Posts etiquetados ‘criminales’

U1551588

FICHA TÉCNICA:


Richard Speck “Lo más probable es que aumente el infierno”

ACTIVIDADES: En 1966 en el Hospital Comunitario del Sur de Chicago, tomó a ocho estudiantes de enfermería como rehenes, luego las apuñaló hasta la muerte o las estranguló.

RASGOS PARTICULARES: Dolores de cabeza por lesiones cerebrales sufridas durante la infancia por su padrastro abusivo.

LO QUE MÁS LE GUSTA: el tatuaje que tiene en su brazo que dice: “Born to Raise Hell”.

CITA MEMORABLE: “Si usted me pregunta si me da dolor y arrepentimiento, pues no”

¿DÓNDE ESTÁ AHORA?: Speck murió de un ataque al corazón en 1991. Y estuvo preso en el Centro Correccional de Statesville en Crest Hill, Illinois.

Fuente: http://id.tudiscovery.com/asesinos-infames-richard-speck/

 

Anuncios

La-ponerologiaPor Mario Marval

 “No veo por qué el hombre no debe ser tan cruel como la naturaleza”    Adolf Hitler

Volcanes, asesinatos, tsunamis, guerras, terremotos y genocidio. Son algunas de las terribles catástrofes naturales y causadas por el hombre que han flagelado a la humanidad.

Por qué hay mal, cómo se origina y cuál es la razón de su existencia, son interrogantes que siempre han atormentado al hombre. Desde tiempos prehistóricos la justificación de la maldad está relacionada con la voluntad de los dioses. Cada cultura ha asociado los cataclismos, enfermedades y el sufrimiento como castigo de las deidades. Bien sea por acción de dioses considerados buenos o por una entidades malignas cuyo objetivo es causar daño: demonios.

DIOS: MÁS ALLÁ DEL BIEN La filosofía intenta buscar la última instancia que origina el mal. El pensador griego Epicuro (s. III aC.) creó uno de las paradojas más controversiales de la historia y que aún genera el debate interminable entre teólogos, filósofos y ateos: comprender el mal bajo un Dios que es omnisciente, omnipotente y omnibenevolente.

“O Dios quiere quitar el mal del mundo, pero no puede (no sería omnipotente). O puede, pero no quiere (no sería omnibenevolente). O no puede ni quiere (no sería Dios); O puede y no quiere (no sería un Dios bueno). O quiere y puede”, (entonces ¿por qué no lo erradica?).

Santo Tomás de Aquino, San Agustín y otros teólogos cristianos consideran que el mal es producto del alejamiento voluntario del hombre de Dios. San Agustín considera una distinción entre dos formas de maldad: el “mal moral”, el que hacen los humanos, por elección propia; y el “mal natural”, desastres naturales y enfermedades.

PONEROLOGÍA   :
Del griego poneros: mal, la Ponerología surge como una rama de la teología que estudia las razones de la maldad desde la perspectiva de la existencia de Dios.

Sin embargo, el mal afecta a toda persona con independencia de su cultura, ideología política o credo. La Ponerología por lo tanto, ha evolucionado como una ciencia con enfoque multidisciplinario que involucra la medicina, biología y la psicología para estudiar los componentes causales y procesos del génesis del mal como un fenómeno humano en sí mismo y no como algo exclusivamente religioso.

Su aproximación científica se evidencia al finalizar la Segunda Guerra Mundial. Un grupo de investigadores de Europa del Este, bajo el dominio de la Unión Soviética, estudiaron clandestinamente las razones que generaban el totalitarismo.

Los hallazgos del estudio fueron destruidos ante la persecución soviética, varios de los científicos sufrieron tortura y la muerte. Sin embargo, el psicólogo polaco Andrzej Lobaczewski, logró memorizar parte de los resultados y conclusiones.

EL GÉNESIS DEL MAL: La Ponerología considera que la maldad es similaren naturaleza a la enfermedad. Sus raíces revelan factores patológicos, especialmente psicopatológicos.

Lobaczewski afirma que un número reducido de la población es incapaz de experimentar el rango normal de las emociones humanas, sin embargo, fingen mediante comportamientos y expresiones dichas emociones. La Psicopatía, hereditaria o adquirida y la ignorancia de su existencia, es la causa primaria de la maldad.

Los psicópatas no sólo carecen de empatía por otros, a menudo causan dolor deliberadamente. Ejercen un número de efectos sobre las personas normales: fascinación, traumas, trastornos patológico de personalidad, o emociones de venganza (un resultado de ver el mal como una simple “opción”).

La causa primordial de la Ponerogénisis está en la interacción de dos factores humanos: Ignorancia de la gente normal sobre la condición mental de los psicópatas. Y la acción desapercibida de los individuos psicológicamente desviados.

Mientras más grande es la influencia del psicópata, mayor es el daño. Cualquier grupo social puede ser infectado o “ponerizado” por su influencia. La gente normal comienza a perder el pensamiento crítico y adopta la ideología fomentada por los desviados.

Comienza un proceso de enfermedad macrosocial o histeria social que infecta familias, clubes, iglesias, negocios, corporaciones y naciones enteras.

La forma más extrema del mal macrosocial es la “Patocracia” Este período de crisis está asociado con el agotamiento de los valores ideales, morales y religiosos. Un grupo reducido de psicópatas toma el control y domina al resto de los normales. Es a menudo seguida por un período de guerra, revolución, genocidio y la caída del sistema sociopolítico.

La Ponerología permite identificar esas conductas desviadas e incita el pensamiento crítico frente a la propaganda y acciones de los psicópatas. El fin último es “inmunizar” a los normales de la infección de la maldad.

Fuente: http://id.tudiscovery.com/ponerologia-la-busqueda-de-la-semilla-del-mal/

¿Qué es la capacidad de reconocer instantáneamente indicios espontáneos? Malcolm Gladwell lo llama “inteligencia intuitiva”: ¿Cómo crees que puede aplicarse en el análisis de delincuentes y criminales?

psicologia juridicaMalcolm Gladwell y la inteligencia intuitiva. ssoosay/Creative Commons

¿Qué puede ocurrir en dos segundos? Una sonrisa, un suspiro, un parpadeo. En ese lapso de tiempo tan efímero, dice el periodista Malcolm Gladwell también se pueden tomar decisiones importantes. Sostiene que son conclusiones instantáneas perfectamente racionales, y que poco tienen que ver con lo que se conoce como la intuición −algo más emocional y visceral−.

El autor británico, que trabaja para The New Yorker desde 1996, ya conoció las mieles del éxito editorial con su opera prima: The Tipping Point (2000), sobre porqué algunas personas son más exitosas que otras. Cinco años más tarde volvió a realizar un ensayo social −una aventura intelectual, como a él le gusta definir− para abordar el concepto psicológico thin-slicing, que sostiene que los seres humanos somos capaces de dar sentido a las situaciones sobre la base de la más fina rebanada de experiencia y por ende tenemos la capacidad de definir qué es lo más importante en breves periodos de tiempo, incluso en un abrir y cerrar de ojos. De allí nace el nombre del libro: Blink (pestañeo); Inteligencia Intuitiva en su versión en español−.

Inmerso en el mundo de los procesos mentales, el escritor explica porqué a veces menos es más. Que si bien la sociedad dicta que hay que pensar detenidamente cada paso para darlo mejor, que apresurarse es malo, hay ocasiones obvias de tensión donde una rápida decisión puede salvarnos la vida, al igual que otras –no tan obvias− donde un abordaje simple es más productivo. Al fin y al cabo resulta que la mayoría de las veces recolectar más información solo sirve para confirmar nuestra idea inicial, pero no para que esta sea más precisa.

En el libro pone como ejemplo –entre muchos− un experimento que se realizó en el hospital público del condado de Cook en Chicago. Hace unos años se instó a los médicos a que cambiaran la forma de diagnosticar los ataques al corazón. La idea era recoger menos información sobre los pacientes que sufren de dolor en el pecho. Los profesionales solo debían tomar la presión arterial y realizar un electrocardiograma, omitiendo todo lo demás, como la edad, el peso y la historia clínica. ¿Cómo resultó? Cook es ahora uno de los mejores lugares en los Estados Unidos en el diagnóstico de dolores torácicos.

Claro que no fue fácil convencer a los médicos de seguir el plan, como no es fácil de convencerse de que muchas veces todo el análisis posterior que se realiza ante muchas situaciones puede ser contraproducente y una pérdida de tiempo. Aún más difícil es en la actualidad con la infoxicación. Tantos datos terminan por generar un mareo y un alejamiento del objeto del proceso deductivo. El desafío pasa por enfocarse solo en la información crítica para la toma de decisiones, y esto se cimienta en la experiencia, la formación y el conocimiento.

No solo hay elementos empíricos para reforzar la idea, este cambio de paradigma que invita a la cognición rápida cuenta con el aval de la ciencia, ya que a nivel estructural el cerebro favorece esta clase de mecanismos gracias a la selección natural. El órgano está preparado para procesar de manera inconsciente información de la que aún no somos conscientes. Incluso envía sus mensajes a través de canales indirectos, como el sudor en las palmas de las manos en una situación de stress.

El concepto también tiene su otra cara: el poder negativo de la primera impresión. La misma justamente catapultó a Gladwell a escribir el libro. Sucedió luego de que decidiese dejarse el pelo largo. En poco tiempo le hicieron más multas, lo separaban más a menudo de la hilera en los aeropuertos para revisarlo, e incluso lo detuvieron en la calle por confundirlo con un delincuente (al que se parecía muy poco). Eso lo llevó a pensar en cómo la gente prejuzga por demás. Como por ejemplo se tiende a pensar que una persona alta es un líder eficaz y por ello la mayoría de los ejecutivos de las Fortune 500 son altos. Y aquí subyace el otro reto: evitar que las emociones nos nublen el juicio.

Por costumbre, se subestiman o desestiman los pálpitos. Según el gurú Gadwell, aprender a rescatarlos y respetarlos es estar un paso más cerca de una vida más sabia. Y aunque nada puede asegurar el éxito, al menos quedará más tiempo para aprender del error.

¿Puede esta teoría alterar la forma en que se reconoce a delincuentes y se resuelven crímenes?

Fuente: http://id.tudiscovery.com/el-poder-de-la-inteligencia-intuitiva/  (Pablo Huerta)

psicologia forense

El psicólogo clínico-forense Nigel Latta ha trabajado durante dieciséis años con delincuentes pedófilos, violadores, asesinos, pirómanos y delincuentes violentos. Ha desarrollado su actividad en prisiones y con delincuentes en la comunidad. Escribe informes especializados para el Tribunal Supremo, el Tribunal de Distrito, el Tribunal de Menores y el Juzgado de Familia. Además, imparte cursos en la Academia de Policía de Nueva Zelanda sobre técnicas de interrogatorio avanzadas con delincuentes sexuales y delincuentes juveniles. Asimismo, es profesor del curso de análisis de la inteligia

Adam LanzaAdam Lanza, el asesino.
La ciudad estadounidense de Newtown, en el estado de Connecticut, no podrá olvidar la tragedia que sufrió el 14 de diciembre de 2012. Armado con dos pistolas y un rifle semiautomático, Adam Lanza, de 20 años, entró a una escuela local y abrió fuego, dejando a 26 personas muertas, incluidos 20 niños, antes de suicidarse. Posteriormente la Policía halló sin vida a la madre del atacante en su casa.

El atacante, tenía al morir cientos de balas sin usar en múltiples cargadores de 30 municiones cada uno, para el fusil semiautomático y las dos pistolas que portaba, aunque sólo empleó una de estas últimas para suicidarse.
El arma empleada era un Bushmaster AR-15, una versión semiautomática -un tiro por cada vez que se presiona el disparador- del fusil de asalto M-16 automático, utilizado por las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

De acuerdo con la versión oficial de las autoridades locales, el viernes a primera hora de la mañana, Lanza, de apenas 20 años, llegó a la habitación de su madre y le disparó en la cabeza en varias ocasiones.

Después el joven subió al automóvil de su progenitora con tres armas que esta había comprado legalmente como coleccionista: el fusil AR-15 y dos pistolas, también semiautomáticas, una Glock y una Sig Sauer.

Al entrar a la escuela Sandy Hook, Lanza empezó a disparar a quemarropa en el pasillo y dos aulas con su rifle, y en su ataque perecieron la directora del centro y la psicóloga, que trataron de impedirle el paso, otras cuatro profesoras y un total de 16 pequeños de seis años y cuatro de siete, todos ellos con al menos tres balazos cada uno.

El asesino se suicidó cuando se percató de la llegada de la policía al centro educacional.

La tragedia en Connecticut supera la sucedida en 1999 en la Columbine High School, de Denver, Colorado, cuando dos estudiantes asesinaron a 12 jóvenes y a un profesor antes de suicidarse.

En Estados Unidos hay en manos privadas cerca de 300 millones de armas de fuego, lo que muchos norteamericanos reconocen como un derecho amparado por la Constitución, y defendido a ultranza por grupos conservadores como la Asociación Nacional del Rifle, que se opone a cualquier tipo de regulación al respecto.

El gobernador no habló de los motivos del ataque y un policía dijo que no han encontrado cartas o diarios que pudieran darles alguna pista.

Mientras el presidente Barack Obama preparaba una visita a la ciudad para reunirse en privado con familias de las víctimas, un grupo de agentes federales decidió recorrer decenas de tiendas de armas y campos de tiro en Connecticut en busca de pistas que arrojen luz sobre la vida del autor de la matanza.

Hay varias interrogantes para la policía: ¿Por qué su madre, una divorciada adinerada, tenía un alijo de armas de grueso calibre en la casa? ¿Qué experiencia tenía Lanza con esas armas? Y, por encima de todo, ¿qué fue lo que lo llevó a matar a niños de 6 y 7 años? Todas las víctimas fueron muertas con tiros de un rifle, y algunas con disparos a corta distancia.

Al parecer todas fueron atacadas con más de un disparo, informó el jefe del servicio forense, el médico H. Wayne Carver. De los 20 infantes, ocho eran varones y 12 eran niñas.

A la pregunta de si los niños habían sufrido, Carver respondió: “Si acaso, no mucho tiempo”. Sobre cuántos tiros fueron hechos, contestó: “Yo tendría suerte si pudiera decir cuántos encontré”. Los padres identificaron a los niños mediante fotografías para evitarles alguna conmoción, explicó Carver. Los detalles terribles sobre los últimos momentos de los pequeños inocentes surgieron cuando las autoridades divulgaron sus nombres y edades.

Los más pequeños tenían entre 6 y 7 años, y la víctima de mayor edad tenía 56. Entre los muertos está la directora Dawn Hochsprung, que de acuerdo a las autoridades intentó someter al atacante.

La tragedia sumió en duelo a Newtown y colocó a la pintoresca localidad de 27.000 habitantes entre el mapa de las ciudades afectadas por las masacres que en los últimos años han revivido el debate nacional sobre el control de las armas sin lograr grandes cambios.

El sábado, Peter Lanza, padre del atacante, dijo en un comunicado que su familia está angustiada. “Nuestra familia está de luto con los afectados por esta enorme tragedia. No hay palabras para expresar el pesar en nuestros corazones”, afirmó.

“Al igual que muchos de ustedes, estamos entristecidos, pero luchando para dar sentido a lo ocurrido”.

Las autoridades informaron que Adam Lanza no tenía antecedentes penales. Se cree que padecía algún desorden de personalidad, dijo un oficial que no quiso ser identificado por no estar autorizado a hablar del tema. Otro policía, también anónimo, dijo que el joven fue diagnosticado con Asperger, una forma leve de autismo.

La gente que padece este desorden casi siempre es muy inteligente y aunque pueden frustrarse fácilmente, no hay evidencia de vínculos entre el Asperger y el comportamiento violento, de acuerdo con expertos.

El relato de un chico de nueve años que se salvó gracias a la reacción de su maestra de música:   http://www.lanacion.com.ar/1537960-estabamos-encerrados-y-el-gritaba-dejenme-entrar

Las caras e historias detrás de la matanza en una escuela en EE.UU:

masacre-en-connecticut-1637342w645

El autor de la masacre de Connecticut padecía el Síndrome de Asperger-:

Adam Lanza, el joven de 20 años que el viernes pasado mató a su madre y a 20 niños y seis adultos en una escuela primaria de Newtown, en Connecticut, tenía Asperger, según ha revelado este lunes un amigo de la familia.

“Era claramente un chico atormentado”, ha relatado a la cadena NBC Russell Hanoman, un amigo de la madre de Lanza, Nancy, que conocía en persona al joven. “Sabíamos que tenía Asperger, Nancy me lo mencionó en varias ocasiones. Era muy tranquilo, muy retraído, como suelen ser la mayoría de los chicos con Asperger“, ha afirmado.

Otros amigos de la madre coinciden que en Adam era un chico tímido y que su madre vivía dedicada a él. “Era una madre muy entregada a sus dos hijos. Siempre estaba disponible para Adam y sus necesidades. Para ella, claramente, él era lo primero”, recuerda Ellen Adriani, otra amiga de la madre.

Nancy “era muy consciente de cómo reaccionar ante él”. “Por ejemplo, una vez que estaba enfermo y no quería que ella entrara en la habitación, se quedó fuera de la habitación toda la noche en la alfombra y él cada cierto tiempo preguntaba ‘¿estás ahí?’ y ella le respondía ‘sí, estoy aquí'”.

Por otra parte, sus amigos aseguran que las armas eran un hobby para Nancy y no una obsesión. Las cuatro armas recuperadas en el lugar de la masacre, incluido un fusil de asalto Bushmaster AR-15, pertenecían a ella.

Disparar solo era una de sus aficiones y “comenzó a practicar tiro hace unos años”, ha explicado a la NBC John Tambascio, propietario de un restaurante que solía frecuentar Nancy. “Era una madre soltera criando a dos chicos que vivía sola en una casa cerca del bosque. No veo nada raro en ello”, ha defendido.

Según sus amigos, Nancy llevaba a sus hijos en algunas ocasiones a un campo de tiro, pero solo con fines de seguridad y para educarles en el uso adecuado de las armas. “Nos dijo que quería introducirles en el mundo de las armas para enseñarles, especialmente a Adam, un sentido de responsabilidad”, recuerda Hanoman, que asegura que a Adam “le gustaba cuidar (las armas) y le hacía sentir una especie de orgullo”.

Adam Lanza, el joven de 20 años que el viernes pasado mató a su madre y a 20 niños y seis adultos en una escuela primaria de Newtown, en Connecticut, tenía Asperger, según ha revelado este lunes un amigo de la familia.

“Era claramente un chico atormentado”, ha relatado a la cadena NBC Russell Hanoman, un amigo de la madre de Lanza, Nancy, que conocía en persona al joven. “Sabíamos que tenía Asperger, Nancy me lo mencionó en varias ocasiones. Era muy tranquilo, muy retraído, como suelen ser la mayoría de los chicos con Asperger“, ha afirmado.

Otros amigos de la madre coinciden que en Adam era un chico tímido y que su madre vivía dedicada a él. “Era una madre muy entregada a sus dos hijos. Siempre estaba disponible para Adam y sus necesidades. Para ella, claramente, él era lo primero”, recuerda Ellen Adriani, otra amiga de la madre.

Nancy “era muy consciente de cómo reaccionar ante él”. “Por ejemplo, una vez que estaba enfermo y no quería que ella entrara en la habitación, se quedó fuera de la habitación toda la noche en la alfombra y él cada cierto tiempo preguntaba ‘¿estás ahí?’ y ella le respondía ‘sí, estoy aquí'”.

Por otra parte, sus amigos aseguran que las armas eran un hobby para Nancy y no una obsesión. Las cuatro armas recuperadas en el lugar de la masacre, incluido un fusil de asalto Bushmaster AR-15, pertenecían a ella.

Disparar solo era una de sus aficiones y “comenzó a practicar tiro hace unos años”, ha explicado a la NBC John Tambascio, propietario de un restaurante que solía frecuentar Nancy. “Era una madre soltera criando a dos chicos que vivía sola en una casa cerca del bosque. No veo nada raro en ello”, ha defendido.

Según sus amigos, Nancy llevaba a sus hijos en algunas ocasiones a un campo de tiro, pero solo con fines de seguridad y para educarles en el uso adecuado de las armas. “Nos dijo que quería introducirles en el mundo de las armas para enseñarles, especialmente a Adam, un sentido de responsabilidad”, recuerda Hanoman, que asegura que a Adam “le gustaba cuidar (las armas) y le hacía sentir una especie de orgullo”.

PADRES DIVORCIADOS

Por otra parte, según informa este lunes el ‘Washington Post’, los padres de Adam Lanza se divorciaron en 2009 tras 28 años de matrimonio porque su relación “se había roto irremediablemente”, según los registros judiciales.

Cuando se produjo el divorcio, en septiembre de 2009, Nancy no tenía ingresos así que su exmarido, Peter Lanza, que ganaba 445.000 dólares como ejecutivo en General Electric, accedió a pasarle 240.000 dólares al año, que ante el aumento del coste de vida, en 2012 iban a ser 289.800 dólares.

———————————————————————————–
Madre de asesino de niños se alistaba para el fin del mundo:

Washington.- La madre del asesino de 20 niños en un colegio de nivel primaria  Nancy Lanza, “se preparaba para el fin del mundo”, según su excuñada Marsha Lanza.

“Se trata de una “prepper”. Siempre hablaba de eso”, dijo la señora a un medio internacional, rescata el diario ABC, término que describe a una persona que se alista para sobrevivir el apocalipsis o una hecatombe.

Por su parte, Russ Hanoman describió a su amiga como una mujer “responsable y preocupada a las cuestiones de seguridad”, luego de ser consultada por la gran cantidad de armas que poseía.

Nancy Lanza fue la primera persona que su hijo Adam Lanza batió el pasado 14 de diciembre.

——————————————————————————-

¿Por qué suceden tantas masacres en EE.UU?

Desquiciados hay en todas el mundo. Pero ¿por qué suceden estas masacres con tanta frecuencia en los Estados Unidos? La respuesta puede tener aristas sociales, legales y hasta psicológicas, pero indudablemente hay un elemento esencial: en ese país cualquier persona tiene un arsenal en el ropero.

La masacre de hoy, una de las más sangrientas de la historia de EE.UU. país, reaviva el debate sobre el control de armas. En un país de alrededor de 300 millones de habitantes, existen 270 millones de armas pequeñas, según la Small Arms Survey. Es decir, casi una por persona. Además, para cometer una matanza como la de la escuela, donde se asesina a mucha gente en muy poco tiempo, se necesitan fusiles automáticos o semiautomáticos para disparar ráfagas sin recargar el arma. Estos modelos son muy fáciles de comprar. Se venden hasta en los supermercados.

Algunos estados tienen más controles, pero en la mayoría, sobre todo en los del medio oeste, se requiere solo un informe de ausencia de antecedentes penales, un trámite que puede hacer incluso el vendedor, en el momento, por teléfono.

Los estadounidenses compran armas para cazar o por seguridad personal, pero tenerlas en casa es parte del ser nacional, en un país de cowboys. Por eso el derecho a portarlas está plasmado en la Segunda Enmienda de la Constitución. Y pocos políticos se atreven a ponerle límites.

Algunos más arriesgados, como Barack Obama, esbozan una tibia oposición a que se compren tan libremente, pero nunca ha sido demasiado fervoroso al respecto. Los republicanos sencillamente ponen el grito en el cielo. Y el poderoso lobby de armas traba cualquier tipo de control.

————————————————

Fuentes:

http://www.generaccion.com/noticia/176800/masacre-connecticut-madre-asesino-ninos-se-alistaba-fin-mundo

http://actualidad.rt.com/themes/view/81341-masacre-connecticut

http://www.clarin.com/mundo/suceden-masacres-EEUU_0_828517338.html

http://www.laprensagrafica.com/Autor-de-masacre-en-Connecticut-tenia-problemas-de-personalidad

 

 

 

Herbert Williams Mullin es un asesino en serie que cometió 13 asesinatos en California a principios de los años 70.

Su niñez (datos importantes):  Mullin nació un 18 de abril de 1947.

-Declaro que su padre lo maltrataba

– Estaba convencido de que enviaban amenazas telepáticas a los otros niños para que no jugaran con él.

Adolescencia:

– Poco después de graduarse en secundaria, uno de sus mejores amigos murió en un accidente de coche,  Mullin quedó devastado y luego cnstruyó un santuario dedicado a su amigo fallecido en su dormitorio.

– Más tarde expresó su temor a ser homosexual, a pesar de que tenía una novia desde hacía mucho tiempo.

– En 1969, a la edad de 21 años, Mullin permitió que su familia lo internara en un Hospital Psiquiátrico. En los siguientes años entraría en varias instituciones pero saldría por cuanta propia después de un corto período.

Adultez y asesinatos:

En 1972, Mullin tenía 25 años y regresó con sus padres a Santa Cruz. Para entonces escuchaba voces en su cabeza que le insistían que un terremoto era inminente y sólo asesinando podría salvar California. El cumpleaños de Mullin era el 18 de Abril, día del aniversario del Terremoto de San Francisco de 1906, lo que para él era muy significativo.

Mullin creía que la guerra en Vietnam producía suficientes muertes de norteamericanos para detener los terremotos como fuente de sacrificios para la naturaleza, pero con el final de la guerra a finales de 1972, él necesitaba comenzar a matar gente para mantener lejos el terremoto.

-El 13 de Octubre de 1972, Mullin golpeó un vagabundo (55 años)hasta matarlo con un bat de baseball. Mullin después describiría a su victima como el personaje bíblico de Jonás, y que él le mandó un mensaje telepático diciendo: “Levántame y lánzame al rio. Mátame para que otros puedan ser salvados.” El cuerpo del hombre fue encontrado al día siguiente.

-La siguiente victima sería Mary Guilfoyle, de 24 años, a quien Mullin también recogió haciendo autoestop. La apuñaló hasta la muerte mientras conducía. Más tarde, lanzó su cuerpo en el bosque al lado de un camino y le abrió el estómago. Entonces enrolló sus intestinos en ramas de árboles para examinar buscando “contaminación”. Cuando el cuerpo de Guilfoyle fue encontrado, se pensó erróneamente que era victima de Edmund Kemper, otro asesino en serie que operaba en aquella área. Debido a que su esqueleto fue encontrado después de varios meses, la policía no relacionó los asesinatos, a pesar de que ella fue asesinada sólo 2 semanas después de la primera víctima.

-Cuatro días después, un jueves de Noviembre, Mullin tomó a su tercera victima cuando iba a confesar sus pecados. En un estado de delirio, él creyó que el padre, Father Henri Tomei, quería ofrecerse para ser su próximo sacrificio para mantener lejos los terremotos. Le golpeó, pateó y acuchilló. El Padre Tomei se desangró hasta morir en el confesionario cuando un feligrés vio a Mullin salir corriendo. La descripción del testigo no ayudó a la policía.

Después de eso, Mullin decidió enlistarse a la Marina, y pasó los exámenes físicos y psicométricos. De cualquier modo, le fue negado el ingreso cuando se encontró que tenía un número de arrestos menores por su actitud bizarra y anarquista en el pasado. Este rechazo alimentó los delirios paranoicos de conspiraciones de Mullin, creyendo que detrás del rechazo se encontraba un poderoso grupo de hippies.

-Para Enero de 1973, Mullin dejó de tomar drogas, culpándolas por sus problemas. Mullin compró varias armas y decidió matar a Jim Gianera, un amigo de la escuela secundaria que le vendió marihuana. Cuando Mullin llegó a casa de Gianera el 25 de Enero de 1973, su viejo amigo se había mudado. Mullin mató a Gianera y su esposa disparándoles en la cabeza, tras lo cual acuchilló sus cuerpos repetidamente. Mullin regresó a la casa de Francis y la mató juntó con sus dos hijos de 4 y 9 años. Debido a que el marido de Francis, que siempre estaba fuera, era un traficante de drogas, las 5 muertes fueron relacionadas al narcotráfico. Después los fiscales argumentarían que la muerte de Kathy Francis eliminaba el argumento de que Mullin no era culpable por razones de locura, pues él la asesinó para evitar testigos que lo relacionaran con el asesinato de los Gianera. Un agente del FBI documentó que Mullin había asesinado primero a la familia de Francis y después ejecutado a los Gianera.

-Un mes después, en Febrero de 1973, Mullin caminaba en el Parque Estatal “Henry Cowell Redwoods” donde observó a 4 jóvenes acampando. Caminó hacia ellos, entró en una pequeña conversación y fingió ser guardabosque. Les ordenó irse porque estaban “contaminando” el bosque, pero ellos se negaron. Entonces les dijo que regresaría al día siguiente. Los niños, armados con rifles de calibre 22, no le tomaron en serio. Mullin regresó y les disparó, matándolos y dejando sus cuerpos, que fueron encontrados una semana después.

La última víctima fue 3 días más tarde, el 13 de Febrero. Mullin conducía solo cuando pasó juntó a un anciano hispano que cortaba su césped. Sin razón aparente, dio la vuelta, paró el coche y apoyándose sobre el capó del coche para apuntar disparó, matándolo instantáneamente. Regresó a su auto y continuó conduciendo “tranquilamente”. Era en pleno día y había un gran número de testigos, uno de ellos dio a la policía la matrícula del auto. Un “dócil” Mullin fue capturado unos minutos después.

Problemas mentales:

Un famoso analista criminal del FBI, Robert K. Ressler afirmaría que Mullin tenía Esquizofrenia Paranoide, manifestándose incluso desde secundaria, y además pudo haber sido acelerado por el consumo de cannabis, LSD y anfetaminas.

Dibujo de Mullin en el que representa sus cálculo sobre un posible terremoto.

Contexto:

Durante los años setenta había problemas en Santa Cruz, California. El cierre de los hospitales psiquiátricos decretado por el entonces gobernador Ronald Reagan, lanzó a los pacientes a un mundo que no los admitía

Encarcelamiento:

Mullin confesó sus crímenes y dijo que las voces en su cabeza le habían pedido que matara para prevenir un terremoto. Afirmaba que la razón de que no hubiera habido algún terremoto últimanente se debía a sus actos.

El fiscal del distrito del condado de Santa Cruz declaró a Mullin culpable de 10 asesinatos (no fue condenado por los 3 primeros asesinatos)

El hecho de cubrir su rastro y de mostrar premeditación en algunos de sus crímenes fue resaltado por el fiscal Christopher Cottle, mientras que la defensa argumentaba que el acusado tenía un historial de enfermedades psiquiátricas, y muchos creían que sufría esquizofrenia paranoide. El 19 de agosto del 73 se declaró a Mullin culpable de asesinato en primer grado en los casos de Jim Gianera y Kathy Francis por ser premeditados, mientras que los 8 restantes fueron declarados como asesinatos en segundo grado al ser asesinatos impulsivos.

Fue sentenciado a cadena perpetua.Está encarcelado en la prisión estatal de Mule Creek, en Ione, California.

El fue el asesino en serie norteamericano más temible de los años 70: THEODORE ROBERT “TED” BUNDY.

Para cometer sus crímenes, Bundy apelaba a la bondad de sus víctimas. Paseaba por los campus universitarios con muletas o con el brazo en cabestrillo, y dejaba que sus libros se cayeran al suelo a la vista de alguna chica. Ellas no podían negarle ayuda a un sujeto que inspiraba confianza y ternura, y le acompañaban hasta su coche. Entonces Bundy las golpeaba con una palanca e iniciaba la pesadilla.

Más de una treintena de brutales crímenes- Las autoridades policiales jamás pudieron determinar el número exacto de mujeres que sucumbieron a las atrocidades de Bundy en los 70. Ese secreto se lo llevó a la tumba, aunque confesó cerca de treinta asesinatos, siempre de mujeres con larga melena peinada con raya al medio. Ese era el ‘look’ de Stephanie Brooks, el primer amor de un Bundy con el que que rompería tras un año de relación.

Los expedientes de aquellos casos evidenciaban escabrosas violaciones, descuartizamientos y prácticas necrófilas. Cuando todavía vivía en Washington, Bundy se deshacía de los cadáveres en los frondosos bosques a las afueras de Seattle. Sin embargo, regresaba a la escena del crimen con frecuencia enfermiza. Pudo comprobarse que en ocasiones se llevaba a casa cabezas decapitadas para aplicarles maquillaje.

Quiéres saber cómo pensaba este criminal… pues déjate impresionar por estas frases:

“Me gustaba matar, me quería matar”

“Quiero dominar la vida y la muerte”

“Yo soy el desgraciado con más sangre fría que jamás hayan conocido”

“Aprender lo necesario para matar y hacerse cargo de los detalles, es como cambiar una llanta… La primera vez tienes cuidado, pero a la vez 30, no puedes recordar donde dejaste la llave de las tuercas”

“A veces me siento como un vampiro”

“La fantasía que acompaña y genera la expectativa que precede al crimen, siempre es más estimulante que el período inmediatamente posterior al crimen en sí mismo”

“Todos nos volvemos un poco locos a veces”

“”Cuando trabajas duro para hacer algo bien, luego no quieres olvidarlo”

Bundy fue condenado a muerte en 1980, una sentencia que su madre lamentaba: “Mi educación cristiana me dice que arrebatar la vida del prójimo es deleznable bajo cualquier circunstancia. Y no creo que el Estado de Florida esté por encima de las leyes de Dios”. Louise todavía confiaba en la inocencia de su hijo, que no le confesó la verdad hasta la noche antes de su ejecución.

Fuentes consultadas:

http://id.tudiscovery.com/frases-inolvidables-de-ted-bundy-dementes-t2-jueves-10-pm/

http://tejiendoelmundo.wordpress.com/2009/02/10/asesinos-en-serio-ted-bundy-un-psicopata-atractivo/