Criminología inicios S.XX

Introducción:

Para la realización de este informe se ha seleccionado el tema: la criminología, desde el punto de vista de José Ingenieros. Se tendrá en cuenta principalmente su libro llamado “Criminología” (1916). Del cual se tomarán los factores que conducen a una persona a convertirse en un delincuente, la clasificación de aquellos delincuentes y las medidas que el Estado adoptó como prevención para la sociedad.

Para comprender mejor el tema se abracará el período comprendido entre los años 1900 a 1916, donde la democracia era restringida en Argentina y el paradigma dominante era el positivismo.

Además se establecerá una relación con un caso de la misma época que tiene como protagonista a un pequeño criminal argentino apodado “El Petiso Orejudo” (El fue el asesino más famoso de aquella época). Para ello se incluirá el análisis de especialistas que actulalmente siguen investigando la vida del criminal.

Desarrollo:

El período abarcado entre los años 1900 a 1916 en Argentina se lo llamo Régimen Conservador. Este período es caracterizado (En su contexto social) por grandes inmigraciones europeas. En 1914 se origina la Primer Guerra Mundial. La pobreza, los asesinatos y las enfermedades desorganizaban el mundo. A raíz de ello el Estado comenzó con un control de población y un orden debido al caos social, creando cárceles y hospicios.

En su contexto político el país era manejado por un Sistema de Gobierno Oligárquico (Gobierno de unos pocos) basado en una democracia restringida, fraude electoral y liberalismo político. Fue una época restringida en cuanto a la participación política de la mayoría de la sociedad. Quien controlaba el país eran solo las élites.

El discurso era dirigido por el positivismo. Esta corriente filosófica afirma que el único conocimiento auténtico es el científico y postula que solo surge de la afirmación de las teorías a través del método científico. Las ciencias sociales adoptan los criterios de las ciencias naturales (antes llamadas ciencias del espíritu). Las bases del Derecho civil y del Derecho penal han sentido el contragolpe.También en aquellos años se comienza a diferenciar lo normal de lo patológico.

Es en este período cuando Ingenieros escribe su libro “La criminología”, precisamente en el año 1916 en la ciudad de Buenos Aires.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Giuseppe Ingegnieri, más conocido en Argentina como José Ingenieros nació el 24 de Abril de 1877 en Palermo, Italia y falleció el 31 de octubre de 1925 a causa de una meningitis en Buenos Aires, Argentina. Fue médico psiquiatra, psicólogo, criminólogo, escritor, docente, filosofo y sociólogo italo-argentino.

Estudió medicina en la Universidad de Buenos Aires, allí eligió la especialidad de psiquiatría y criminología, prefiriendo la psicopatología. También fue profesor de psicología experimental en la Universidad de Filosofía y Letras de Buenos Aires..

Entre 1902 y 1913 dirigió los archivos de psiquiatra y criminología y se hizo cargo del Instituto de Criminología la Penitenciaria Nacional de Buenos Aires, realizando al mismo tiempo conferencias en Universidades europeas. Hoy en día es considerado como uno de los máximos representantes del positivismo en Latinoamérica.

Entre sus obras figuran: “La psicopatología en el arte” (1902), “La simulación en la lucha por la vida” (1903), “Simulación de la locura” (1903), “Histeria y sugestión” (1903), “Crónicas de viaje” (1906), “La locura en la Argentina” (1906), “Principios de psicología (1911), “El hombre mediocre” (1913), “Hacia una moral sin dogmas” (1917), “Sociología argentina” (1918), “Proposiciones relativas al porvenir de la filosofía”(1918), “Evolución de las ideas argentinas” (1918), “Las doctrinas de Ameghino” (1919), “Los tiempos nuevos” (1921) y por ultimo “La criminología” (1916).

En su libro “Criminología” manifestó que las modernas investigaciones científicas demostraron que las condiciones del medio social impulsan al hombre hacia el delito.

La mala vida implica adaptación moral de la conducta y la criminalidad requiere su inadaptación moral” (1)

La criminología logró afirmar que no hay delitos sino delincuentes. El criminalista es quien haría a cada delincuente un estudio particular aplicando las reglas del método científico. De esta manera Ingenieros expresó que nacia una nueva criminología, junto a la escuela positivista.

Estandarizó el método científico aplicado al estudio particular de los fenómenos de las patologías humanas o social en tres puntos de vistas:

1- Etiología criminal: estudio de los factores determinantes de los delitos.

2- Clínica criminológica: estudio de la formas de los delitos y de los caracteres de los delincuentes. Determinando su grado de adaptabilidad social o de temibilidad individual.

3- Terapéutica del delito: estudio de las medidas preventivas y de la organización de las instituciones necesarias para la defensa social contra los delincuentes.

En páginas siguientes Ingenieros explicó las causas de la criminalidad. El autor nombra dos causas. Los factores endógenos: estos serían los biológicos, propios de la constitución psicofísica de los delincuentes. El cree que estos se producen por la conformación morfológica (se juzgaba a las personas por las características de la cara o cuerpo) y por las funciones psíquico (comportamiento, carácter, personalidad, lo que trae consigo desde el momento en el que nace el individuo) .

A los segundos factores los llamo exógenos: serían propios del medio en el que el delincuente actúa. Aquí cree que influyen las condiciones del ambiente o del ambiente social. Por ejemplo el lugar en el que vivió en mayor tiempo el individuo, la familia, la sociedad, etc.

El delincuente más anormal, más tarado física y psíquicamente, necesita encontrar en el medio las condiciones propias para delinquir” (2)

El autor estableció una clasificación psicopatologicamente de los delincuentes para permitir una aproximación de la reformabilidad y temibilidad de cada uno. Cada grupo correspondería a anomalías de carácter antisocial. Adoptando aquí los nuevos principios de Derecho Penal y los modelos de tendencias penitenciarias, de la época.

Esta división tiene cuatro grupos:

– Primer grupo: Perteneciente a los “anómalos morales”. Aquí ubicó a individuos que nacieron degenerados y la herencia actúo de forma decisiva en sus personalidades.

En este grupo colocó a los congénitos (delicuentes natos locos morales), los adquiridos (delincuentes habituales o pervertidos morales) y a los transitorios (delincuentes de ocasión).

-Segundo grupo: Perteneciente a los “anómalos intelectuales”. Aquí ubicó individuos cuyos actos antisociales son resultado de su mal interpretación, de perturbación de imaginación, confusión o razonamiento ilógico. En este grupo colocó a los congénitos (en este caso refiriendo a delincuentes por locuras constituciones), a los adquiridos ( en este caso refiriendo a delincuentes por conductas adquiridas, obsesiones criminales) y a los transitorios (en este caso refiriendo a delincuentes que padecían de embriaguez o locuras tóxicas).

-Tercer grupo: Perteneciente a los “anómalos volitivos”. Aquí ubicó a individuos representados por sentimientos e ideas asimiladas en la personalidad individual. En este grupo colocó a los congénitos (en este caso refiriendo a degenerados impulsivos, natos, delincuentes eplipéctivos), a los adquiridos (en este caso refiriendo a delincuentes adictos al alcohol, crónicas impulsivas, ect) y a los transitorios (en este caso refiriendo a los impulsivos pasionales, delincuentes emotivos, ect)

-Cuarto grupo: Perteneciente a los “anómalos combinados”. Aquí ubicó a individuos con desequilibrio sintético de toda la personalidad. En este grupo colocó a los afectivos intelectuales (refiriendo en este caso a delincuentes estéticos), a los intelectuales volitivos (refiriendo en este caso a delincuentes con decisiones impulsivas), a los afectivos-impulsivos-intelectuales (refiriendo a quienes padecen de la degeneración completa del carácter) y a los afectvos impulsivos (refiriendo a quienes poseen de impulsos pasionales).

El criminologo realizó la clasificación para evidenciar que la conducta criminal es causada por la degeneración del carácter, donde la personalidad social del delincuente no estaba ordenada y por ello se producen anomalías en sus funciones psíquicas: morales, intelectuales y volitivas.

Esta forma de organizar a los delincuentes impacto sobre la sociedad y sobre ello se crea un plan general de defensa social contra delincuencia. Este plan consistió en tres puntos:

-Prevención y profilaxis: Aquí se incorporo la legislación social donde se adoptaron reformas para mejorar la situación material y moral de las clases menesterosas. La profilaxia de la inmigración se realizaba para evitar la llegada de nuevos criminales a causa de la superpoblación en Argentina. Al mismo tiempo se incorporó la educación social desde la infancia para prevenir que niños se transformaran en futuros delincuentes o prevenir la delincuencia precoz. Se ocupaban de una corrección preventiva de la malvivencia saneando la zona vatisima de la población mal adaptada a la vida social.

-El segundo punto lo ocupaban los establecimientos carcelarios comprendidos por: prisiones (donde dirigían a los delincuentes ocasionales de temibilidad mínima y se les otorgaba un régimen suave para la rehabilitación del preso a la sociedad), penitenciarias (donde dirigían los delincuentes reformables de temibilidad moderable), los presidios (donde dirigían a delincuentes irreformables de temibilidad máxima. A ellos les correspondería la disciplinar severa, procurando la mayor seguridad para una secuestración definitiva) y establecimientos especiales (Aquí se encuentran: los asilos de contraventores donde dirigian a los bebedores, vagabundos y mendigos para auxiliarlos del delito. Los asilos de menores donde se les otorga una pedagogía correctiva por la conducta antisocial. La prisión de procesados donde dirigen a individuos que la ley presume inocentes. Los manicomios criminales donde enviaban a delincuentes que sufrían de alineación mental y requieran de un régimen o tratamiento médico y las cárceles de mujeres creadas para delincuentes del sexo femenino.

-El tercer punto era comprendido por la readaptación social. Aquí se encontraban los patrones de excarcelados y la tutela de inadaptables.

En resumen, a partir de 1900 el Derecho Penal se presenta como una institución destinada a sistematizar la defensa colectiva contra los individuos inadaptados a la vida en sociedad. Surgía como un establecimiento que brindaría seguridad a la sociedad ante los malvivientes, mantenidolos vigilados y encerrados. La nueva formula del Derecho penal pretendía: “Asegurar la máxima defensa defensa contra los individuos peligrosos, permitiendo la máxima rehabilitación de los readaptables a la vida social” (3)

Ingenieros señaló que los hombres forman su personalidad dentro de la sociedad en la que viven y esa creación es el resultado de dos factores (Educación y herecia):

-La educación obtenida: como proceso continúo de adaptación del sujeto a la sociedad.

La instrucción constituye la experiencia individual. No procedería de igual modo un individuo que ha recibido la educación correspondiente de un sujeto no ha recibido ningún tipo de educación.

-La herencia biológica: como temperamento traducido por las tendencias.

Es en torno a dichos factores que el autor enunció que la inadaptación social de los actos es el producto del desequilibrio entre la personalidad y el medio en que se actúa. (Ingenieros, 1916)

El Petiso Orejudo:

Petiso orejudo

El caso más conocido a comienzos del siglo XX en Argentina fue el de Cayetano Santos Godino (1896- 1944) alias “El Petiso Orejudo”.

Cayetano fue acusado de cometer cuatro atroces asesinatos de niños, siete heridos y tentativas de asesinato en el barrio de San Cristiobal durante el año 1912 . Capturando la atención por la crueldad desconocida con la que actúo.

Actualmente escritores y criminólogos siguen analizando su vida y su psicología para comprender de alguna forma los crímenes cometidos. En octubre del 2012 escriben para el diario La nación dichos especialistas (Entre ellos: Osvaldo Aguirre, Álvaro Abós, Rodolfo Palacios, Javier Sinay, Raúl Torre, Carlos Elbert, Leonel Contreras, Diego Galeano, Daniel Silva), son también quienes presentaron un coloquio en El Museo del Libro y la Lengua (el 3 de octubre del 2012) para detallar los homicidios y delitos realizados por el adolescente.

En el articulo del diario, Osvaldo Aguirre (periodista argentino) dice que la historia y los actos del Petiso son comprendidos teniendo en cuenta las transformaciones en la ciudad de Buenos Aires a principios del siglo XX y la situación de los niños que soportaban la pobreza, la explotación laboral y el acoso de instituciones represivas que pretendían normalizarlos. (Aguirre, 2012). Estas instituciones son las nombradas anteriormente por Ingenieros. Buenos Aires comienza a tomar medidas contra criminales como el Petiso Orejudo.

Javier Sinay también se refirió a el mayor asesino argentino:

“Godino fue el primer asesino serial, fue un agresor social cargado de negatividad que condensó en sus orejas aladas y en su mirada opaca todos los miedos que generaban el aluvión inmigratorio (el mismo Godino era hijo de italianos), la modernización y el crecimiento urbano “. (4)

Para conocer el porqué de sus actos los especialistas acudieron a la vida del Petiso Orejudo:

-Su infancia: Pertenecía a una numerosa familia (padre, madre y ocho hermanos) , juntos

vivian en un conventillo de Buenos Aires. Su padre, Fiore Godino, de profesión farolero y luego albañil, sufría de dos enfermedades, comunes en la sociedad de aquellos años, la sífilis y el alcoholismo, y además era abusador y golpeador. Cayetano sufrió golpes por parte de su padre, falta de educación y hambre.

En cuanto a su educación parciera inexistente ya que el petiso no sabia leer ni escribir y conocia los numeros hasta el cien.

Estas caracteristicas detalladas de su infancia serían los factores exógenos nombrados por Ingenieros, contribuyendo en la causa de su criminalidad. El medio le otrogó en cierta forma las condiciones propias para delinquir.

– Algunos de sus delitos:

Osvaldo Raffo (famoso médico forense argentino) enumero en su blog , el 2 de Octubre del 2012, algunos de los crimenes cometidos por el petiso:

A los 8 años de edad, produjo un incendio en un corralón de maderas que los señores Maza y Oyerzabal poseían en la calle corrientes 2777 esquina Pueyrredón.

A los 9 años tomó al menor S.G., de 22 meses de edad, que estaba en las inmediaciones de las calles Boedo y Maza, y lo arrojó a un bañadero de animales.

Pocos días después, en la puerta de la casa Colombres 632, le quemó los párpados con un cigarrillo al menor J.B., de dos años y medio de edad.

Cuando cumplio los 16 años, llevó obliganndo por medio de engaños a la casa de Pavón 1541 que estaba desalquilada, al menor A.L. de 12 años, lo estranguló enrroscandole en el cuello un piolín, lo desnudó y lo dejó después de golpearlo con una varita de higuera arrancada de un árbol de esa casa.

Después de cuatro meses, prendió fuego la vestimenta de la menor R.B.V. de cinco años y medio de edad.

Meses más tarde, llevó a una menor C.G., de dos años de edad, de la puerta de su domicilio, General Urquiza 1664, a un terreno baldío cercano, la golpeó y cuando se disponía a matarla fue visto por un vigilante a quien le hizo creer que estaba perdida.

Luego de un tiempo, llevó con engaños al menor G.O.G., de tres años de edad, a los terrenos de la antigua  quinta de Moreno, calles Brasil, Rondeau, Catamarca y Dean Funes , hacia un cerco de pared y lo estranguló amarrándole el cuello con un piolín; le ató los pies y lo golpeó, pero como dio cuenta que incluso segui con vida le introdujo un clavo en la cabeza golpeándolo con una piedra.

Detención: En 1914 se lo recluyo en el Hospicios de la Mercedes, en el pabellón de alienados delincuentes, pero debido a su mal comprotamiento fue trasladado de allí a la Penitenciaria Nacional. Finalmente en 1923 fue condenado y trasladado al Penal de

Ushuaia, en Tierra del Fuego. Allí le operaron las orejas, ya que creían que en ellas se encontraba la causa de su maldad. Raul Torre (criminólogo argentino) sostiene que el hecho se debió a la influencia postivista de Lombroso (padre de la criminología actual, de la Antropología Forense y de la Escuela Positiva.) quien estimaba que las causas de la criminalidad eran ocasionadas de acuerdo con la forma, causas físicas y biológicas. Ingenieros lo llamo más tarde factores endógenos, pero también pensaba que la morfología sería causa de su criminalidad.

Tanto llamo la atención del físico del petiso, que años más tarde se utilizó su figura por parte de padres porteños para austar a sus hijos. Por ejemplo a la hora de la cena se les decia a los niños que si no comían vendría el petiso a buscarlos.

Estuvo preso hasta el mometno de su muerte y en todos esos años no recibió visitas de su familaires.

Suponen que murió a causa de una hemorragia interna causada por un proceso ulceroso gastroduodenal. Pero también hay rumores donde afirman que los policías del penal habrían comentado que Godino murió a mano de los reclusos, quienes lo golpearon hasta matarlo luego de que este matara a la mascota querida de los presos, un gato. El animal estaría enterrado en el penal.

(Actualmente son muchas personas, mayormente turistas los que visitan la vieja carcel para tomarse una foto junto a su mural)

En 1947 cierra el penal de Ushuaia.

-Evaluaciones psiquiátricas: En todas las pericias, los expertos estipulan elementos indicadores de lo que hoy se conoce como Trastorno Asocial de la Personalidad. Daniel Silva (Psiquiatra, perito forense) explico que las pericias destacaban los “rasgos o estigmas degenerativos” característicos del positivismo de la época y Godino era el paradigma vivo de lo que se consideraba “hombre delincuente” (Silva, 2012). Las pericias psiquiátricas se basaban, para encasillarlo, en la clasificación de delicuentes establecida por Ingenieros.

Conclusión:

José Ingenieros realizó una clasificación de los delincuentes de acuerdo a las normas éticas de la sociedad a comienzos del siglo XX. Según dicha clasificación se podía apreciar a los delincuentes de mayor a menor temibilidad y en base a ello enviarlos a la institución correspondiente. En Argentina las inmigraciones crecieron masivamente y por ende la criminalidad y la pobreza avanzaban. Las élites comienza a dar el nombre de malviventes a ciertos individuos para despojarlos de la sociedad.

El delito es una transgresión de las limitaciones impuestas por la sociedad al individuo en la lucha por la existencia” (5)

Sin embrago Ingenieros reconoce que el delincuente es producto de la herencia y la educación. Así como también el medio social forma al individuo en criminal.

Entonces, se podría explicar como actúan las personas según la época en la vivieron.

El caso del asesino más conocido de aquellos años fue el del “Petiso Orejudo”. Al analizar su vida se podría deducir que la falta de educación, las malas condiciones en las que vivía y el maltrato que sufría por parte de su padre influyeron en su conducta criminal.

Además resistió los juicios de la sociedad de aquel tiempo a causa de su morfología, sobre todo por sus grandes orejas y su escasa estatura. Época en la que todavía los criminólogos creían que las características físicas pesaban para calificar a un individuo de criminal.

Quizas .. ¿Si los profesionales hubieran intervenido a tiempo y no precisamente basándose en las teorías de la época, Godino no hubiera cometido los asesinatos?¿O solo se trataría de un instinto asesino agravado por el contexto?

Referencias:

(1) José Ingenieros, “Criminología”. Cap I: La formación formación natural del Derecho Penal. Subcap III- Delicnecia natural y delincuencia jurídica, pág 27. (Buenos aires,1916) Talleres Gráficos de L.J. Rosso y Cía,

(2)José Ingenieros, “Criminología”. Cap III: “la criminología” – Sucap. V -Valor de los diversos factores en la determinación del delito. Pag 91 . (Buenos aires,1916) Talleres Gráficos de L.J. Rosso y Cía,

(3)José Ingenieros, “Criminología”. Prefasio, pág 11. (Buenos aires,1916) Talleres Gráficos de L.J. Rosso y Cía,

4)Javier Sinay, Diario “La Nación”. El Petiso Orejudo: a 100 años del niño asesino que se convirtio en leyenda. (Buenos Aires,2012)

(5) José Ingenieros, “Criminología”. CapI: La formación natural del derecho penal. SubcapituloIV- La funcion social del derecho penal. .Pag 43. (Buenos aires,1916)

——————————————————————————-

Bibliografía:

-Amaya, S. (2012, 1 de Octubre)”. El Petiso Orejudo: a 100 años del niño asesino que se convirtió en leyenda. “La Nación”. http://www.lanacion.com.ar/1512601-el-petiso-orejudo-a-100-anos-del-nino-asesino-que-se-convirtio-en-leyenda

– Ingenieros, J. (1916). “Criminología”. Buenos Aires: Talleres Gráficos de L.J. Rosso y Cía, 1916.

– Raffo,O ( 2012, Octubre 2). Historia de criminales famosos – Cayetano Santos Godino, “El petiso orejudo” : http://osvaldoraffo.wordpress.com/2012/10/02/historias-de-criminales-famosos-cayetano-santos-godino-el-petiso-orejudo/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s