Posts etiquetados ‘criminología’

Un psiquiatra forense se pasó 3 años analizando más de 400 películas en busca del psicópata más realista.

psicopata

Los psicópatas se han hecho de un espacio cada vez más grande en el mundo del cine, y a medida que nuestra comprensión de la psicología humana evoluciona, también lo hace la imagen de estos monstruos de la manipulación.

Es aquí cuando surge una cuestión casi existencial: ¿cuál de todos estos bandidos se asemeja a uno de la vida real y cuáles son simples maquetas de Hollywood? Es una pregunta que el psiquiatra forense Samuel Leistedt deseaba responder. Originalmente, Leistedt tenía planeado utilizar películas para instruir a sus alumnos sobre las características de los psicópatas, sin embargo, con el paso del tiempo, su plan terminó por convertirse en un completísimo estudio del tema. El médico se reunió con otros 10 psiquiatras y vieron unas 400 películas a lo largo de tres años, analizando a los antagonistas de cada producción en busca de villanos carentes de emociones y remordimientos, manipuladores y que no mostraran ninguna simpatía por sus víctimas.

Tristemente para los adeptos a la ciencia ficción y la fantasía, Leistedt excluyó todo tipo de fantasmas, dioses y magos malvados en su investigación (recordemos que su objetivo era encontrar al más realista posible). Finalmente, el grupo de trabajo redujo su muestra a 126 bandidos: de los cuales 105 eran hombres y 21 mujeres. Los científicos los clasificaron de acuerdo con varios subtipos (similar a las definiciones de Benjamin Karpman) y organizaron a estos personajes como descripciones precisas o imprecisas.

Por ejemplo, Michael Corleone, de la película “El Padrino“, es un psicópata secundario, machista, lo que se traduce que fue modelado por su ambiente e intimida a otros al darles órdenes. Gordon Gekko, de “Wall Street 2: El Dinero Nunca Duerme“, es un psicópata exitoso (o corporativo) que manipula al pobre de Charlie Sheen para hacer sus millones. Y luego tenemos a Annie Wilkes (de “Misery“), que realmente es una pseudopsicopata. Esto significa que en realidad se trata de una sociópata que exhibe un comportamiento antisocial al amarrar escritores y hacer cosas muy, muy malas.

psicologia forense

Anton Chigurh

El estudio concluye que el psicópata más realista en la historia del cine es el asesino del pelo de “honguito” Anton Chigurh en “No Country for Old Men”. Según Leistedt, Chigurh es un asesino despiadado que carece absolutamente de sentimientos y remordimientos a la hora de jugar con sus víctimas utilizando una escopeta. Es bastante determinado con lo que hace, no tiene empatía por sus víctimas y es incapaz de sentir emociones como el amor o la vergüenza.

Leistedt escribió que Chigurh le recuerda a varios asesinos por contrato reales a los que entrevistó, e incluso comparó al personaje de Javier Bardem con el asesino Richard Kuklinski, el famoso “Hombre de Hielo” – que congelaba a sus víctimas para confundir a los forenses respecto a la hora de su muerte. Otros psicópatas extremadamente realistas son Hans Beckert en “M“, interpretado por Peter Lorre, y Henry, interpretado por Michael Rooker en “Henry: Portrait of a Serial Killer“.

criminologia

 

El estudio también reveló algunas sorpresas. Por ejemplo, Norman Bates en “Psycho“, no es realmente un psicópata. Basado en el famosos asesino serial Ed Gein, Bates en realidad es un psicótico – una persona que no tiene conciencia de la realidad. Algo aún más sorprendente, Leistedt cree que Hannibal Lecter es muy poco realista. Dice que la mayoría de los psicópatas no son tan inteligentes como el psiquiatra caníbal. Aunque la multipremiada actuación de Anthony Hopkins es estupenda (que le mereció el Oscar al mejor actor por dicho papel), el personaje no es un retrato fiel, especialmente si tomamos en cuenta el buen gusto y la serenidad de Hannibal. Pero a pesar de la decepción causada por Lecter, la investigación de Leistedt resulta interesante tanto para forenses como para cinéfilos.

Referencias:

Journal of Forensic Sciences – Samuel J. Leistedt M.D., Ph.D Et Al.

 

En NACIDOS PARA MATAR, acompaña al psicólogo forense Nigel Latta a examinar detalladamente las vidas de algunos de los peores criminales de Nueva Zelanda a fin de intentar resolver el enigma de: ¿Por qué algunos individuos se convierten en asesinos… es que acaso nacieron con una especie de gen del mal? o ¿Es que las malas decisiones que tomaron los acercan a un abismo?

”Soy el tipo de amigo que hasta te ayudaría a esconder un cadáver, pero si me traicionas, recuerda: sé cómo esconder un cadáver”

araceli ramos Araceli Ramos fue encontrada dentro de un bolsón, atada de pies y manos, luego de 11 días de intensa búsqueda.

“Me lo van a tener que probar”. Así, de este modo, el ex prefecto, Walter Vinader (principal sospechoso del asesinato) desafió a los investigadores del caso Araceli, cuando  lo acababan de detener.

Detrás de este hombre, exonerado de la Prefectura Naval, y con una causa penal por extorsión, podría esconderse una historia que lo coloca como un presunto psicópata serial, capaz de todo.

Lo investigan por tres casos puntuales. Por un lado, la desaparición de Araceli, por el otro, la desaparición de Aida Amoroso, y por otro lado, la muerte del hijo de esa mujer. Antes de ser echado de Prefectura, Vinader había denunciado a sus compañeros de fuerza por proteger prostíbulos de Puerto Madero.

El ex suboficial de la Prefectura Walter Vinader, fue desafectado de la fuerza en el 2006 tras denunciar a sus pares por presunta connivencia con la prostitución en el Puerto de Buenos Aires. En febrero de 2011 cuando la Policía lo detuvo para que cumpliera con una de las penas -de tres años de prisión- a la que había sido condenado por falsificar documentación para sacar un crédito que nunca pagó, se le secuestró un bolso. Allí, Vinader llevaba una masa y varias fotocopias de afiches en los que atacaba con frases hirientes a una mujer. A partir de los datos que había en el panfleto, los policías localizaron a la mujer, quien reconoció que había mantenido una relación amorosa con Vinader, pero que lo había dejado porque era violento. Según esta mujer, cuando decidió poner fin a la relación, él comenzó a acosarla. Finalmente Vinader fue condenado por extorsión a dos años y diez meses de prisión a raíz de la denuncia de esa mujer. Pero Vinader no sólo está imputado por el asesinato de Araceli sino también está sospechado por la desaparición de Aída Amoroso (86), quien fue vista por última vez a mediados de septiembre y era la madre de un amigo suyo fallecido en circunstancias extrañas y fue cremado y el certificado de defunción estaba en poder de Vinader. El imputado, al ser detenido, se encontraba en libertad condicional cumpliendo condena por la extorsión a su ex pareja. Esta mañana, el intendente de Tres de Febrero, Hugo Curto, lo calificó de “asesino serial” y consideró que “mirándole la cara te da miedo”. “Por suerte se detuvo a este delincuente; es un criminal que debe tener más de cuatro o cinco muertos”.

Según el perito Luis Vicat, Vinader no es un asesino serial. “Es un psicópata perverso, un homicida compulsivo. El asesino serial es el que mata según un patrón y sigue un ritual. Este hombre nació, creció y va a morir siendo un psicópata”, aseguró el perito. Vicat aclaró: “Vinader es una persona con un bajo indice de tolerancia a la frustración, una persona con una violencia contenida que en su caso se disparó de esta manera. Evidentemente tenía una capacidad de fascinación con la que logró atrapar a las víctimas para cometer al menos el homicidio de Araceli, porque se lo está investigando por otros delitos más”. “Es típico del psicópata frases como la que dijo Vinader cuando lo detuvieron por el caso Araceli quien disparó que iban a tener que probárselo. Es típico de esta gente tener la necesidad de aumentar la apuesta. Si analizamos su perfil de Facebook vemos que Vinader escribe frases temerarias -”Soy el tipo de amigo que hasta te ayudaría a esconder un cadáver, pero si me traicionas, recuerda: sé cómo esconder un cadáver”– y se muestra con un uniforme que no es ni de la fuerza a la que él perteneció”. concluyó.

Fuente: https://psicologiajuridicaforense.wordpress.com/wp-admin/post.php?post=1894&action=edit&message=6&postpost=v2

para el blog 1

Cerebros malvados: su capacidad  intelectual es su mejor arma, la cual les permite elaborar los crimenes y no ser capturados. Aquí podran ver los casos más impactantes y crueles (Aunque no hay actos iguales). También podran ver las investigaciones para comprender que los motivo a asesinar y porqué ocupan las esclas más alta en su índice de maldad.

 

 

 

 

 

Cada asesino en serie tiene la suya. Aquí un cuadro con las excusas que los asesinos en serie más famosos arrojaron en sus encuentros con la justicia. ¿Cuál sería la tuya?

psicologia forense

¿Qué es la capacidad de reconocer instantáneamente indicios espontáneos? Malcolm Gladwell lo llama “inteligencia intuitiva”: ¿Cómo crees que puede aplicarse en el análisis de delincuentes y criminales?

psicologia juridicaMalcolm Gladwell y la inteligencia intuitiva. ssoosay/Creative Commons

¿Qué puede ocurrir en dos segundos? Una sonrisa, un suspiro, un parpadeo. En ese lapso de tiempo tan efímero, dice el periodista Malcolm Gladwell también se pueden tomar decisiones importantes. Sostiene que son conclusiones instantáneas perfectamente racionales, y que poco tienen que ver con lo que se conoce como la intuición −algo más emocional y visceral−.

El autor británico, que trabaja para The New Yorker desde 1996, ya conoció las mieles del éxito editorial con su opera prima: The Tipping Point (2000), sobre porqué algunas personas son más exitosas que otras. Cinco años más tarde volvió a realizar un ensayo social −una aventura intelectual, como a él le gusta definir− para abordar el concepto psicológico thin-slicing, que sostiene que los seres humanos somos capaces de dar sentido a las situaciones sobre la base de la más fina rebanada de experiencia y por ende tenemos la capacidad de definir qué es lo más importante en breves periodos de tiempo, incluso en un abrir y cerrar de ojos. De allí nace el nombre del libro: Blink (pestañeo); Inteligencia Intuitiva en su versión en español−.

Inmerso en el mundo de los procesos mentales, el escritor explica porqué a veces menos es más. Que si bien la sociedad dicta que hay que pensar detenidamente cada paso para darlo mejor, que apresurarse es malo, hay ocasiones obvias de tensión donde una rápida decisión puede salvarnos la vida, al igual que otras –no tan obvias− donde un abordaje simple es más productivo. Al fin y al cabo resulta que la mayoría de las veces recolectar más información solo sirve para confirmar nuestra idea inicial, pero no para que esta sea más precisa.

En el libro pone como ejemplo –entre muchos− un experimento que se realizó en el hospital público del condado de Cook en Chicago. Hace unos años se instó a los médicos a que cambiaran la forma de diagnosticar los ataques al corazón. La idea era recoger menos información sobre los pacientes que sufren de dolor en el pecho. Los profesionales solo debían tomar la presión arterial y realizar un electrocardiograma, omitiendo todo lo demás, como la edad, el peso y la historia clínica. ¿Cómo resultó? Cook es ahora uno de los mejores lugares en los Estados Unidos en el diagnóstico de dolores torácicos.

Claro que no fue fácil convencer a los médicos de seguir el plan, como no es fácil de convencerse de que muchas veces todo el análisis posterior que se realiza ante muchas situaciones puede ser contraproducente y una pérdida de tiempo. Aún más difícil es en la actualidad con la infoxicación. Tantos datos terminan por generar un mareo y un alejamiento del objeto del proceso deductivo. El desafío pasa por enfocarse solo en la información crítica para la toma de decisiones, y esto se cimienta en la experiencia, la formación y el conocimiento.

No solo hay elementos empíricos para reforzar la idea, este cambio de paradigma que invita a la cognición rápida cuenta con el aval de la ciencia, ya que a nivel estructural el cerebro favorece esta clase de mecanismos gracias a la selección natural. El órgano está preparado para procesar de manera inconsciente información de la que aún no somos conscientes. Incluso envía sus mensajes a través de canales indirectos, como el sudor en las palmas de las manos en una situación de stress.

El concepto también tiene su otra cara: el poder negativo de la primera impresión. La misma justamente catapultó a Gladwell a escribir el libro. Sucedió luego de que decidiese dejarse el pelo largo. En poco tiempo le hicieron más multas, lo separaban más a menudo de la hilera en los aeropuertos para revisarlo, e incluso lo detuvieron en la calle por confundirlo con un delincuente (al que se parecía muy poco). Eso lo llevó a pensar en cómo la gente prejuzga por demás. Como por ejemplo se tiende a pensar que una persona alta es un líder eficaz y por ello la mayoría de los ejecutivos de las Fortune 500 son altos. Y aquí subyace el otro reto: evitar que las emociones nos nublen el juicio.

Por costumbre, se subestiman o desestiman los pálpitos. Según el gurú Gadwell, aprender a rescatarlos y respetarlos es estar un paso más cerca de una vida más sabia. Y aunque nada puede asegurar el éxito, al menos quedará más tiempo para aprender del error.

¿Puede esta teoría alterar la forma en que se reconoce a delincuentes y se resuelven crímenes?

Fuente: http://id.tudiscovery.com/el-poder-de-la-inteligencia-intuitiva/  (Pablo Huerta)