Secuestro y manimulación psicológica en Coronel Suárez

Publicado: 20 noviembre, 2012 en Casos reales
Etiquetas:, , , , , ,

El secuestro y abuso de una mujer por parte de un matrimonio en Coronel Suárez conmueve a la sociedad argentina. La mujer secuestrada (Sonia Molina) estuvo cautiva durante tres meses por parte un matrimonio, conformado por la periodista Estefanía Heit (29) y su marido Jesús Olivera(30), quienes se presentaban a la sociedad como un matrimonio “creyente y solidario”.

En la vivienda sufrió todas las técnicas de manipulación y quiebre del pensamiento. Aislamiento social, presiones psicológicas, físicas, anulación de la privacidad, privación del sentido del tiempo, rechazo de valores anteriores, abuso verbal, abuso sexual, cambio de dieta y toda clase de tormento para convertirla en la primer adepta del grupo. Los pesquisas determinaron que a la víctima le daban un vaso de agua cada dos días y la obligaban a comer alimento y excremento de perros. Además, la obligaban a ingerir vino y psicofármacos, y a inhalar algún pegamento para generar en ella un estado de confusión.
Según la denuncia. la mujer era obligada a trabajar como empleada doméstica y mantenida cautiva en la vivienda de la pareja, donde fue sometida a diversos abusos y vejámenes, que fueron grabados con un teléfono celular. l (Télam)
En un texto que se encuentra en el blog de Olivera dice que “para humillarse tiene que haber un humillador y un humillado, si decimos que hay que humillarse ante Dios, el humillador es Dios”.

La víctima declaró apenas se liberó de su cautiverio que los acusados la obligaron a escribir una carta de suicidio bajo amenazas contra sus familiares.

Pedirán comparecer

El abogado Claudio Lofvall, defensor de Estefanía Heit y de Jesús Olivera, dijo que por su consejo no declararon en la víspera y que pedirían hacerlo en los próximos días.
Inclusive, aseguró que el hombre tenía intención de brindar en la víspera su versión ante la fiscal, pero finalmente acató su consejo profesional.
“En los próximos días se solicitará a la fiscalía la posibilidad de que ambos declaren”, dijo Lofvall a “La Nueva Provincia”.
Comentó que mantuvo un breve diálogo con sus clientes, quienes le habrían expresado que las cosas “no se produjeron de la forma en que se plantearon”.
Explicó brevemente que ambos niegan haber mantenido a la víctima privada de su libertad y que, por el contrario, tenía posibilidades de entrar y salir de la casa con absoluta libertad.
Afirmó, inclusive, que la vivienda allanada no se encontraba preparada para mantener a una persona retenida durante el tiempo que se indica en la denuncia.
Sin embargo, el abogado no hizo alusión a las huellas de golpes, quemaduras con cigarrillos, desnutrición y otras circunstancias de esa índole que eran evidentes en el cuerpo de la víctima y que llevaron a un médico de policía a decir que corría peligro su vida.
Los padres de la periodista acusan al hombre
A pocos metros de la puerta de la fiscalía, sin querer llamar la atención y con lágrimas en sus ojos, la madre de Estefanía Heit fue testigo del traslado de su hija para comparecer ante la fiscal, en el marco de la causa por los aberrantes hechos producidos en perjuicio de una joven mujer.
Si bien en un principio no quiso formular declaraciones a los medios, finalmente Olga Schulmeister rompió el silencio y aseguró que desde hace tres años no tiene contacto con “Fanny”, sobrenombre con que se conoce en Coronel Suárez a la acusada.
Tanto ella como su marido, Luis Graff –quien no es el padre de la periodista–, manifestaron que la relación familiar tuvo un quiebre a partir de la aparición de Jesús María Olivera en la vida de Estefanía.
“Desde hace tres años que estaban en pareja. Ella no es así, la captó esta persona. En todo este tiempo no tuvimos contacto”, destacó la mujer.
“El la había alejado de familiares, amigos, de todo”, siguió diciendo.
Consultada sobre el carácter de su hija, Olga afirmó que “es lo más dulce que hay. Una madre siempre dice eso de sus hijos…”
Más adelante sostuvo que “Fanny” habría sido también víctima de episodios de violencia en su contra por parte de Olivera.
“Ella se había alejado de todos, de los familiares… La había notado con golpes y ahí fue cuando empezó la mala relación nuestra. Para mi, él la golpeaba, aunque ella lo negaba”, declaró.
Manifestó que el culto que practica la pareja, a la que Olga calificó como “secta”, se enmarca dentro de un grupo denominado Centro Cristiano Amar es Combatir.
“El la introdujo y tenía dominio sobre ella. Yo al principio también estaba en esa secta”, dijo.
Expresó que tanto Estefanía como Jesús eran líderes y que nunca tuvo conocimiento de que se llevaran a cabo vejaciones o actos aberrantes como los que fueran denunciados por la joven riocoloradense.
“Se hacían celebraciones. Hasta donde yo sé, no pasaba nada de esto”, dijo.
Comentó también que a Estefanía le faltaban dos años para recibirse de abogada, carrera que cursaba a distancia en la Universidad Nacional de Mar del Plata.
Respecto del distanciamiento entre ambas, Schulmeister, quien tiene otros dos hijos, manifestó que “tuve un problema con ella cuando me distancié. Queríamos sacarle al tipo de encima y ella me denunció”.
“Cuando le dije a la policía, en su momento, que lo investigue, porque lo veía dudoso, no me hicieron caso”, continuó.
Por último, señaló que se encontraba de viaje cuando el lunes último su hija fue detenida.
“Hace tres años que no la veo y era todo para mi. Yo estoy en tratamiento psiquiátrico por eso. Olivera la hizo cambiar”, finalizó.
——————————————————————————–
“Heit es el prototipo de víctima captada por un psicópata que se vuelve victimaria”:

Por otra parte el presidente de la Red de Apoyo para las Víctimas de Sectas (Hectore Navarro) analizó el caso y explicó cómo estos grupos captan sus adeptos: “suelen tener un coeficiente intelectual mayor” que el común de la gente y que la periodista Estefanía Heit es “el prototipo de víctima captada por un líder psicópata que luego se convierte en victimaria”.

“Así como el líder de una secta es un psicópata, el adepto suele tener un nivel de inteligencia superior al promedio. Se trata de gente culta, instruida, como Heit, que es periodista, que tiene otras aspiraciones generalmente vinculadas a la solidaridad, a la necesidad de hacer algo por la naturaleza, por el mundo, que están por encima de lo que la gente común aspira”, explicó.

“Seguramente al señor que trabaja todo el día preocupado por llevar el dinero a su casa o a la mujer ama de casa que busca en la verdulería el precio más bajo no los van a poder captar”, reflexionó el presidente de RAVICS.

En diálogo con la agencia de noticias Télam, Navarro trazó un perfil de los líderes de las llamadas “sectas destructivas”, quienes, aseguró, son “psicópatas” que emplean un “discurso único” y “no aceptan que por sobre ellos haya alguien con más poder”, y “no pueden formar parte de una estructura religiosa sino que deben liderarla”.

“Estos líderes captan a las personas que, como todos, en algún momento sufren una pérdida o soledad, o un problema en el trabajo y aprovechan para dominarlas y apoderarse de sus vidas”, explicó. Para el especialista, “Heit es la típica víctima captada por un psicópata, Olivera, aunque no está eximida de responsabilidad ya que los adeptos, una vez que son captados, terminan justificando y adoptando el mismo tipo de procedimientos”.

“Ella (por Heit) terminó haciendo lo mismo que él, siendo cómplice de él”, aseveró.

Navarro contó que cada vez que se produce un caso de las características del de Coronel Suárez llegan enseguida a la Red que preside datos e informes sobre los protagonistas, que complementa con sus conocimientos de décadas en el estudio de sectas tanto argentinas como del resto del mundo.

Por ello, sabe que Heit trataba a Olivera como a “un Dios” cuando escribía algún texto y “se refería a él con la ‘E’ mayúscula, como se hace cuando se nombra a Dios” precisamente. Sobre la secta Centro Cristiano Amar es Combatir que lideraba Olivera, Navarro dijo que “alude a poderes que da el Espíritu Santo”, aunque en el blog mezclaba la religiosidad cristiana con la estética del cómic, algo que él “nunca antes había visto”.

“El nombre Jesús, que justamente es el suyo, se enmarca en el símbolo de ‘Superman’, con la ‘S’ intermedia de Jesús transformada en la insignia del superhéroe y también hay algunas gráficas del ‘Hombre Araña’ y de ‘Xena’, una princesa guerrera”, puntualizó.

Sobre la cantidad de sectas y personas adeptas en la Argentina, el titular de RAVICS dijo que es imposible saberlo ya que existen grupos muy reducidos con características de sectas destructivas. Navarro aclaró que desde la Red no promueven un discurso anti sectas sino contra la violencia y el maltrato en todas sus formas.

“El Argentina hay cerca de 2000 sectas inscriptas en el registro de Cultos, aunque como no es obligatorio generalmente no se conocen todas las que hay y se va revelando su existencia cuando ocurre algo como lo de Suárez”, manifestó.

Navarro expresó que es necesario “alertar a la población y educarla para que no crea con facilidad en cualquier mensaje”. Al respecto, el especialista enumeró algunos de los métodos de los líderes de sectas para captar adeptos:

“La primer técnica es el ‘bombardeo de amor’. A nadie le cae mal, y más si ha sufrido una pérdida, encontrarse con un grupo en el que lo halagan, le destacan su amor y su espiritualidad”.

“Quien entra en una secta debe saber que el resto está instruido para mostrarle un gran sentimiento de amor y solidaridad. Luego, cuando son captados, deben retribuir todo ese amor que les han dado y empiezan las exigencias y los sacrificios presuntamente a favor de Dios y de la humanidad” explicó.

En el caso de la mujer secuestrada en Coronel Suárez, Navarro recordó que en un inicio también su madre y su hermana habían sido captadas por Olivera aunque lograron salirse del grupo. “El que escapa a una secta al principio no tiene un sentimiento de liberación, por el contrario, siente como que le ha fracasado a Dios, que no tuvo suficiente espíritu de sacrificio para cumplir con lo que pide la secta”, contó Navarro.

Al respecto, la mujer que denunció a Heit y Olivera manifestó en los primeros días tras su liberación algunos signos de padecimiento del llamado Síndrome de Estocolmo, un efecto psicológico que lleva a la víctima a sentir afecto hacia sus captores a pesar del daño que le han hecho.

Navarro aseguró que las sectas, a diferencia de las religiones, piden a sus fieles “un diezmo, más el ciento por ciento de su vida y cuando la persona ha dados muestras de sus sacrificio y entregó todo se la sacan de encima”.

Hay una frase que para el especialista es muy representativa y la escuchó varias veces en distintas comunidades sectarias: “Somos un ejército en marcha, no podemos hacernos cargo de los enfermos y discapacitados”, concluyó.

Fuentes:

http://www.infonews.com/2012/11/13/sociedad-47333-en-coronel-suarez-se-vivio-un-proceso-de-manipulacion-psicologica.php

http://www.lacapital.com.ar/informacion-gral/Coronel-Suarez-la-pareja-obligo-a-la-mujer-a-escribir-una-carta-de-suicidio-20121115-0015.html

http://www.clarin.com/policiales/Heit-prototipo-victima-captada-victimaria_0_812919000.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s