Posts etiquetados ‘crimen argentina’

Solange Grabenheimer, era una  joven de 21 años cuando  apareció asesinada en su PH de la localidad de Florida, su mejor amiga (Lucila Fend) es la principal sospechosa del crimen.

Así encontraron el cadáver:

Lucila (24) fue sometida a una batería de estudios psicológicos con el fin de determinar si su perfil es compatible con el de una homicida.El estudio psicológico lo realizó el perito Mariano Castex. El resultado fue que Frend tiene “personalidad psicopática”.

Según el driario “3.minutouno.com”,  la psicóloga forense Patricia Martínez Llenas, integrante del equipo de Castex,detallo que: “las personalidades psicopáticas, los psicópatas, tienen un tipo de temperamento agresivo, impulsivo o en cortocircuito, y son más proclives a cometer conductas delictivas

“Al no haber un conflicto intrapsíquico, al no haber una conciencia moral que  defina lo que es lícito y lo que no, esa persona no se cuestiona lo que hace.Cualquier otra persona al tener un prblema se siente mal, siente angustia. El psicópata en cambio actúa descargando toda la tensión interna en el mundo exterior”, explicó.

Al no haber una conciencia interna moral, leyes o una internalización de normas éticas, esa persona puede “llegar a matar sin pensar que está haciendo algo malo, porque dentro de su cabeza está bien”.

Según Martínez Llenas, un problema amoroso puede disparar al psicópata a descargar su tensión en forma violenta, porque el conflicto ocurre entre el mundo externo, entre “la realidad”, y su mundo interno pulsional e inconciente, lo que en psicología se conoce como ‘ello’, la parte más primitiva de las pulsiones agresivas y sexuales.

“Una personalidad así actúa de acuerdo a lo que va sintiendo. Cuando siente rabia, celos o bronca por la persona amada, actúa con pulsiones agresivas y destructivas. No tiene moral, no tiene culpa, acciona y reacciona según sus propias apetencias. Va a poner agresión en el afuera y llegar a una actitud criminal causando lesiones, tanto leves como moderadas o graves”.

Martínez Llenas también explicó que la legislación considera al psicópata imputable y responsable de sus actos, “consideración en eterno debate, ya que una personalidad como tal presenta evidentes trastornos” y por eso “se torna riguroso en extremo hacer un estudio cabal y profundo, caso por caso”.

Pero por otro lado el sitio de noticias  Infobae.com afirma que los peritos dicen que Lucila Fend no es una asesina. Las pruebas psicológicas y psiquiátricas apuntan que la muchacha no tiene perfil psicópata. Esto esta explicado brevemente sin dar nombres de los psicológos ni ningún otro dato. La familia de la víctima expresa que Lucila pudo haberse preparado para realizar los test y así fingir en sus respuestas. La abogada defensora de la familia dijo: la chica parece haber estado preparada para los tests y tiene el perfil de una psicópata”. “Además, los peritos oficiales no tomaron en cuenta varios aspectos de la causa que son clave para el análisis del perfil de la imputada, como la pelea que tuvo con un ex novio”, agregó . En tanto, fuentes judiciales indicaron a Télam que al fiscal de la causa, Alejandro Guevara, le llamó la atención que Lucila se negara a realizar el Test de Relaciones Objetables (TRO) de Phillipson, en el que los peritos podrían haber ahondado en las relación interpersonal de la imputada y la víctima y en el que se podría haber determinado si Lucila mintió durante los peritajes.

Según el informe presentado por la psicóloga de parte de la querella, Patricia Inés Martínez Llenas, -al que Télam tuvo acceso- “se observa en la peritada un perfil de fingimiento, donde no quiere mostrar aspectos de sí que puedan comprometerla en el presente proceso penal”.

“Se muestra reticente, desconfiada, a la defensiva, tratando de mostrar un aspecto virtuoso de sí misma. Para esto último se vale de recursos histriónicos -teatralidad- lo que muestra también una tendencia manipulatoria, egocéntrica y dominante”, agrega en su informe Martínez Llenas.  Si bien, según fuentes judiciales, la perito oficial de la Asesoría Pericial de San Isidro, Florencia Grinspun, y la psicóloga de parte de la defensa, Ana María Cabanillas, llegaron a la conclusión de que Lucila no presenta alteraciones morbosas de su personalidad y que su perfil no es el de una psicópata, Martínez Llenas llegó a conclusiones diferentes.

“Puede decirse que en la personalidad de la peritada podrían expresarse, dependiendo del nivel de estrés psicológico por el que atraviese, pasajes al acto psicopáticos que puedan involucrarla en situaciones que no pudo prever”, dice la perito de la querella.

En sus conclusiones, Martínez Llenas define la personalidad de la chica como “narcisista, manipuladora, con tendencia a minimizar situaciones que puedan comprometerla, con falta de sentimiento de culpabilidad y con un predominio de mecanismos de proyección, negación y disociación”.

En otro tramo de su informe, la experta de la querella hace referencia a la hipótesis que mencionó Lucila cuando se le preguntó qué pensaba respecto al crimen de su amiga Solange.

“Creo que fue una venganza contra el padre, tiene negocios turbios en Warnes, es impulsivo, le pegó a ella, a la madre. Tiene narcotraficantes que lo rodean, tiene matones que trabajan para él. Para mí hubo alguien siguiéndola, Sol se sentía muy ansiosa, muy nerviosa, ella sabía que la seguían”, dijo Lucila en las entrevistas.

“Se puede observar en el relato de Lucila la creación de una hipótesis criminal donde el culpable estaría ligado al entorno del padre de la víctima… Se puede relevar el uso del mecanismo de defensa de proyección, que consiste en colocar lo ‘malo’ fuera de sí, en un otro…, siendo esto la modalidad defensiva más típica de las personalidades paranoides y psicopáticas”, considera.

Entonces, la pregunta es: ¿Lucila es o no psicópata?

El informe de Martínez Llenas decía que Lucila tiene rasgos psicopáticos, algo opuesto a lo que concluyó la pericia oficial y Cabanillas. Cuando el juez Oscar Zapata le preguntó por qué con los mismos test la perito de la querella llegó a conclusiones opuestas, Cabanillas contestó que pudo haber una “pérdida de la objetividad”.
 También aseguró que Lucila no presentó signos de “máscara u ocultamiento” y dijo que “jamás” se puede preparar a una persona para este tipo de test.

Según las ultimas noticias:

La autopsia psicológica apunta a un crimen pasional de autoría femenina:

La autopsia psicologica fue realizada a la víctima. Este estudio psicológico relaciona el comportamiento y los factores emocionales de Solange en los días previos  a la fecha en la que falleció.

“Las evidencias nos llevan a sospechar que Solange estaba inserta en una ambiente rodeado de secreto y misterio, vinculado a cuestiones íntimas y no explícitas, ya sea en cuanto a su entorno familiar, como a su sexualidad”, dijo la licenciada Sandra Musumeci en su informe al que tuvo acceso Télam.

“Su preocupación apuntaba a descubrir su propia personalidad, a la búsqueda de nuevos intereses y proyectos y a reordenar su escala de valores. Generando esto una serie de cambios actitudinales que ocasionaron diversas situaciones conflictivas con su entorno, especialmente con su compañera de convivencia (Lucila Frend)”, agregó.Según la perito, “el motivo no parece el lucro, es muy probable que los motivos hayan sido pasionales o para silenciarla, quizás provocados o impulsados por la dificultad y resistencia del agresor para aceptar las opiniones y los cambios que Solange”.
“Resultaría poco probable que el/los autor/res hayan sido de sexo masculino, por la dinámica de los métodos utilizados no se puede descartar el sexo femenino”, concluyó Musumeci.

————————————————-

La revista Para Ti logró entrevistar a Lucila Frend:

–¿Esa noche volviste a ver a Sol?
–Volvió de lo de Santi, muy alterada, a eso de las 22.30. Nerviosa me contó que había tenido un altercado con Esther, la mucama de su novio. Aparentemente, dos meses antes, esta mujer, de unos 50 años, lo había acosado. Sol la habría enfrentado y Esther la habría zamarreado en la cocina, le habría tirado del pelo y le habría gritado: “Me querés cag… el laburo. ¡Te voy a matar!”. Fue una situación bastante violenta. Sol tenía mucho miedo. Yo le pregunté si esta mujer conocía la dirección de casa, me respondió que no e intenté tranquilizarla. Sol estaba molesta porque sentía que Santi no reaccionaba, que no hablaba con sus padres para contarles la situación. Al poco rato, más tranquila, se quedó mirando la tele. Yo me fui a dormir a eso de las 12. No escuché nada durante toda la noche. Me desperté a eso de las 7 y, desde mi cuarto, vi que Sol estaba durmiendo en su cama. Yo me levantaba a eso de las 7 mientras que Sol se ponía el despertador a las 10.30. Mi cuarto estaba en diagonal al de Sol, un poco más abajo. Sé que ella estaba durmiendo.

–¿Hubo algo que te llamara la atención?
–En ese momento, no. No vi nada raro. Pero dos días antes de salir de casa, vi en la puerta a un tipo rarísimo. Me miraba de una manera tan extraña que se me erizó la piel. Enseguida se metió en la obra en construcción de al lado. Nunca más lo vi. Otra cosa que me resultó llamativa fue que, diez días antes del crimen, Sol estaba muy nerviosa. También lo notaron las otras chicas del grupo de amigas. Después me enteré, por la causa, que ella había recibido un mensaje de texto amenazador en su celular. Decía: “Sabemos dónde estás. Te estamos siguiendo”. Pero a mí no me contó nada.

–El 10 de enero te levantaste como todos los días, te cambiaste, viste que Sol dormía y te fuiste a trabajar. ¿Cómo siguió el día?
–Vivíamos hablándonos por teléfono todo el tiempo… Cuando pasó lo de Sol, me pregunté cómo iba a seguir viviendo sin los llamados que recibía de ella a diario (se pone a llorar). Eran cientos de charlas y comidas compartidas con ella. ¡No tienen derecho a decir que como Sol se enojó conmigo porque yo era desordenada, la maté! Es ridículo… Sabía que la noche anterior ella había estado mal por el episodio en la casa de Santi y la llamé primero a casa. No me atendió nadie, ni siquiera el contestador. La llamé al celular y tampoco tuve respuesta. Y cuando me comuniqué al local de su papá, donde ella trabajaba, me contestaron que estaría por ahí a la tarde. En ese momento, pensé: “Salió de casa apurada, se olvidó el celular. Después la llamo”. Y me tranquilicé.

–¿Y no te llamó la atención que no pudieras dejar mensaje en tu casa al no responder el contestador?
–La verdad, no. El teléfono sonaba, había tono, pero nadie respondía. Ya a la noche me fui a lo de papá, porque había una cena familiar. Estuve un rato y me fui al cumpleaños de Valeria. Antes de eso, intenté comunicarme con Sol porque habíamos quedado en encontrarnos. Como seguí sin obtener respuesta, me fui sola. Cuando llegué al cumpleaños, Valeria me contó preocupada que no había hablado en todo el día con Sol. Era algo muy raro, porque ellas también eran íntimas amigas y se suponía que Sol la llamaría temprano para saludarla. Comencé a alterarme. Llamé a Santi y tampoco sabía nada. Entonces, arreglamos con Santi para encontrarnos en la puerta de casa. Mientras íbamos hacia casa, Vale y yo retroalimentamos nuestro nerviosismo.

–¿Qué pensabas que le había pasado a Sol en ese momento?

–Sentía que algo estaba mal, pero nunca pensé que la iba a encontrar muerta. Vale estaba tan nerviosa que quería pedirle al hombre de vigilancia de la garita o al remisero que nos acompañara hasta casa. Le dije que no era necesario. Cuando llegó Santi, entré en la casa con él. Valeria prefirió quedarse afuera. Apenas entramos en casa, escuché el sonido del despertador. Miré hacia el teléfono –es lo primero que buscaba cada vez que entraba en casa para saber si había mensajes en el contestador– y vi que la luz no titilaba. Estaba desconectado. Empecé a sentir una taquicardia impresionante. Y pensé: “A Sol le pasó algo malo”. Me puse a temblar y le dije a Santi que no me animaba a subir hasta el cuarto de Sol. El subió y al rato empezó a decirme: “Sol está tirada en el piso… Tiene sangre”.

–¿Cuál fue tu reacción?
–Subí enseguida. La vi boca abajo, con sangre en su espalda. Me puse histérica. No entendía nada. Por unos segundos, no recuerdo qué pasó. Bajé y entró Vale. Empezamos a llamar por teléfono a todo el mundo. Después salimos a la calle y comenzaron a llegar todos los familiares y la policía. A las 4 de la mañana fui a declarar.

–¿Es cierto que después pediste que taparan la cara de Sol para no verla?
–Todos los días Sol venía del local de su padre con dos o tres lucas, que las guardaba en el interior de sus botas. Cuando llegó la policía a casa, le comenté esto al fiscal y me pidió que subiera hasta el cuarto de Sol para buscar el dinero. Antes de subir, me preguntó: “¿Te impresionás?”. Le contesté que sí, pero que no importaba, que iba a subir igual porque quería saber qué había pasado. Entonces, el fiscal me avisó que a Sol la habían dado vuelta, que estaba boca arriba (vuelve a llorar). Yo sabía que había sido acuchillada y no quería ver a Sol así. No quería quedarme con esa imagen. Pedí que taparan su cara. No quería ver su cara llena de sangre, con tajos.

–¿El balcón que daba a la habitación de Sol era accesible desde la obra en construcción vecina?
–Sí, eso yo lo declaré. Es más: la puerta de ese balcón no se podía cerrar con llave. Así que cualquiera se podía meter por ahí. Sé que los peritos encontraron pisadas en ese balcón. Siempre dejábamos esa puerta abierta, sobre todo los días calurosos. Eramos ingenuas. Nos sentíamos seguras. Estuvo mal no tener miedo. Nunca pensamos que alguien podía entrar.

–¿Cómo era la relación entre Sol y vos?

–Eramos muy confidentes. Teníamos una relación espectacular. Todo lo que viví con ella fue muy lindo. Nunca hubo maldad. Estoy en paz porque nunca tuve una pelea con ella. Los pocos problemas que tuvimos, los arreglamos hablando. Toda la tristeza va por dentro. Me encuentro con Sol cuando rezo por ella o miro sus fotos. Con todo esto, empecé a descubrir una faceta espiritual en mí.

–¿Ella te contó que tenía algún problema importante?
–Había tenido quilombos con su familia. Entre los 15 y los 18 se mudó varias veces de la casa de la madre a la del padre, y después estuvo viviendo un año y medio con sus abuelos. Ella tenía experiencia de convivencias difíciles, pero cada una de nosotras respetábamos el espacio de la otra. Compartíamos amigos, salidas, viajes y hasta planes. Ni siquiera llegamos a tener roces por cuestiones de dinero. Cuando alquilamos, Sol recibía 1.000 pesos de su papá, y eso estaba perfecto porque era más o menos lo que yo ganaba por mes. Te puedo asegurar que la plata nunca fue un problema entre nosotras. Teníamos planeado quedarnos hasta fines de octubre en el departamento, fecha en que terminaba el contrato. Y después, irnos juntas a hacer temporada de esquí en Andorra para ahorrar.

–En el pedido de detención, el fiscal menciona que tres personas habrían declarado que vos mantenías relaciones lésbicas.

–¡No es correcto! Las declaraciones de estos testigos no respaldan la afirmación del fiscal. Sólo alguna vez fui con una amiga a un boliche gay por curiosidad y para divertirme.

–¿Cómo cambió tu vida a partir de todo esto?

–Fue terrible (se pone a llorar). Enseguida empecé a hacer terapia. Con mi terapeuta me planteé tres cosas: hacer el duelo de Sol, apoyar la investigación para encontrar al asesino y rearmar mi vida. Yo compartía todo con ella. Era como una hermana. Siento un vacío. Mi objetivo es dar mi apoyo a la investigación con la máxima objetividad y fuerza. Siempre fui transparente. Nunca mentí. Sé que si oculto algo, puedo retrasar el hecho de que atrapen al asesino. En lugar de ser una chiquilina llorona, traté de ser objetiva. Y por eso me tildaron de fría y distante.

–¿Quién creés que la mató?
–Declaré lo que sabía. No estoy en condiciones de afirmar con certeza, ya que puede tener origen en algo pasional o puede ser un homicidio por encargo. Nunca atribuí la muerte de Sol a alguien que me conociera a mí. Nunca me sentí amenazada. Pero no quiero estar sola.

–¿Te sorprendió que te hayan imputado?
–Fue otro golpe. Me había recuperado un poco después de la muerte de Sol, pero la reconstrucción del hecho y la imputación fueron demasiado. Volví a revivir su muerte. Me hicieron subir a su cuarto y encontré a alguien tirado en el piso, tal como estaba ella. Fue fuerte. Me puse a llorar y no me pude recuperar. La gente a mi alrededor me hacía mil preguntas y sentía que la cabeza me iba a estallar. Incomprensiblemente me obligaron a realizar los supuestos actos del asesino, simular con un cable de computadora la forma en que la mataron, poniéndome en el protagonismo del autor del crimen. ¡Imaginate mi estado de ánimo! Estaba sola, porque si bien fui acompañada por mis papás, no los dejaron entrar. Salí de ahí creyendo que me iban a acusar de asesinar a Sol. Ni siquiera tenía abogado. Cuando me notificaron que estaba imputada, me pareció una locura. No entendía nada.

–En tu fotolog, los días 8, 9 y 10 de enero reescribiste interpretaciones de algunas pinturas famosas: El amor sagrado y el amor profano, de Tiziano, La dama del unicornio, de Rafael, y Retrato de Enrique VIII de Inglaterra, de Holbein. Eran textos muy sugestivos, violentos y con connotaciones sexuales, que cualquiera podría relacionar con la muerte de Sol…
–En casa no teníamos computadora. Así que yo “posteaba” (subir textos o imágenes a internet) en el laburo. Soy fanática de Cortázar y eso lo saqué de “Instrucciones para interpretar tres pinturas famosas”, de Historias de cronopios y de famas (N. de la R.: durante 2004 y 2005 Luli cursó dos años de la carrera de Letras en la UBA). La última de las pinturas, la de Enrique VIII, la posteé el 10, a la mañana, desde mi laburo, antes de saber que a Sol la habían matado. Fue todo una coincidencia. Nada más.

–¿Y qué me podés decir sobre el incidente con el auto de Pablo, tu ex novio, que habrían destrozado junto con Sol?
–Una noche que yo me había quedado a dormir en lo de mi abuela, él apareció en casa para hablar con Sol. Yo ya me había peleado con él hacía tres semanas. Se quedó hasta tarde, tomaron varias cervezas y después, a los dos días, Sol me confesó que él intentó avanzarla a pesar de su resistencia. No sé si se besaron o no, pero como Sol vino de frente a contármelo, la perdoné y me puse de su lado. Entonces, ella me sugirió romperle el auto. Accedí y se lo hicimos bolsa. Ese fue mi único delito y reconozco que estuve mal. Le propuse a Pablo pagarle la mitad del arreglo, pero él no aceptó.

–Otra cosa muy sugestiva alrededor del crimen fue el nickname (apodo de identificación) que una amiga uruguaya que tenías en común con Sol utilizó para chatear días después del crimen: “el 10 sucedió lo que esperaba”.

–Fue una mala casualidad, pero ya quedó aclarado en el expediente. Esa amiga uruguaya, que estudia cine, hizo un corto de cine llamado Sucedió lo que esperaba y justamente lo fue a estrenar un día 10. Entonces usó ese nickname para promocionar su película, pero no tiene nada que ver con la muerte de Sol.

–¿Hay algo en torno de la muerte de Solange que tenés ganas de decir?
–Yo dije toda la verdad. Una persona que mata a alguien como lo hicieron con Sol, que no deja huellas ni rastros, tiene que estar mal de la cabeza. En una amistad como la nuestra, cómo alguien puede pensar que yo podría matarla.

Habla Lucila:

——————————————————–

Las ultimas noticias comentan que el perito legista Luis Kvitko complicó este mediodía a Lucila Frend al asegurar categóricamente que a su amiga Solange Grabenheimer la asesinaron alrededor de 24 horas antes de la revisión del forense en el lugar del hecho, es decir cuando la acusada estaba en la vivienda que compartía con la víctima.

Kvitko fue el primero en declarar en el juicio que se le sigue a Frend por el “homicidio doblemente calificado por alevosía y ensañamiento” de su amiga Solange, un delito que prevé la pena de prisión perpetua.
En su relato, el médico aseguró que el crimen de Solange pudo tener una connotación sexual y mencionó que en este caso advirtió una pequeña lesión anal.Además, dijo que la víctima no llegó a defenderse de su asesino porque primero la asfixió tapándole con la mano la boca y la nariz, y finalmente la apuñaló en el cuello. Kvitko aclaró: “Estoy hablando en potencial”, ya que entre otras cosas afirmó que en este caso no se conoce el móvil del crimen.

Mientras tanto, la joven estudiante de cine es la única acusada por “homicidio doblemente calificado por alevosía y ensañamiento. Ella sigue defendindo su inocencia y en el ultimo juicio declaró que el asesino podría haber sido un albañil. Si bien los jueces no convalidaron la detención por falta de pruebas, sí admitieron que Frend siga siendo investigada como sospechosa.

Los investigadores siguen  apuntando fuerte que el asesino era parte del círculo íntimo de la víctima.

Noticias recientes:

La autopsia psicológica es una técnica innovadora en el país que se basa en el análisis de los hábitos de la víctima y la entrevista con su entorno, para luego poder sacar conclusiones.”Pude concluir que el autor podía ser seguramente del círculo de allegados conocido por Sol y, sin duda, alguien que no pudo aceptar un cambio o un límite impuesto por Sol”,  afirmó la especialista encargada de la autopsia.

Cuando el fiscal Alejandro Guevara le preguntó si el autor era masculino o femenino, contestó: “En su momento, no pude comprobar que fuera masculino. No había motivos masculinos. No hubo violación, robo o violencia”.

Y, luego, se inclinó por una autora femenina cuando mencionó la mecánica del crimen y el posible móvil.

“La estadística marca que es el arma blanca el método de matar femenino más usado”, afirmó la perito.

“Creo que el móvil ha sido pasional y por como venía Sol con su crisis, es probable que el victimario se haya sentido abandonado o traicionado. Desde lo estadístico, las mujeres matan cuando se sienten abandonadas o traicionadas”, agregó.

A preguntas del fiscal se volvió a introducir una relación lésbica no consentida por Sol como posible desencadenante del crimen.

“Sol estaba experimentando. Era claramente heterosexual, lo que no la privaba de experimentar otras variables como las relaciones con personas de su mismo sexo”, dijo.

Cuando el fiscal le preguntó si el asesino podía ser alguien que quiso experimentar con Solange, Musumeci contestó que “sí”.

Incluso la experta mencionó que Sol estaba leyendo el libro “Eva Luna” de Isabel Allende que trata de “una chica que crece en un mundo masculino y obtiene contención en el ámbito de la homosexualidad y la prostitución”.

Musumeci senaló que de acuerdo a lo que pudo apreciar en su estudio, Solange tenía conflictos con su amiga Lucila Frend por la convivencia, con su padre Roberto Grabennheimer por su trabajo y con su novio Santiago Abramovich por las idas y venidas.

“Sol estaba atravesando una profunda crisis existencial. Estaba a punto de cambiar su estilo de vida, reorganizando sus valores. Lo prioritario para ella era lo social, no lo laboral”, dijo la especialista.

“Durante el último año estaba atravesando grandes cambios y empezaba a poner ciertos límites”, agregó Musumeci.

La licenciada explicó ante los jueces que si bien en Argentina esta técnica es nueva, con ella se pueden detectar “huellas psicológicas que una persona muerta ha dejado en vida para cercar el círculo de sospechosos”.

El presidente del tribunal, Oscar Zapata, no pareció convencido de esta técnica y le preguntó a la testigo cómo podía conocer a la occisa sin haberla entrevistado.

Musumeci explicó que si bien es una técnica innovadora para Argentina, y que ella es una de las pioneras, la autopsia psicológica nació en los años 20 en París para estudiar las causas de un suicidio.

La licenciada comentó que hizo el estudio analizando los hábitos de Solange y entrevistándose con su entorno.

“No hay víctimas casuales. Si conocemos a la víctima es probable que conozcamos a la persona que quiso hacerle daño”, concluyó.

Así recreó Lucila Frend la muerte de Solange Grabenheimer:

——————————————————————-

12/07. Lucila Frend absuelta:

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de San Isidro absolvió hoy a Lucila Frend del asesinato de su amiga Solange Grabenheimer.

En un fallo unánime, los jueces Luis Oscar Zapata, Lino Mirabelli y Hernán San Martín declararon inocente a Frend, por falta de pruebas, y además criticaron la investigación del fiscal Alejandro Guevara.

La data de la muerte fue la clave de la acusación contra Frend, ya que para el fiscal Guevara el crimen se cometió entre la 1 y las 7 de aquel 10 de enero de 2007, cuando “Luli” estaba en el PH.
Pero hoy los jueces dijeron que no hay certeza al respecto e incluso que todo indica que el crimen fue posterior a ese horario, cuando la imputada ya había salido rumbo a su trabajo.
“El horario de la muerte en el caso desde el punto de vista médico legal, como dato de certeza resulta ser tan extenso que deviene prácticamente inútil”, señala el veredicto.

Guevara sostuvo que el crimen se cometió cuando Solange “estaba durmiendo y sin poder defenderse”; que el asesino era “zurdo”, como Lucila, y que el mensaje del crimen fue aleccionador, como diciendo “así vas a aprender”.

La defensa, en cambio, advirtió que nunca se imaginaron que la Fiscalía tuviera “la osadía de ensayar una acusación” porque “‘Luli’ nunca pudo haber estado ahí” en la hora del crimen. Según la defensa, de los ocho médicos que intervinieron en la audiencia “cinco dijeron que el crimen pudo haber ocurrido a las 8 o a las 9 y los ocho declararon que podría haber ocurrido a las 10″ de ese 10 de enero.

Por su parte, el padre de Lucila, Eduardo Frend, declaró al abandonar el Tribunal “por fin se acabó de la mentira”, mientras que la madre, Marina Harvey, agregó: “Vamos a ver qué pasa cuando investiguen en serio”.

Después de haber abrazado entre lágrimas a uno de sus abogados tras escuchar el fallo, Lucila aseguró al salir del Tribunal que en los próximos días volverá a su trabajo, en Europa, pero aclaró que su compromiso con la causa por el crimen de su amiga “está intacto” y que volverá a la Argentina para declarar como testigo cada vez que sea necesario.

Mientras que el crimen de Solange quedó sin culpables, Lucila conluyó: “La batalla va a estar ganada cuando se encuentre al asesino”.

Madre de la chica asesinada dijo:  “Estoy enojada con la Justicia y con el tribunal”, dijo Patricia Lamblot, madre de la joven asesinada en 2007. Y agregó que al absolver a la única acusada los jueces “paralizaron todo lo que se hizo” hasta ahora. “Estamos de vuelta en cero”, se lamentó.

—————————————————————-

Claves del fallo:

La data de la muerte “No pudo haber sido antes de las 8 de la mañana”, dijeron los jueces.

A las 7.30, Lucila salió de la casa.

La manipulación Los jueces dieron por probado que el cuerpo fue manipulado tras el crimen, pero dijeron que esto tiene que haberse hecho cuando Lucila trabajaba.

ADN negativo Un pelo con sangre apareció adherido al cadáver de Solange.

“Había una mezcla de perfiles de ADN (…) con un perfil minoritario masculino no identificado”. Obvio, no era de Lucila. Además, “se halló un boxer con sangre que no fue relevado”, señalaron.

¿Zurdo o diestro? “No se puede ser concluyente” con respecto a la mano hábil del agresor, apuntaron.

Sexualidad La Fiscalía dijo que Lucila era homosexual.

Un “extremo no confirmado”, según el fallo.

Puertas Las puertas de acceso al PH no habían sido violentadas.

Pero la puerta del balcón cerraba mal: pudo haber entrado alguien.

Armas “No se encontró el arma homicida”, recriminó el fallo.

Temores La Fiscalía dijo que Lucila “tenía una inexplicable preocupación y miedo de ingresar a la casa” antes de hallar el cuerpo.

“No era la única”, según los jueces, que desacreditaron al novio de la víctima: “No hay una sola razón para que el fiscal le crea”.

Casilla de correo “El fiscal sostuvo que la imputada ingresó a la casilla de correo de la víctima, dando a entender que lo hizo para borrar algún mensaje incriminante”, dijeron.

“La familia (de Sol) tuvo la misma iniciativa”, objetaron.

—————————-

Isalvables fallas de origen:

Antes que hablar de un crimen perfecto, en el caso de Solange hay que pensar en un crimen mal investigado. Como ocurrió con tantos otros hechos ocurridos desde 1998 en la Provincia –cuando las investigaciones quedaron a cargo de nóveles fiscales–, este expediente sufre demasiadas e insalvables fallas de origen: una investigación policial más enfrascada en la grande de muzzarella que en imitar a CSI, un análisis forense que parece hecho por un curandero y una reconstrucción del hallazgo del cuerpo en la que el fiscal dilapidó grandes chances de obtener pruebas al violar todas las garantías constitucionales. Así, no se logró establecer con certeza cómo ni a qué hora mataron a la víctima, por lo cual era casi imposible condenar Lucila Frend o a cualquier otro acusado.

La Justicia se condenó a sí misma porque la investigación está plagada de irregularidades.

—————————————————

Referencias :  

http://www-3.minutouno.com/minutouno/nota/38508__page_1/

http://www.infobae.com/contenidos/378547-100894-0-Los-peritos-dicen-que-Lucila-Frend-no-es-una-asesina

http://www.parati.com.ar/nota.php?ID=9121

http://www.clarin.com/policiales/Insalvables-fallas-origen_0_516548453.html

http://www.clarin.com/policiales/Claves-fallo_0_516548454.html

Se trata de las hermanas que en el año 2000 mataron a su padre en el marco de un rito de purificación satánica en un departamento del barrio porteño de Saavedra. Si bien ambas fueron internadas en un neuropsiquiátrico, una fue absuelta por falta de mérito, y la otra fue dada de alta a pesar de su estado de esquizofrenia y hoy estudia en la UBA.

Se supo: no fue el diablo. Silvina y Gabriela Vázquez no estaban poseídas por un espíritu maligno cuando le asestaron más de un centenar de puñaladas a su padre, Juan Carlos, en su casa del barrio de Saavedra.

Los peritos que estudiaron la psiquis de las hermanas Vázquez entregaron el informe final al juez Julio Corvalán de la Colina, en el que concluyeron que las jóvenes son enfermas psiquiátricas.

¿Qué significa esto? Que nunca irán a prisión, porque son consideradas inimputables para la ley, de acuerdo con lo previsto en el artículo 34 del Código Penal.

No pudieron comprender la criminalidad de sus actos ni dirigir sus acciones cuando apuñalaron con un cuchillo Tramontina a Juan Carlos Vázquez, de 50 años, en la vivienda de dos plantas situada en Manuela Pedraza 5873.

Según los peritos, el único culpable “de esta tragedia fue la enfermedad psiquiátrica, lisa y llanamente”.

En total acuerdo

Los autores del informe fueron los doctores Lucio Bellomo y Lidia Cortecci, peritos oficiales, y el doctor Martín Abarrategui, perito de parte. También participaron las psicólogas María Casiglia y Ana María Cabanillas, perito oficial y de parte, respectivamente.

Todos ellos se pusieron de acuerdo después de dos meses de estudiar a las acusadas. Presentaron un dictamen único, ya que coincidieron en el diagnóstico, una circunstancia no muy habitual en casos de esta naturaleza.

Silvina presenta un trastorno esquizofrénico (Alteración mental grave caracterizada por pérdida de contacto con la realidad, alucinaciones, delirios o pensamiento anormal.Esto la hace peligrosa para sí y para terceros ) y Gabriela, la más grande, padece un trastorno esquizofreniforme (Se parece a la esquizofrenia, pero en este cuadro los síntomas han estado presentes por menos de seis meses), explicó una fuente con acceso a la causa. Las dos son consideradas dementes en sentido jurídico.

El informe de los especialistas descarta que haya existido una cuarta persona en la escena del crimen. Tampoco considera que padre e hijas hayan mantenido relaciones sexuales incestuosas. Y por último, niega la responsabilidad de personas ajenas al núcleo familiar en el homicidio.

Estas dudas ya habían sido despejadas durante la investigación: nadie había visto a otra persona en la casa el día del crimen, los peritos no encontraron vestigios de relaciones sexuales en el cuerpo de las chicas y los investigadores habían descartado la participación de alguien que no fuera de la familia.

Silvina concurría habitualmente al Centro Alquímico Buenos Aires Transmutar, donde había hecho un par de cursos.

Junto al cuerpo de Vázquez, la policía había encontrado unos folletos del lugar que explicaban cómo realizar un rito purificador.

Velas, recipientes con agua, una Biblia ensangrentada, entre restos de comida y excrementos, quedaron como vestigios de la ceremonia.

Cuando los policías de la comisaría 49a. llegaron a la casa, Silvina tenía el cuchillo ensangrentado en la mano, hablaba con voz de hombre y decía que estaba poseída por el diablo. “Mamá, papito ahora va a volver bueno”, murmuraba.

La autopsia de Vázquez fue practicada por el más prestigioso médico forense del país, Osvaldo Raffo, quien determinó que el ferretero había recibido alrededor de 100 puñaladas, la mayoría de ellas agrupadas en la cabeza y el cuello y que la herida mortal era un puntazo en la arteria carótida.

En el abdomen, Vázquez tenía dibujado con cuchillo un círculo que contenía un triángulo y faltaban pedazos de carne de su mejilla izquierda que pudieron haber sido quitados a mordiscones por lo que vieron los policías.

En su cama del hospital Pirovano cambió de dueño y dijo que la poseía un tal Sergio. Los investigadores asociaron de inmediato el nombre con el de Sergio Etcheverry, titular de Transmutar. Con el dictamen de los peritos, el hombre ahora podrá estar en paz.

Había sido imputado por el fiscal José María Campagnoli, pero su abogado presentó un escrito en el que negó los cargos y el magistrado nunca lo llamó a declarar.

Luego de recibir el informe de los especialistas, al juez Corvalán de la Colina sólo le resta declarar inimputables a las acusadas y sobreseerlas por el homicidio. “El dictamen no es obligatorio para el juez, pero siempre lo respetan, y más cuando es por unanimidad”, dijo una alta fuente.

Locura de a dos

En términos psiquiátricos, la dolencia padecida por las hermanas se conoce desde el siglo XIX como “folie-a-deux” (locura de a dos).

Los especialistas no se sorprenden porque el trastorno haya atacado a las dos hermanas. Hay antecedentes de casos de locura masiva. Es así como se explican las matanzas colectivas entre los integrantes de una secta.

Puede llamar la atención que la dolencia no se haya manifestado antes, habida cuenta, incluso, de que Silvina aprobó seis materias en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA. Pero cuando la muchacha tenía 16 años tuvo un primer brote. A esa edad dijo que hablaba con la Virgen María. “Ahora asegura que conversa a diario con la Virgen, que le pide consejos”, explicó una fuente. Se trata de un delirio místico.

Gabriela si es tratada con psicofármacos de última generación y atendida por profesionales, podría lograr una mejoría que le permita hacer algún tipo de trabajo manual, sin mayores complicaciones, dijeron fuentes consultadas. El caso de Silvina es aún más severo, según los especialistas, aunque no puede decirse que nunca podrá recuperarse.

La menor de las hermanas Vázquez fue dada de alta del neuropsiquiátrico hace 8 años pese a que había sido declarada una enferma esquizofrénica peligrosa.

Fuentes del Servicio Penitenciario Federal (SPF) confirmaron a Télam que Silvina Vázquez, actualmente de 32 años, fue dada de alta el 18 de julio de 2003 de la Unidad 27 neuropsiquiátrica que funciona en el Hospital Moyano porteño, por orden del Juzgado Nacional de Ejecución Penal número 3 de Capital Federal.

Silvina retomó sus estudios en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires, donde habría conseguido un título, y que actualmente vive con una curadora en una residencia privada.

Conclusión:

El caso de las hermanas Vázquez es uno de los más emblemáticos de las páginas policiales argentinas, y si bien se lo relacionó con un “crimen satánico”, la Justicia concluyó que fue el corolario de un estado psicótico de todo el grupo familiar que creía que el diablo estaba presente en esa casa y particularmente en el cuerpo del padre.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/19029  Rafael Saralegui (h.)


http://www.online-911.com/leer.php?s=1&id=5804&t=Mat%C3%B3-a-su-padre-en-un-rito-sat%C3%A1nico-pero-est%C3%A1-libre-y-estudia-en-la-UBA

“El asesino es un antisocial que no siente culpa y planificó la masacre en todos sus detalles”

El hecho ocurrido:  El fuego se desató unos minutos después de las 2 de la madrugada  en la pieza de seis metros por cuatro levantada sobre la calle Brandsen −una zona descampada entre Cañuelas y San Miguel del Monte, partido de Presidente Perón− donde dormían Rafael Santa Cruz, un ciudadano paraguayo de 48 años, su mujer misionera, Rosa Vega, de 33, y los hijos de ambos: Christian, Luciano, Víctor, Rubén, Ayrton, Adrián y Alma Silvana, todos de entre 14 años y 11 meses.
Según el testimonio de los vecinos, unas horas antes, Santa Cruz había discutido con Eugenio Caramañola Báez, un compatriota suyo de 55 años que vive a escasos 80 metros de la casa incendiada.  Báez intentó “colgarse” del cable que llevaba electricidad a la casa de los Santa Cruz, pero, ante la negativa del permiso, prometió venganza.
Lo siguiente que se sabe es que una llamada al 911 alertó sobre un incendio en una casilla, que a esa altura ya era un montón de escombros.

Tanto Santa Cruz como los seis hijos varones murieron calcinados, mientras que su esposa y la niña de 11 meses fueron llevadas al Hospital Cecilia Grierson de Guernica.  Según los registros de la institución, la beba ingresó a las tres de la madrugada en grave estado con quemaduras en el 90% de su cuerpo que le dañaron las vías respiratorias y luego fallecio.

Si bien al principio los peritos policiales apuntaron a la hipótesis del incendio causado por la explosión de una garrafa, los bomberos les informaron que al llegar sintieron un intenso olor a combustible.  En simultáneo, un vecino declaró que antes del hecho vio a Báez merodeando por la zona “con un botellón que tenía adentro líquido”, mientras que otro afirmó haberlo escuchado decir que “iba a prender fuego una casa”.
“A raíz de los testimonios recogidos se fue hasta la casa de esta persona, donde se incautaron un par de objetos con olor a combustibles, como encendedores, envases de plásticos y prendas de ropa”, reveló el Jefe de la Departamental de San Vicente, Comisario Mayor Gerardo Capozucca.

Según una versión extendida en el barrio, Báez recibió hace unos meses un tiro en la pierna de parte de un vecino que lo culpó de ser cómplice de una violación.
Los policías demoraron al sospechoso y el juez platense Guillermo Atencio convalidó la aprehensión solicitada por la fiscal La Rocca, quien en principio reunió como elementos de prueba los testimonios y los envases secuestrados.
Al cierre de esta edición se esperaban los resultados de los peritajes en la casa, para determinar el inicio el incendio.
Santa Cruz era albañil y vivía de realizar “changas”. Según un vecino, el miércoles salió de su casa a las 4 de la tarde por un trabajo y volvió antes de las 8. Un rato después se cruzó con Báez en la calle y comenzó la discusión que terminó en masacre. El mismo vecino comentó que hasta la semana pasada Santa Cruz estuvo levantando una pared  en su propia casa con la fe intacta en construir otra pieza para los chicos.

Perfil del supuesto asesino:

Para los expertos en ciencia criminalística, la acción de Eugenio Caramañola Báez, el hombre acusado de masacrar en Guernica a un padre y a sus siete hijos pequeños, es considerado un acto de “homicidio en masa”, porque mató a más de tres personas en un solo acto. Así lo explicó, en diálogo con el diarioTiempo Argentino, el forense Raúl Torre: “El sujeto protagonista de este episodio dramático se podría definir como un exponente de una conducta conocida como trastorno de personalidad antisocial (TPA). De todas formas –profundizó Torre– habría que realizarle las pericias psiquiátricas para definirlo exactamente. Estos hombres entienden perfectamente lo que hacen.”
Es decir: Báez es un antisocial que no siente culpa y planificó la masacre en todos sus detalles. Su móvil fue el odio. No pudo colgarse de la luz y cometió un crimen atroz, quemando vivas a las víctimas inocentes, al acecho y de madrugada.

Fuente:http://tiempo.elargentino.com/notas/asesino-es-antisocial-que-no-siente-culpa-y-planifico-masacre-todos-sus-detalles

crimen pilar

El caso García Belsunce  parece una  novela de enigma de policial norteamericana. Pero la realidad supera a la ficción.

A María Marta (Sociologa argentina) la mataron de cinco balazos el 27 de octubre de 2002 dentro de su casa del country Carmel de Pilar. Sus amigos y conocidos pensaron que la mujer había muerto por  resbalarse en la bañera mientras se duchaba, pero en diciembre de ese año se conoció el resultado de la autopsia y en el crimen quedaron muchos interrogantes.

“Apaguen las cámaras de seguridad perimetrales, puede ser que venga tormenta”. Alrededor de las 17:00 horas del 27 de octubre de 2002, el Jefe de Seguridad de Carmel Country Club impartía esa inusual orden.

Esa misma tarde, insólitamente, el vigilador que estaba a cargo del control permanente de un vecino acusado de varios robos fue enviado a hacer guardia en otro Country.

El único procesado por el homicidio fue Carrascosa (Su marido). También, hubo 8 imputados por encubrimiento, la mayoría familiares y vecinos de la víctima. Desde entonces la defensa de los García Belsunce libró una batalla judicial en la cual hasta pidieron que el fiscal se presentara como testigo de la causa.

Carrascosa había sido detenido por primera vez y luego quedó en libertad porque un juez  le morigeró la prisión preventiva a cambio de 100 mil pesos de fianza. Un año después, Barroetaveña decidió sorpresivamente poner en duda la participación de Carrascosa en el crimen y dejarlo libre, aunque sujeto a investigación, porque consideró que había pocas pruebas para pedir la prisión preventiva. Actualmente se encuentra nuevamente en prisión.

Estos fueron los principales hechos durante el tiempo que duró la instrucción del crimen:

27/10/02: María Marta es hallada muerta por su esposo Carlos Carrascosa, en su chalet del Carmel Country Club de Pilar.

2/12/02: El fiscal Diego Molina Pico ordena exhumar el cuerpo para practicarle una autopsia, que revela que la mujer había sido asesinada de seis balazos calibre 32 en su cabeza. La familia de María Marta García Belsunce proponen a los investigadores del caso sumar un psicólogo forense al equipo para que realice un perfil psicológico del homicida.  La idea de los allegados a la familia es que el móvil del crimen no hay que buscarlo en la víctima, sino en el asesino. Insisten en que la conducta de María Marta García Belsunce no explica las razones por la cuáles fue víctima de una muerte violenta. La labor consiste en interpretar la escena del crimen, la posición del cadáver, la mecánica de la muerte, la forma de matar, el tipo de lesiones y las actitudes posteriores del asesino sobre la base de los rastros dejados en el lugar donde ocurrió el homicidio. “Nos puede ayudar a comprender al asesino”, al señalar que “hay una desproporción de la violencia empleada por el homicida, con respecto a las posibilidades de defensa de María Marta García Belsunce.

18/12/02:John Hurtig, hermanastro de María Marta, encuentra  el “pituto-bala”. El  declara primero que lo encontró tirado en el piso y como no sabía que era lo desechó por el inodoro. Cuando el fiscal le pide, el mismo va al pozo ciego y lo recupera. Esa fue su primera declaración.

16/1/03: Molina Pico imputa del delito de “encubrimiento agravado” al hermano de María Marta, Carrascosa y a varios familiares y amigos de la víctima.

8/04/03: Molina Pico pide al juez de Garantías Diego Barroetaveña la detención de Carrascosa como supuesto asesino de su esposa. El viudo es detenido tres días después.

23/05/03: Carrascosa recupera su libertad y se instala en el country, tras recibir el beneficio de morigeración de la prisión preventiva y pagar 100 mil pesos de fianza.

04/09/03: En fallo dividido, la Cámara de Apelaciones y Garantías de San Isidro resuelve que Carrascosa siga libre.

16/10/03: Molina Pico denuncia que el sistema judicial bonaerense le impide avanzar en la causa. Responsabiliza a Barroetaveña.

16/02/04: El fiscal eleva la causa a juicio oral y considera que el crimen se produjo en medio de una discusión por cuestiones financieras vinculadas al lavado de dinero del Cartel de Juárez.

23/04/04: Barroetaveña cesa la prisión preventiva de Carrascosa, aparta a Molina Pico de la investigación y decreta la nulidad de la elevación a juicio.

6/09/05: La causa es elevada a juicio oral. Carrascosa, como único imputado por el homicidio, y miembros de la familia y amigos, como encubridores.

7/06/06: Se comprueba que la sangre hallada en la casa de El Carmel no se corresponde con el ADN de Carrascosa.

20/02/07: Se inicia el juicio contra el viudo por el homicidio calificado de su esposa o el encubrimiento agravado en el Tribunal Oral en lo Criminal 6 de San Isidro.

05/04/07: Los análisis de ADN realizados a Horacio García Belsunce (h), John Hurtig, Irene Hurtig y Bártoli también dan negativos.

12/06/07: El fiscal Molina Pico solicita que Carrascosa sea condenado a prisión perpetua por el homicidio de su esposa o, subsidiariamente, a seis años de prisión por el encubrimiento.

Además, pide que se investigue a la hermanastra Irene Hurtig y a su esposo Guillermo Bártoli como coautores del crimen.

13/06/07: Los abogados querellantes Zulema Rivera y Gustavo Hechem, que en el juicio actuaron como una suerte de “defensa paralela”, solicitan la absolución de Carrascosa.

15/06/07: Los defensores del viudo, Alberto Cafetzoglus y Hernán Diego Ferrari, piden la nulidad del alegato del fiscal, que Carrascosa sea absuelto por ambos cargos y plantean el caso
como un homicidio en ocasión de robo cometido por vigiladores, ladrones externos o el vecino Pachelo.

11/07/07: El Tribunal número 6 de San Isidro condena a Carrascosa a 5 años y medio de prisión por el encubrimiento del crimen.

17/08/07: Luego de pagar una fianza de 100 mil pesos, Carrascosa recupera la libertad tras pasar 38 días en la cárcel de Campana.

18/06/09: La Cámara de Casación bonaerense modifica los cargos contra Carrascosa y lo condena a prisión perpetua por considerarlo “autor material” del crimen, en vez de “encubridor”.

12/05/11: Los fiscales de Pilar Leonardo Loiterstein y Daniel Márquez pidieron la detención de Irene Hurtig, al acusarla de ser coautora del homicidio de su media hermana, María Marta García Belsunce.Una pericia de audio realizada por Gendarmería Nacional que fue presentada por Molina Pico en el juicio a Carrascosa, determinó que de fondo a la voz del viudo hablando con la operadora, se escuchaban en segundo plano a un hombre y una mujer:”¿No la ves?”, “tocala”, “cerrá la puerta, “dale… vamos” y “está muerta”, son algunas de las palabras que pudieron filtrar los peritos y que para los fiscales indican que estaban manipulando el cuerpo de María Marta.
La voz masculina ya se determinó por pericias y porque él mismo lo reconoció, que pertenece a Bártoli, y la hipótesis del fiscal Molina Pico durante el juicio, ahora avalada por Márquez y Loiterstein, es que la mujer presente era Irene Hurtig, la medio hermana y por eso piden su detención e indagatoria como posible coautora del crimen.

17/05/11: El juez de Garantías de San Isidro, Ricardo Costa, desestimó la detención de Hurtig, por considerar que faltan pruebas.

18/05/11: Comenzó un segundo juicio por el asesinato de María Marta, en el que siete familiares y amigos que están acusados del encubrimiento del asesinato y uno de ellos. La Fiscalía cambió la acusación que pesaba sobre el cuñado de María Marta García Belsunce y pretende procesarlo como “partícipe necesario”.

26/05/11: Los jueces impeccionaron la casa donde asesinaton a Maria Marta.

07/07/11: Los jueces ampliaron la acusación contra el cuñado de Maria Marta.Estaba imputado por haber gestionado un certificado de difución trucho y por haber ordenado que se limpiara la sangre de la escena del crimen. Ahora también le echacan haber manipulado el cuerpo de la víctima.

13/07: El perito trajo una revelación al caso: sostuvo que María Marta fue rematada en el piso de cuatro tiros por alguien que no era experto en el manejo de armas .

4/11/11: Dos hermanos y el cuñado presos por encubrimiento.La pena más alta, de cinco años de prisión, fue para Guillermo Bártoli. Hubo llantos y tensión durante la lectura del fallo. Luego, la presidenta del tribunal ordenó desalojar la sala. Los detenidos fueron trasladados a la DDI de San Isidro.

Forense sorprendido por elementos encontrados en el ataúd de María Marta

El médico legista Héctor Moreira reveló que tras la exhumación del cuerpo y apertura del cajón donde estaban los restos halló una toalla ensangrentada, un pañuelo en el bolsillo del pantalón de la víctima y una muñequera elástica, también manchada con sangre. Aseguró que se trató “un rito funerario anormal, inusual”. También dijo que “si algo se puede elucubrar es que (quien la asesinó) no era alguien experto para matar”.

——————————————————————–

En fin… el caso continúa sin resolverse y, para colmo, no contamos con Edgar Poe y su infalible C. Auguste Dupin. Acaso haya que volver a la otra variante del género: la novela negra. En las historias de Hammett o de Chandler poco importa la identidad del criminal, esos textos dan cuenta de una sociedad corrupta en donde el crimen es sólo una consecuencia lógica. Quizá nunca lleguemos a saber quién mató a María Marta García Belsunce y por qué la mataron, pero lo que ya resulta imposible de disimular es la hipocresía que salió a la luz no bien la familia de la víctima comenzó a borrar rastros y manchas de sangre.

En pálabras simple…¿Cómo la familia no va a notar que NO se callo de la bañera sino que tenía seis  disparos (cinco en su cuerpo y uno en la cabeza)?¿Por qué tampoco lo notó el primer médico que examino el cadaver, al efectuar el informe? ¿Complicidad familiar? Ojalá algún día se resuelva el crimen y se descubra a los verdaderos culpables.

Fuentes: http://www.elargentino.com/nota-45886-Cronologia-del-caso-Maria-Marta-Garcia-Belsunce.html

http://www.lanacion.com.ar/463943-piden-que-actue-un-psicologo-forense-en-el-crimen-de-carmel

——————————————

En la inspección, la Justicia intentó reconstruir los momentos previos al asesinato durante más de dos horas. Por primera vez se pudo ver por televisión el interior de la casa donde mataron a María Marta.

La pálabra de la familia:

Carrascosa tiene blog y escribe desde la carcel:

http://carloscarrascosa.wordpress.com/

A partir del 9 de Abril, en el dominio carloscarrascosa.com puede verse un blog desde el cual -supuestamente- el acusado por el crimen de María Marta García Belsunce escribe desde la cárcel con el objetivo que el encabezado de su página define así: buscando justicia.

Las publicaciones visibles hacen referencia a la copia fiel de una carta manuscrita por Carrascosa que luego se replica en formato digital en un post titulado “La necesidad de contar la verdad“.

Notas:
(1) Declaraciones de los forenses: http://www.clarin.com/diario/2007/03/08/policiales/g-04801.htm

(2) Primeras versiones del pegamento: http://www.clarin.com/diario/2003/03/05/s-526017.htm

(3) Declaración del Procurador: http://www.lanacion.com.ar/Archivo/Nota.asp?nota_id=486440

(4) Acusación del fiscal: http://www.seprin.com/menu/notas6939.htm

(5) Declaraciones de Horacio García Belsunce y Hurtig: http://www.terra.com.ar/canales/informaciongeneral/61/61297.html

(6) Declaraciones de los adolescentes: http://www.clarin.com/diario/2007/04/24/um/m-01406188.htm

(7) Condena de Pachelo y denuncia de Amigas del Pilar: http://www.lacapital.com.ar/2007/03/13/policiales/noticia_373060.shtml

(8) Declaración del vigilador Villalba: http://www.lanacion.com.ar/herramientas/printfriendly/printfriendly.asp?origen=3ra&nota_id=466397

 9) Declaraciones de la masajista sobre el lavado de la sangre: www.lanacion.com.ar/475725

10) Testimonios del masajista y del encargado del sauna frente al club house: www.lanacion.com.ar/490213

Para más información: http://quienasesinoammgb.blogspot.com/