afirmar más de una docena de expertos en psiquiatría y psicología forense que la semana pasada se reunieron en la Facultad de Medicina de La Plata a intercambiar experiencias.

“Cuando alguien comete un crimen muy violento o el abuso sexual de un menor, la gente tiende a pensar que ese sujeto sufre algún problema en la cabeza; porque de otra forma no puede entender que haya hecho semejante cosa. Pero pensamos así porque no queremos reconocer que esos sujetos tal vez no sean tan distintos a nosotros; porque si fueran como nosotros, también nosotros podríamos llegar a estar en su lugar”, dice Omar Gutiérrez Muñóz, psicólogo forense del Instituto de Medicina Legal de Santiago de Chile.

Pero lo cierto es que “en sociedades como las nuestras, donde la violencia tiende a generalizarse, basta muchas veces un cambio de contexto para que se desaten pulsiones contenidas por la cultura, y personas comunes cometan un acto criminal. Es así que las estadísticas muestran que no son precisamente enfermos mentales quienes aparecen detrás de la mayoría de los crímenes más violentos”, menciona Gutiérrez Muñóz, y el director del posgrado en Psiquiatría Forense de la UNLP lo confirma con datos locales.

“El lugar que ocupan los trastornos mentales como factor causal de los delitos más violentos que se cometen en nuestro medio puede llegar al 15%”, detalla el doctor Jorge Folino, quien ha dedicado gran parte de su vida a enseñar a otros a descubrir quiénes encuadran o no en ese porcentaje, una tarea que -lejos de la fantasía hollywoodense- no deja margen alguno a la intuición.

REINCIDENTES EN VIOLENCIA

Pero si bien la mayoría de los crímenes más violentos no responden a una patología mental, en muchos de ellos aparecen personas con trastornos psiquiátricos que por no poder ser considerados una enfermedad los tornan perfectamente imputables de sus actos. Tal sería el caso de los psicópatas, quienes tienen las tasas más altas reincidencia violenta.

“No necesariamente donde hay una patología mental hay un riesgo de reincidencia alto. Donde sí está demostrado que la reincidencia es alta es entre los psicópatas, pero los psicópatas no pueden ser considerados de por sí enfermos mentales inimputables: saben perfectamente lo que hacen y reconocen la diferencia entre el bien y el mal; sólo que no sienten empatía y sus sentimientos de culpa son casi nulos. Por eso, si bien representan cerca del 13% de la población carcelaria, resultan responsables de un 70% de los casos de reincidencia violenta”, señala la psicóloga forense Elizabeth León Mayer.

¿Pero si no es un enfermo mental, qué es entonces un psicópata? “Un psicópata es un sujeto con un estilo de vida completamente distinta al del común de la gente en el sentido de que, a pesar de que pueden ser muy seductores, y en general lo son, tienen grandes dificultades para relacionarse con el otro”, agrega la psicóloga.

“Acaso la mejor forma de entender qué es un psicópata sea imaginarse un predador -interviene Gutiérrez Muñóz-. Son personas que tienen absolutamente planificado cómo y con quién van a relacionarse para satisfacer sus deseos, y en esa búsqueda no tienen problemas en perjudicar a los otros porque no los ven como pares”.

Es así que “la psicopatía es una de las características personales que más influyen en las acciones delictivas”, afirma el doctor Folino, quien asegura que diversos estudios han comprobado la prevalencia de psicópatas en cárceles de la provincia de Buenos Aires.

REFLEJO DEL CONTEXTO

Aún cuando su misma profesión los lleva a enfocarse en lo individual, muchos de los psiquiatras y psicólogos forenses reunidos la semana pasada en La Plata sostienen que la violencia no deja de ser casi siempre el reflejo de un contexto social. Pero además que en los últimos años nuestras sociedades viene generando contextos donde la violencia es cada vez más aceptada como respuesta.

“Es muy fácil llegar y decir que esos crímenes terribles son producto de la locura de un individuo, en especial cuando vemos que las conductas agresivas se normalizan día tras día. Porque está claro que los últimos tiempos la violencia tiene mucho mayor presencia, es mucho más aceptada entre nosotros”, afirma el psicólogo forense Omar Gutiérrez Muñóz.

“Una de las cosas que más se observa últimamente en los crímenes es la inmediatez de la respuesta violenta en ellos”, coincide su colega Anamaría Muñóz Durán, psicóloga forense del Instituto de Medicina Legal de Concepción, quien piensa que no deberíamos extrañarnos de ello.

“Vivimos en una cultura que de algún modo nos educa así: todo rápido, todo ya; si el niño quiere ese juego, el papá va y se lo compra. Y como todo nos resulta más asequible hemos ido desarrollando una menor tolerancia a la frustración; es así que cada vez se presenta con más frecuencia el caso de que si no me das lo que quiero ya, te mato” , dice Muñóz Durán.

Pero así como la “inmediatez de la respuesta violenta” sería un producto social, también lo son “las pautas de mayor permisividad para el uso de violencia y el abuso de sustancias, dos factores que confluyen para que conflictos menores deriven en consecuencias fatales, y ante los cuales los jóvenes son por lejos los más vulnerables”, señala el doctor Folino.

Fuente: http://www.quilmespresente.com/notas.aspx?idn=348320&ffo=20111218