Archivos de la categoría ‘Uncategorized’

psicologia forense

El psicólogo clínico-forense Nigel Latta ha trabajado durante dieciséis años con delincuentes pedófilos, violadores, asesinos, pirómanos y delincuentes violentos. Ha desarrollado su actividad en prisiones y con delincuentes en la comunidad. Escribe informes especializados para el Tribunal Supremo, el Tribunal de Distrito, el Tribunal de Menores y el Juzgado de Familia. Además, imparte cursos en la Academia de Policía de Nueva Zelanda sobre técnicas de interrogatorio avanzadas con delincuentes sexuales y delincuentes juveniles. Asimismo, es profesor del curso de análisis de la inteligia

Anuncios

Preguntas de lectores será una nueva sección del blog donde puedes preguntar cualquier información sobre psicología forense, psicología jurídica, criminología  o ciencias forenses. Para ello tienes que enviar un mail a: psicojuridicaforense@yahoo.com.ar y tu duda sera publicada. La idea es obtener la respuesta por otros lectores y que este blog sea un espacio que  permita intercambiar información así como debatir ciertos temas .

Aquí, una lectora nos ha enviado a nuestro facebook:

Buenos dias, mi nombre es Eugenia y estudio una Lic. en Criminalistica en la ciudad de Paraná- Entre Rios- Arg. Tengo que hacer una “Monografia” para la catedra de Papiloscopia y necesito material sobre el siguiente tema. “Necrodactilia”. Tengo que considerar los siguientes items, elementos que se necesitan para trabajar, métodos para obtener la impresión, características según el lugar y estado en el que se encuentra el cuerpo (cuerpo enterrado, al aire libre, encerrado, sumergido, etc), temas relacionados, imagenes , videos, etc. He buscado en distintos sitios de internet, les voy agradecer mucho el material o cualquier tipo de informacion que me puedan suministrar. Les dejo mi correo electronico (eugeniapia32@hotmail.com). Muchas gracias por todo. Eugenia Pia Vasquez

Documental realizado por Discovery Channel , para el programa Instinto asesino, sobre el asesinato de Maria Marta Belsunce. Además podran escuchar los testimonios de los familiares de la víctima, quienes participaron del documental.

 

Ryan Brunn, el asesino confeso de la niña Jorelys Rivera, es entrevistado por las autoridades después de su arresto cerca de Kennesaw, Georgia, el 17 de enero de 2012. En una entrevista de tres horas Brunn relata cómo llevó a la niña a un apartamento vacío y por qué decidió matarla. (Foto AP/departamento de policía de Cherokee, Georgia)

ATLANTA (AP) — “No tenía intención de matar a la niña”, dijo Ryan Brunn a la policía después de que se declaró culpable de abusar de Jorelys Rivera, degollarla y arrojar su cadáver a la basura. En una entrevista inusualmente franca de tres horas, Brunn relata con detalle cómo atrajo a la pequeña a un departamento vacío y cuándo tomo la decisión de asesinarla.

Los asesinos convictos de niños rara vez hablan con tanta franqueza con la policía y en este caso Brunn le permitió a las autoridades ver cómo funciona la mente de un asesino. Dos días después, Brunn se suicidó en su celda.

“Nunca había hecho algo como esto en mi vida”, dijo Brunn, quien relató todo lo que le pasó por la cabeza después del asesinato de la niña puertorriqueña. “¿Me atraparán? No lo creía. Me estaba volviendo tan loco que dejé los guantes y las cuerdas en el piso”.

Los guantes de trabajo y los cordones de plástico fueron parte de la evidencia que relacionó a Brunn con el asesinato del 2 de diciembre.

Esa tarde, el empleado de mantenimiento de apartamentos convenció a Rivera de que lo siguiese cuando la niña iba a jugar con unas amigas. Brunn se había dado cuenta de que la niña de siete años había perdido un patín sobre ruedas afuera de su vivienda y le había tomado una foto al patín, que usó para persuadir a la pequeña de que lo acompañase a un departamento.

Una vez ahí, abusó de ella, la golpeó y degolló. Durante tres días, la policía buscó a Jorelys e incluso Brunn se unió a la búsqueda una tarde. Los investigadores la encontraron en un contenedor de basura del complejo de viviendas.

La familia de la menor demandó a los administradores de las viviendas y los acusa de no revisar apropiadamente los antecedentes de Brunn. La demanda señala que Brunn siguió trabajando ahí a pesar de las quejas de los residentes de que pasaba mucho tiempo observando a los niños jugar en la zona de recreos, reportó el diario Atlanta Constitution-Journal. Un administrador del complejo de viviendas no regresó de inmediato una llamada telefónica de The Associated Press.

Brunn estuvo bajo custodia más de un mes antes de declararse culpable y fue sentenciado a cadena perpetua sin derecho a fianza. Casi una hora después de que el juez anunció su castigo, Brunn se sentó en una estrecha oficina y habló con dos agentes de la Oficina de Investigaciones de Georgia (GBI, por sus siglas en inglés).

Dos días después Brunn se suicidó ahorcándose con una sudadera gris cuando estaba en su celda. El video de la entrevista fue dado a conocer la semana pasada a los medios de comunicación.

En la entrevista, los investigadores hurgan en la historia de Brunn y practican diferentes técnicas para ganarse su confianza. Algunas veces lo alientan a que complete frases o pensamientos mientras ellos permanecen en silencio. Otras veces le hacen preguntas dando cosas por sentado, haciendo que Brumm los corrija o les de más detalles.

En determinado momento Brunn dijo que cuando la niña le pidió ir al baño fue que se dio cuenta de que podría ir a prisión si la dejaba ir. Fue cuando decidió matarla.

“Sé que es difícil decirlo, pero no creo que hubiera pasado lo que pasó si ella no hubiera ido al baño”, relató Brunn.

Entrevistas detalladas como esta pueden revelar patrones de comportamiento antes, durante y después de un crimen, explica Bob Ingram, un agente jubilado de la GBI que ha realizado decenas de interrogatorios de este tipo.

“Puedes leer libros y estudiar casos, pero pienso que el verdadero aprendizaje ocurre cuando entrevistas a los agresores después del acto”, agrega Ingram, quien es profesor de técnicas de entrevista de la policía.

Dustin Hamby, agente investigador de la oficina de Georgia, y quien ayudó a entrevistar a Brunn, de 20 años, dijo que aprendió que los sospechosos jóvenes pueden ser confrontados primero con evidencia física para sacar una confesión más rápidamente.

“Nos dijo que había decidido no decir la verdad, pero le mostramos una foto o los guantes que encontramos en la escena del crimen para que ver si confesaba o admitía que estuvo involucrado”, dijo Hamby.

Los investigadores ofrecían sus propias teorías cuando Brunn no daba detalles. Durante un intercambio, los agentes presionaron varias veces para que les dijese por qué la niña tenía cortes profundos en cara y pecho.

“Eras tú que dudabas y querías darte valor y degollarla o tratabas de obligarla a hacer lo que querías o simple tortura”, decía Hamby. “Es una de tres, no se cuál y por eso quiero saber”.

Brunn insistió en que él no fue responsable de esas heridas.

“Lo hecho, hecho está”, dice. “Ya me juzgaron. Pero no sé cómo sucedió esto”.

Por momentos aseguró estar confundido por sus acciones. Dijo que no sabía por qué eligió a Rivera, aunque reconoció haberla observado en la parada del autobús y que le atraen las niñas hispanas.

Por otra parte, algunas veces tuvo un recuerdo más claro, como su insistencia en que no violó a la niña, aunque al principio lo planeó.

Entrevistar a un sospechoso o a un asesino convicto puede ser un duelo mental y los oficiales no están seguros de si la persona está alardeando o mintiendo.

Los delincuentes “no quieren decirlo, pero su ego a veces puede más. Quieren decir algo que te permita saber que son extremadamente astutos”, dijo Ingram, el ex agente de la GBI. “No quieren meterse en problemas, pero quieren recibir el reconocimiento por lo que han hecho”.

Brunn fallecio en un supueto suicidó  en su celda donde había sido recluido dos días antes tras declararse culpable del secuestro, violación y asesinato de la niña puertorriqueña.

 Joseline Rivera, madre de Jorelys Galarza Rivera, no pudo contener el llanto mientras escuchaba la espeluznante confesión de Ryan Brunn.

___

La periodista de The Associated Press Kate Brumback en Canton colaboró con el reportaje.

Bluestein está en Twitter como @bluestein

Fuente:  http://ar.noticias.yahoo.com/polic%C3%ADa-mete-mente-asesino-jorelys-172548913.html

http://www.primerahora.com/dramaticorelatodeasesinodejorelysgalarzarivera-603121.html

 

Psicopatía y Psicópatas: “Enfermedad” o disfunción psicológica = Variables internas, más tempranas (niñez), como consecuencia de disfunciones parentales (Padre, Madre o ambos) o de crianza temprana, que “impiden” o “inhabilitan” considerablemente el desarrollo de la empatía, la capacidad de arrepentimiento y refuerzan el egocentrismo (abandono emocional) y la compensación sádica del comportamiento con otros (malos tratos y abusos).
Estado Psicótico y Psicóticos: “Episodio psicopatológico agudo” (día de furia), muchas veces único, disfunción general circunstancial (perdida del juicio o desconexión temporal con la realidad) inducido o gatillado por el consumo y abuso de drogas o alcohol, lo cual provoca un efecto potenciador (amplificador) de rasgos limitantes, más comunes, que afectan la salud mental de las personas.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1441542-crimen

Huellas, gotas de sangre, una marca en el piso, algo parecido a un pelo. Cada detalle es fundamental. El más mínimo error puede entorpecer el resto de la investigación. Por eso, el análisis de una escena del crimen debe cumplir con varios requisitos, que involucran la participación de diferentes especialistas.

¿Cómo se lleva a cabo este análisis? El primer paso es la delimitación y preservación del lugar del hecho. Una vez que se establezca el perímetro, se lleva a cabo una inspección ocular. Luego se nominan las distintas partes de la escena para poder dar comienzo al levantamiento de indicios. Estos son los elementos que podrán convertirse en pruebas en el marco de la investigación. Por ese motivo es fundamental que se respeten los pasos y condiciones en los que se realiza el levantamiento y su posterior cadena de custodia.

Además del equipo de peritos, deberán participar de este proceso un testigo (una persona mayor de 18 años que no tenga relación directa con la/las víctimas o el caso) y un representante de la fiscalía.

Los peritos

En todo análisis de una escena del crimen debería haber: un perito planimétrico, un fotógrafo, un especialista en rastros, un perito balístico, uno médico y uno químico. Algunos especialistas pueden o no participar de acuerdo a la naturaleza del crimen.

Cada uno de los peritos deberá llevar un registro del trabajo realizado en una planilla. Allí se indicará un orden cronológico del trabajo, la descripción de fenómenos ambientales y climáticos, las características topográficas. Por otra parte se indicará la presencia de indicios a recolectar, de qué se trata, en qué lugar fueron hallados.

Levantamiento de indicios

 

 
Foto: LA NACION / Matías Aimar

 

Cada tipo de indicio requiere de un procedimiento específico para su levantamiento, y debe ser luego preservado y mantener la cadena de custodia para que tenga eventualmente validez como prueba. Si en cualquier momento del proceso la cadena de custodia se rompe, dicho indicio podría ser anulado como prueba.

Algunos de los indicios más comunes que pueden encontrarse en el lugar del hecho son los siguientes:

Manchas de sangre.

La técnica de levantamiento depende del tipo de mancha. Cuando es una mancha por goteo estático, por proyección o por contacto, primero se mide con la cinta métrica, más allá de que el número del indicio tiene un patrón de medida. Para levantarla, se utiliza una gasa estéril, se le aplica solución fisiológica, se apoya la gasa sobre la muestra más significativa de la mancha y luego se levanta, se dobla, se coloca en el sobre de donde se sacó la gasa y luego en un sobre de papel madera rotulado con los datos sobre el tipo de muestra, la data, etc, y la firma del testigo.

Por otra parte, cuando la mancha es por derrape, se realiza un raspado con un bisturí, colocando la gasa debajo de la muestra

En algunas ocasiones puede haber sangre oculta, es decir, alguien puede haber querido limpiar la escena del crimen previamente a la llegada de la policía. Para detectar estas manchas, se oscurece la habitación y luego se utiliza un reactivo que permite “revelar” la sangre oculta.

Huellas. El levantamiento depende de la superficie sobre la que se encuentren. Si están, por ejemplo, en la superficie de un vaso, se toma desde adentro para no tocar la parte exterior. Se pasa un reactivo blanco sobre la superficie con un pincel grande (de cerda) para desparramarlo. Para sacar el exceso de reactivo se usa un pincel más pequeño (de fibra de vidrio). Luego se pega una cinta adhesiva encima, y se retira cuidadosamente para “copiar” la huella a la cinta. Esa cinta se pega en un celuloide que va a ser el soporte. Aparte se arma un rótulo con la firma del testigo que también se coloca en el celuloide pegado.

Si las huellas están sobre un papel, se coloca reactivo sobre la superficie, luego se pasa el pincel magnético sin que toque el papel. Una vez que se revelan las huellas dactilares, se levanta el reactivo y se deposita sobre el envase original. Para fijar el reactivo se pega una cinta adhesiva encima. El testigo firma sobre el papel, la firma también se cubre con cinta.

Filamentos de aspecto piloso. Se denomina así a los indicios que tienen el aspecto de un cabello. Dicho indicio se levanta con las manos y se deposita en un sobre rotulado. Si es cabello u otro material se va a determinar en el laboratorio.

Tela combustionada. Se requiere un frasco de vidrio con tapa a rosca, limpio, no hace falta que sea estéril. Hay que colocarlo rápidamente dentro del envase (para evitar que se evapore el acelerante) y luego se tapa con un film de aluminio y arriba la tapa, para que no esté en contacto con la tapa.

Indicios balísticos. Es todo aquello que tiene que ver con las armas. Por lo general en una escena del crimen en que se utilizó armas de fuego suelen quedar casquillos o restos de balas, Primero se saca una foto cerca de la vaina y del número que tiene los parámetros de medición. En un frasquito de plástico, si no se observan indicios biológicos, se introduce la vaina, para que en el traslado no se golpee ni se deforme. Luego se coloca en un sobre rotulado.

La importancia de un trabajo prolijo

El proceso que llevan a cabo los peritos en el lugar del hecho puede ser definitorio en la resolución de un crimen. Los indicios encontrados pueden orientar la investigación hacia los sospechosos, determinar la hora en que se cometió un homicidio, reconstruir los hechos con más o menos exactitud dependiendo de la disponibilidad de elementos que así lo permitan.

Ejemplos de complicaciones en el análisis de la escena del crimen se ven a diario. Uno de ellos fue el caso del asesinato de Solange Grabenheimer . Un factor determinante para definir si Lucila Frend, su amiga y compañera de departamento, era o no la asesina, era la data de muerte. Sobre este aspecto hubo varias contradicciones, ya que los peritos no lograron un acuerdo sobre la hora en que la joven había fallecido, aunque en su mayoría giraron en torno a una franja horaria similar.

Es que la prueba que permitía establecer la data del deceso fue contaminada .

En el caso del cuádruple crimen de La Plata , el análisis de la escena favoreció al principal sospechoso, Osvaldo Martínez, que debió ser excarcelado ya que el análisis de ADN de sangre y tejidos hallados en las armas homicidas y bajo las uñas de las víctimas determinó que no fue él quien las mató.

También hubo un elemento fundamental que permitió sacar a la luz un crimen en el caso de la muerte de María Marta García Belsunce .

Si bien en un principio se había considerado que su fallecimiento se debía a un accidente, el hallazgo del famoso “pituto” desenmascaró la realidad: María Marta había sido asesinada a tiros. El “pituto” no era otra cosa que el casquillo de una de las seis balas que el asesino disparó a su cabeza. Cuando se exhumaron sus restos, la autopsia reveló que el cráneo de la víctima tenía cinco orificios de bala.

Con la colaboración de Javier Pachamé y Nora Sotelo, profesores del curso de posgrado de Ciencias Forenses de la UNLP .

 

Abogados, psicólogos y médicos forenses, encabezan una brigada encargada de proporcionar atención a los afectados, y verificar el estado clínico de los heridos.

   La Comisión detalló que se brindó acompañamiento, orientación jurídica y atención psicológica.

A fin de contribuir a salvaguardar los derechos humanos de los agraviados del jueves pasado en el Casino Royale en Monterrey, Nuevo León, expertos del Programa de Atención a Víctimas del Delito (Províctima) de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) trabajan en ese lugar.

La CNDH informó que desde el primer día de los hechos ocurridos en el centro de juegos, abogados, psicólogos y médicos forenses encabezan una brigada encargada de proporcionar atención a las víctimas y verificar el estado clínico de los heridos.

De acuerdo con la información recabada por el organismo, hasta este domingo todavía están hospitalizados tres de los 10 heridos.

En un comunicado, la CNDH detalló que se brindó acompañamiento, orientación jurídica y atención psicológica de urgencia a más de 50 familiares de las personas que fallecieron.

Asimismo dio a conocer a los afectados sobre los servicios que ofrece Províctima y verificó que las autoridades competentes estén otorgando un trato digno y los servicios necesarios que establece la Constitución Política mexicana.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos también recogió testimonios sobre los hechos y practicó un peritaje a las instalaciones del centro de juego y sus medidas de Protección Civil.

En su momento y de conformidad con el Artículo 102, apartado B, constitucional, y con el Artículo 6, fracciones II y III de la Ley Orgánica, la CNDH emitirá la determinación que con apego a derecho corresponda.

El mandatario calificó el ataque de “un homicidio brutal e incalificable” y giró instrucciones a las fiscalías general y estatal para que investiguen los hechos y den con los responsables.

La tarde del jueves, un grupo armado llegó al casino en varias camionetas y arrojó gasolina contra el inmueble, lo que ocasionó un incendio. La mayoría de las víctimas falleció por inhalación de humo.

Calderón dijo que está profundamente triste e indignado por lo que llamó el atentado más grave contra la población civil en el país en mucho tiempo.

Agregó que los responsables son “homicidas incendiarios y verdaderos terroristas”, contra quienes debe caer todo el peso de la ley.

El presidente resaltó que es obligación del gobierno enfrentar a los criminales con mayor inteligencia y eficacia.

Explicó que México está al lado del mayor consumidor de drogas del mundo y a la vez del que paga miles y miles de millones de dólares a criminales por proveerles de estupefacientes.

Criticó a Estados Unidos por ser un mercado enorme de drogas y un punto de origen del tráfico de armas, lo que ha derivado en la violencia en México. “Somos amigos y vecinos, pero también (Estados Unidos) son responsables”, dijo.

La lucha del gobierno mexicano contra las organizaciones delictivas ha permitido la captura de importantes jefes del narcotráfico pero también ha dejado unas 42.000 víctimas desde 2006, cuando asumió Calderón.