Posts etiquetados ‘autopsia psicológica’

Paola Bustos – La psicóloga forense, de nacionalidad colombiana, visitó La Paz junto a otros expertos extranjeros, invitados por la corporación Conciencia, entidad que trabaja en la sede de gobierno con profesionales para dar seminarios y asesorar a entendidos en la administración de justicia

La Paz. Paola Bustos destaca la importancia de la psicología forense.

Entrevista por Diario La razón:

— ¿En qué consiste la Psicología Jurídica y la Forense?

— La Psicología Jurídica es una especialización de la Psicología que estudia el comportamiento humano relacionado con la ley y, de ahí, nace un subcampo que es la Psicología Forense, con la que los profesionales dan su opinión en tribunales penales, civiles y laborales a solicitud de las partes.

— ¿Cuál es su rol?

— Somos coadyuvantes de la justicia en las diferentes áreas del derecho, por ejemplo, en el área penal, casos relacionados con delitos violentos inscritos en el Código Penal, cuestiones laborales, testamentos, interdicción, familia, adopciones, divorcios y otros.

— ¿Es preciso que el personal judicial y policial se capacite en esa rama de la Psicología?

— Las personas que lo ejercen son los psicólogos, los que darán su opinión en los tribunales. Sin embargo, se necesita que los abogados, jueces, fiscales tengan este conocimiento para debatir en las audiencias. Si hay un interrogatorio o una demostración de pruebas en el área penal y el abogado no tiene conocimiento, entonces no podrá debatir o evaluar el caso.

— ¿Qué conclusiones saca un psicólogo forense durante un determinado proceso judicial?

— Evalúa la salud mental del acusado, la personalidad, ira, intenso dolor, depresión o emoción interna. La Psicología Forense es un instrumento para la justicia.

— ¿Cuál es el campo de acción de este instrumento jurídico?

— Su mayor campo de acción son los delitos violentos como los homicidios, agresiones o asaltos sexuales a adultos y niños y violencia intrafamiliar; en esos delitos se ven inmersas muchas condiciones psicológicas que deben ser aclaradas en juicios.

— ¿Cómo coadyuva este instrumento en esclarecer casos?

— Se puede evaluar el estado psicológico de los agresores. Es muy diferente que la persona planee el delito a que actúe impulsada por problemas mentales o psicopatológicos porque, en el segundo caso, el delito no se planea, no es voluntario, sino es espontáneo. Pero cuando uno está en sus cabales y quiere delinquir, pues es diferente su condición en el proceso. La personalidad también cuenta, hay sujetos que tienden a cometer más delitos que otros.

— ¿La evaluación afecta al fallo?

— El fin primordial de este instrumento es orientar al juez o al tribunal en la toma de decisiones, nosotros les mostramos las condiciones psicológicas del acusado y de la víctima y ellos (jueces) deciden; adquieren ese conocimiento adicional para emitir el fallo final.

— ¿Es un instrumento vital en los procesos judiciales?

— Donde haya una duda o un conflicto a nivel de comportamiento de la persona, es fundamental el psicólogo forense porque va a ayudar a dilucidar la verdad y orientará al juez en las decisiones.

— ¿Cómo se usa este instrumento en la región y en Bolivia?

— En Colombia y Argentina están un paso adelante en relación con Bolivia; aquí lo que falta es apoyo a la investigación en el nivel académico para usar de forma adecuada este instrumento. En Sudamérica es una disciplina nueva.

— ¿Qué impresión tiene del trabajo que se realiza en Bolivia, se está trabajando para aplicar la Psicología Forense?

— Varios profesionales me han comentado que los psicólogos están ingresando en este campo, pero la mayoría no está formada para estar en el contexto de evaluación judicial; están yendo psicólogos clínicos a juicios y no les está yendo bien porque no conocen la dinámica e instrumentos forenses para aplicar la evaluación.

— ¿Qué se recomienda a los profesionales y al sistema judicial de Bolivia?

— Hay voluntad de formarse y especializarse, pero el psicólogo forense debe saber que juega un papel importante en el sistema judicial y que puede ser perito. Los operadores y la justicia deben dar cabida al psicólogo para resolver los casos y ayudar en la investigación. Es un instrumento para dilucidar la verdad.

— ¿Hay riesgo de que un psicólogo tome partido en favor de una de las partes del proceso?

— En Bolivia y en otros países, a solicitud de los abogados, hay psicólogos que modifican sus evaluaciones y las cambian para beneficiar a alguna de las partes; eso está mal, la justicia debe ser objetiva, clara e imparcial, esa problemática se debe ir erradicando. Ahí se precisa a otro profesional para refutar.

— En 2011 un periodista apareció muerto en La Paz por una explosión de dinamita. Concluyeron que fue un suicidio, pero quedaron dudas, ¿ese tipo de casos pueden ser resueltos?

— Existe la autopsia psicológica que puede establecer la condición emocional de la persona a la hora de la muerte y se puede esclarecer si fue suicidio u homicidio. En este caso se debería ver si la persona estaba triste, si tenía dificultades, cómo lo percibió su entorno en los últimos momentos y así llegar a una conclusión de la salud mental.

Perfil

Nombre: Paola Bustos

Nació: 29-julio-1977

Profesión: Psicóloga

Cargo: Perito y docente

Una maestría en el área jurídica

Bustos nació en Bogotá, Colombia, es licenciada en Psicología y tiene una maestría en Psicología Jurídica. Trabajó 14 años en la administración carcelaria de su país, donde asesoró en el tratamiento penitenciario de internos. Actualmente se dedica a la docencia en universidades privadas de Colombia. Asimismo, realiza peritajes en su área de especialización. Está interesada en hacer estudios forenses transculturales con los países de la región.

Fuente: http://www.la-razon.com/nacional/seguridad_nacional/psicologo-forense-fundamental-dilucidar-verdad_0_1621037956.html

Para confirmar que un suicidio ha sido simulado y que en realidad lo que esconde detrás es un asesinato, los forenses echan mano de los psiquiatras, alguno de ellos expertos también en forensia, para que realicen la autopsia psicológica de la víctima.

Aunque siempre existe un componente psicológico al efectuar el examen del cadáver (habitualmente para buscar la motivación del homicida y la resistencia de la víctima), en los casos de duda esta prueba se hace todavía mas importante.

Las autopsias psicológicas surgieron en la década de 1930 en los Estados Unidos, por el elevado índice de suicidio que acarreo la crisis económica del 29.  Después, estos estudios se paralizaron hasta que a mediados del siglo XX resurgieron en el mismo país que los vio nacer. Ahora, se esta convirtiendo en el eje de estudio para combatir los suicidios en Japón y en los países nórdicos donde estas depresiones que llevan a la muerte se han convertido en un gran problema, al constituir la mayor causa de fallecimiento de sus población.

Como la de otros investigadores, la función del psiquiatra es descodificar mensajes, habitualmente subjetivos, pero en estos casos los expertos aseguran que es mas sencillo porque “los muertos mienten poco”. Por eso, el psiquiatraforense debe acceder a lugares intimos de la víctima y a los informes en relación a la muerte de los investigadores y otros peritos.

Su trabajo comienza en la escena del crimen y mientras los agentes de la inspección ocular “levantan” huellas dactilares y otras pruebas, este experto levantara las huellas psicológicas de la víctima que han quedado en los espacios en los que habito y en las personas que tuvieron relación con ella, incluso, con quienes la vieron en las ultimas horas y percibieron su actitud.

Para ellos, el rostro de la víctima al morir y la posición en la que aparece, es el mejor punto de partida. En ella se refleja si la persona era consciente de lo que se avecinaba, Por ejemplo, si una persona se suicida estampando su coche tendrá la cara tensa, con el labio inferior contraído y los dientes apretados: sabia lo que le iba a pasar. Mientras que en otro tipo de suicidios, por ejemplo con algunos tóxicos, es probable que mantenga una expresión cercana a la serenidad.
Pero no siempre es posible que estos especialistas acudan, aunque si tendrán acceso a las fotografías de los investigadores. También le llegara el informe y a partir de entonces indagara si las lesiones o la forma de morir es compatible con el carácter de esa persona.
Algunos psiquiatras mantienen que la manera de suicidarse varía según la constitución física, la cual esta asociada a la personalidad.
Existen tres tipos:
-Leptosomatico: Se caracteriza por su delgadez. Es una persona que oscila entre la frialdad y la hipersensibilidad y su suicidio requerirá una gran preparación midiendo todos los acontecimientos, escogiendo con mucha probabilidad un lugar alejado pensando aun en si estará todo listo para el acto: puede emplear un arma de fuego o veneno.
-Atlético: Tiene un esqueleto fuerte con una musculatura desarrollada, es una persona reiterativa, tenaz y calculadora que acabara con su vida de forma brusca, por ejemplo ahorcandose, pero lo hará buscando que la culpabilidad moral recaiga sobre alguien cercano que, seguramente, sera quien encuentre el cuerpo.
-Pícnico: Persona bajita y regordeta que pasa de la exaltación a la depresión con facilidad. Según los psiquiatras, se suicida de manera llamativa debido a su carácter pasional, por lo que optan por quitarse la vida de una forma ostentosa como por ejemplo tirándose a la vía de un tren o degollandose frente a un espejo.

El suicidio de niños y adolescentes: coincidirá en parte con esta personalidad inmadura y fantástica. Ellos anuncian su muerte a los cuatro vientos y para morir elegirán por ejemplo, tirarse por una ventana, para que todo el mundo vea lo mal que le tratan sus padres, amigos o pareja. La diferencia que hay entre los niños y los picnicos es que aquellos no son conscientes de la irreversibilidad de la muerte. Solo es una forma de escapar.

Ademas de estas lineas generales, en apariencia subjetivas, la autopsica psicologica es un metodo riguroso y cientifico debido al proceso de elaboracion que tiene.

El psiquiatra lee los diarios, las cartas, ve fotografias y bucea en los pensamientos y deseos mas intimos de la victima. Analiza sus antecedentes psiquiatricos y delictivos si los tuviera, sus costumbres diarias, si consumia alcoholo drogas y en que cantidad, sus miedos… La teoria es que el miedo acompaña al individuo hasta en su forma de morir: alguien que padezca de vertigo jamas se suicidara tirandose por una ventana.

Despues, el psiquiatra da el salto a las entrevistas personales con familiares, amigos y vecinos, compañeros de estudio, trabajo, religion… Debe estudiar las relaciones de pareja, aunque esta nosea formal o publica, da igual que edad tenga la victima. Es importante que la muestra de entrevistados sea amplia, pero tambien selectiva. Debe excluir a los sospechosos pues pueden manipular la informacion que los demas facilitan al psiquiatra.

En estas entrevistas el experto busca sobre todo algun sintoma previo al suicidio. Los especialistas aseguran que a no ser que se trate de un delirio, supuesto en el que entraria en juego una enfermedad mental, todos los suicidas anuncian sus intenciones de una manera o de otra. “Nunca falla”, dicen con rotundidad. Asi que cuando algun allegado advierta de sus deseos de morir no hay que pasar por alto el aviso.

Despues, el experto indaga en los antecedentes psiquiatricos, medicos y delictivos de los familiares. Para ellos, las personas no somos solo un producto genetico, ademas somos producto de nuestra historia y de la conducta de nuestra familia. Si la victima ha visto o sufrido agresiones en su entorno y si algun pariente ha tenido antecedentes de problemas psiquiatricos, pueden haberle causado un trauma que lo haya conducido al suicidio.

Diagnostico: Asesinato…
Una vez reunidos todos los datos, se ponen sobre la mesa y se intercambian impresiones con todos los agentes involucrados en la investigacion: medico forense, investigadores cientificos y de homicidios. El intercambiar criterios sustenta las conclusiones que aparezcan en la autopsia psicologica.

El punto final de la autopsia psicologica esta en la elaboracion del informe. En este documento tiene que constar:

a)Un perfil de la personalidad del individuo.

b)Una valoracion de los factores de riesgo suicidas, agresivos y accidentales.

c)Una valoracion de su estilo de vida, que incluya que incluya el estado mentalen el que se encontraba en el momento de la muerte.

d)Se plasmaran tambien sus conflictos personales y las motivaciones que pudieron llevarle al suicidio.

e)Se determinara si existieron señal su asesino.es de aviso presuicida, para concluir si en el momento antes de morir podia encontrarse en tal estado de desequilibrio que le llevase a morir intencionadamente.

Cuando el informe arroja una conclusion desfavorable a la aparente causa de la muerte, el suicidio, el trabajo del psiquiatra pone luz a mas aspectos de la investigacion. Con los testimonios y el conocimiento de la intimidad, los conflictos y motivaciones de la victima, es capaz de reunir un circulo de sospechosos que hayan podido relacionarse con ella. La teoria es que victima y verdugo poseen caracteristicas complementarias, es casi como decir que a cada tipo de victima, un tipo de asesino.

Fuente: http://ellaboratoriodegwen.blogspot.com/2007/10/autopsia-psicologica-suicidio-o.html

psicologia forenseVÍCTIMA. Barrera tenía 23 años y un hijo. Fue asesinado de un disparo en la cabeza el 5 de enero último.

 

La Lic. Angélica Chirinos trata de descubrir cómo fue la vida de la víctima antes del deceso. Tratará de establecer si el policía convivía con algún sufrimiento o preocupación y si esos estados pudieron influir en su muerte como desenlace.

FRÍAS, Choya (C) La psicóloga forense del Poder Judicial de Frías, Lic. Angélica Chirinos, lleva más de un mes desarrollando una detallada pericia científica cuyo propósito es reconstruir parte de la vida del policía asesinado, Jonatan Mauro Barrera, especialmente en los hechos acontecidos en los últimos días y horas antes de su deceso, relaciones, preocupaciones, actividades desarrolladas y objetivos, entre otros aspectos, que sirvan de aporte a la Justicia para sumar elementos al marco de investigación judicial.
“La autopsia psicológica es un proceso de recolección de datos y análisis con el énfasis puesto en el examen de los eventos de la vida del fallecido cuando esa muerte -sea suicidio u homicidio- es considerada por la Justicia sospechosa o dudosa”, explicó la licenciada en una entrevista concedida a EL LIBERAL.
El objetivo de este profundo trabajo es el de reconstruir de forma retrospectiva la vida y relaciones de la víctima desde lo más cercano al crimen, que la llevará hacia posibles situaciones de las causas de su muerte.
“La idea de la autopsia no es llegar al objetivo de quién y cómo lo asesinaron, sino sumar una pericia más a las de diferentes tipo y característica que la jueza tendrá como herramienta de análisis al momento de elaborar su resolución”, afirmó la profesional.
Si bien debido a que el trabajo aún no está terminado, prefirió no emitir ningún tipo de resultado sobre el tema del joven de 23 años asesinado el 5 de enero pasado. La licenciada explicó que todo este tiempo ha trabajado con la realización de más de veinte entrevistas relacionadas con el ambiente familiar, amigos, compañeros de trabajo, afectos y en caso de existir hasta los considerados enemigos de Jony, por lo que destacó la predisposición de todas las personas convocadas para dejar su aporte sobre su personalidad.
Sin embargo, también debe trabajar con otras pruebas e informaciones que existan en el expediente del proceso judicial. “Recolección de datos (hace referencia al lugar del hecho, peritos intervinientes, características del hábitat, grupo de interacción, escritos y objetivos personales); informadores (personas allegadas al fallecido como compañeros de trabajo y amigos)”.
Luego se realiza “el estudio de materiales (además de las entrevistas fotografías, cartas, diarios personales, etc); integración de fuentes de datos (cotejando y delimitando los elementos constantes y concordantes); y grupo de control (aquí entran personas no involucradas afectivamente con el fallecido).
Una vez concluido este trabajo, el cual ya se encuentra prácticamente en su etapa final, se realiza una integración de todos los datos obtenidos y la licenciada formulará un informe pericial.
“En este caso no sólo voy a trabajar con la comparación de las entrevistas, sino también en la integración entre entrevistas, expedientes y pruebas”.


Causas. Con esta pericia se podrían determinar: razones del homicidio o con miras a descubrir la cadena casual, aclaración del porqué la muerte se produjo en determinado momento, determinar o demostrar si hubo la presencia o no de una enfermedad mental.

Aporte. Con el caso Barrera, es la segunda vez que se aplica este tipo de pericia psicológica forense en Frías para sumar elementos que luego serán evaluados por la Justicia si son determinantes o no para la causa.

Utilidad. La psicología como herramienta de utilidad para el desarrollo judicial se ha incrementado notablemente en los últimos años, y mucho más aún en Frías, constituyéndose para las magistradas un mecanismo de mucha utilidad para el proceso de investigación de las causas.

Fuente:http://www.elliberal.com.ar/secciones.php?nombre=home&file=ver&id_noticia=110323FHU

Violación post mortem de sus hijas, crisis de identidad sexual y odio a las mujeres. Las impactantes revelaciones del perito que más lo trató.

Ricardo Barreda (72) asesino a sus dos hijas, a su esposa y a su suegra argumentando que lo maltrataban psiquicamente.  El odontólogo se ensaña con sus misterios. Durante toda su vida, el múltiple asesino se entrenó en manejar los silencios: aceptó sin chistar situaciones domésticas humillantes y calló cuando debería haber hablado. Por eso, quienes lo conocen, creen que nunca dijo toda la verdad sobre lo que ocurrió aquel domingo familiar que terminó en tragedia, con él como único testigo.

La Revista Noticias logró entrevistar a el perito psicólogo que más lo interrogo durante el proceso judicial, Enio Linares, quien se animo a revelar detalles horrorosos de este crimen serial, de por sí, macabro e incomprensible. Y asegura que Barreda violó a sus hijas post mortem, que disparó su escopeta por “una crisis de identidad sexual no resuelta” –“mató afuera a la mujer que no podía matar adentro”, aclara- y que Berta André, la nueva pareja del odontólogo, en cuya casa él cumple un arresto domiciliario, está en peligro.

“Barreda violó a las chicas después de muertas. Eso fue parte de la dinámica del crimen: primero te mato y después, muestro mi masculinidad”, le asegura el psicólogo a NOTICIAS.

Según recuerdan Linares y el abogado de la familia de las víctimas, Horacio González Amaya, durante el juicio, el tribunal preguntó a los peritos si habían encontrado en la autopsia algún dato que les llamara la atención. Para sorpresa de muchos, refirieron a moretones en los muslos de las víctimas que no habían sido producto de una caída y una sustancia –fosfatasa ácida prostática, una enzima que se encuentra en el semen- en la vagina de las chicas. Barreda, en su primera y escueta intervención ante los jueces, preguntó: “¿En cuál de las dos?”. Y el perito respondió: “En las dos”.

González Amaya describe la escena como si fuera hoy y descarta que, al menos, una de las hijas hubiera mantenido relaciones sexuales con su novio en las 48 horas anteriores a su muerte. Por eso, el abogado fue el primero en inferir una intervención de Barreda sobre el cadáver.

Linares abona la teoría del intento de penetración que, por tratarse de un cadáver, no estaría tipificado como delito en el Código Penal. “Recuerdo claramente -dice- que Barreda preguntó: ‘¿Pero había semen?’”.

Noticias: ¿Por qué en el juicio no se profundizó sobre el tema?

Linares: Porque sólo se estaba discutiendo si Barreda era inimputable o no, y esto no hacía a la cuestión.

Hoja de ruta. El perito se atreve a más. A exponer otros rasgos, hasta ahora inéditos, de la personalidad de Barreda y del posible móvil del crimen. Linares entrevistó al odontólogo unas 15 veces. Había sido convocado por el abogado de la familia de las víctimas para que realizara su propio diagnóstico sobre el verdugo de las mujeres, con quienes habría existido una relación enfermiza de sometimiento y agresión recíproca. Así fue como Linares, presidente de la Academia de Medicina Legal y Ciencias Forenses y licenciado en Psicología con un post grado en Criminología de la Universidad de Salamanca, se sumó a casi una decena de peritos (de parte y oficiales) que analizaron los dichos y las conductas del imputado. La conclusión mayoritaria, seguida por los jueces, fue que el odontólogo no estaba loco y que había comprendido el significado de los escopetazos a quemarropa.

Barreda siempre se mostró capaz de acorralar sus dichos. Pedía tiempo para anotar las preguntas que le hacían los psicólogos en una pequeña libreta que rescataba, impecable, de entre sus ropas. Esos segundos que quedaban suspendidos entre la palabra oral y la escrita le permitían pensar mejor. Nunca un arrebato, un impulso. Cara imperturbable, agria. Y hostil. “Era visible, casi físicamente, el control que ejercía respecto de su propia conducta (…) El gesto y verbo parsimoniosos le permitían ganar tiempo para seleccionar la información (…) Habla mucho y dice poco”, concluyeron en su informe los peritos oficiales de La Plata, Silvia Silicaro y Jorge Bertini.

En estas largas charlas terapéuticas, Linares hizo foco en la sexualidad del reo. Y, según el perito, descubrió una crisis de identidad sexual que Barreda intentó resolver jalando del gatillo. “Cuando nacemos, todos tenemos los dos géneros. Las cuestiones culturales nos van guiando hacia una elección sexual. Barreda no pudo resolver el conflicto entre su costado masculino y femenino. Y como no podía exteriorizar lo femenino, adoptó caminos desviados que llegaron a la muerte. Mató afuera lo que no podía matar adentro”, explicó el psicólogo.

Noticias: ¿Quiere decir que tenía un deseo homosexual?

Linares: Yo no puedo afirmar eso. Sólo digo que había una crisis de identidad sexual no resuelta, que su personalidad está escindida en ese aspecto. Un homosexual que se asume como tal, resuelve ese conflicto. Él no pudo.

Noticias: ¿Por qué no podía exteriorizar lo femenino?

Linares: Posiblemente por la influencia de la figura de su padre, un militar que representaba autoridad y severidad.

Noticias: Sin embargo, su imagen es la de un hombre potente, con varias amantes.

Linares: Eso es una fachada, para que los otros crean que es así. El estuvo entrenado para simular. Por eso manoseaba a las compañeras de estudio de su hija o tenía amantes. Su vida fue una simulación: que era buena persona, educado…

Noticias: ¿Y no fue así?

Linares: El cínico nunca es una buena persona. Miente y cumple su objetivo caiga quién caiga.

Noticias: ¿Por qué nunca habló de la cuestión sexual en el juicio?

Linares: Era enmarañar el expediente. Pensamos que hacer este diagnóstico iba a generar un escándalo y a distraer de la discusión central: saber si Barreda había entendido o no la criminalidad de sus actos y, por consiguiente, si era inimputable.

Noticias: Pero no todas las personas que tienen un conflicto sexual terminan matando.

Linares: Aquí influyó el yo débil de Barreda. Un yo fuerte puede resolver conflictos y hacer una clara elección sexual.

Pasado pisado. Si bien él prefiere no recordarlo, el pasado del odontólogo estuvo marcado en el orillo por mujeres imperativas y quehaceres domésticos. Quizás el episodio más famoso, que trascendió a la prensa, y dejó a Barreda con sobrenombre propio, fue la orden que le impartió su esposa Gladys Mac Donald, un rato antes de su decisión final: “Hacé las cosas de conchita que es lo que mejor te sale”. La frase fue una daga clavada en su ego machista y, según Linares, en su puja sexual irresuelta. “Entonces, conchita va a podar la parra”, rumió él, se dirigió hacia un armario debajo de la escalera, tomó la escopeta y mató a las cuatro damas que sentía complotadas en su contra.

Aunque, en realidad, la influencia decisiva de las mujeres en su vida se remonta al vínculo con una madre posesiva que había sido maltratada física y psíquicamente por el marido. Cuentan que un día, porque el pollo estaba frío, el militar tomó de los pelos a su esposa y le metió la cabeza debajo de una canilla para despabilarla, en presencia del niño Barreda. La mujer se internó en el inconsciente del hijo, idealizada, sin manchas ni reproches, hasta el final de sus días. La madre se convirtió así en el punto de partida y de llegada de sus decisiones. “Barreda es el planeta que gira alrededor del sol madre”, graficaron los peritos Silicaro y Bertini. E, incluso, funcionó como una cuña en su matrimonio, influyendo en la primera separación de la infortunada Gladys. “Una madre posesiva y un padre ausente, debido a la diferencia de edad con Barreda, marcó la incertidumbre sexual de este sujeto”, explica Linares. Y agrega: “Cuando se separó de su esposa y se fue a Mar del Plata estaba intentando resolver esto, aunque no pudo. Volvió a sus mujeres. Ahora también vuelve a una mujer”.

Noticias: ¿Por qué necesita ese retorno a lo femenino?

Linares: Para copiar, envidiar… intercambiar roles.

Noticias: Si usted afirma que, con el asesinato de su familia, mató afuera lo que no podía matar adentro. ¿Cree que resolvió ese conflicto?

Linares: No. Por eso su actual pareja, Berta, está en peligro. Porque va a volver a cometer el mismo error contra la mujer, contra sí mismo.

Noticias: ¿Volver a matar?

Linares: No digo eso… Pero sí cometer un error, no sé cuál. Esto va más allá de lo que Berta haga o diga.

Noticias: ¿Por qué eligió a Berta?

Linares: ¿Quién eligió a quién? Sigue la simulación: dice que está enamorado para salir de la cárcel. Ahora pide la libertad definitiva.

Noticias: ¿Qué opina de la decisión de la Justicia de otorgarle un arresto domiciliario?

Linares: Es un error jurídico tremendo. Quiere decir que la Justicia no entendió nada sobre la información que le aportamos desde lo psicológico, lo criminológico y lo social. Mañana, cuando él vuelva a cometer el mismo error, ¿qué van a decir los jueces?

Noticias: ¿Y con un tratamiento psicológico, no puede mejorar?

Linares: Ningún terapeuta maneja a un psicópata. Este sujeto nos está manejando a todos.

Actualmente  (Abril del 2011) Barreda fue beneficiado con la libertad condicional, por la ley del 2×1.

“Al fin se hizo Justicia”, expresó el odontólogo al retirarse de los tribunales platenses tras ser notificado del fallo.