Violencia en el fútbol

Publicado: 27 marzo, 2011 en Violencia
Etiquetas:, , , ,

“Lo único que cambiará esta situación es la educación.”

El nacimiento de las barras bravas, surgen por el fenómeno del ‘’hooliganismo’’; Hincha británico de comportamiento violento y agresivo (Según Real academia Española), esta es una palabra inglesa que se volvió tristemente reconocida a partir de los años 60. El ‘’hooliganismo’’ llego también a América latina bajo el termino de ‘’barras bravas’’. Este fenómeno de los hooligans, no se trata de un fenómeno nuevo, sino por el contrario, siempre ha existido cierta violencia relacionada con el deporte, y mayormente relacionada con el fútbol. Este resultado, se ha asociado a acontecimientos violentos desde sus inicios en Inglaterra en el siglo XIII, cuando los partidos parecían campos de lucha entre jóvenes y adultos, que pertenecían a equipos distinto.Los enfrentamientos entre las barras bravas se hicieron cada vez más comunes, teniendo como consecuencia una gran cantidad de des males,  como daños materiales, multitudinarias golpizas, pedradas, armas blancas o armas de fuego,  muerte a personas. Por eso mismo actualmente es casi imposible concurrir a un partido de futbol de clásicos (En Argentina ej: Boca-River, Independinte-Racing, etc) con niños,  porque se puede armar una batalla campal y los pequeños quedar en el medio de la situación, como  también pueden llegar a  ser testigos de la violencia y de ahi ocacionarle trumas.

¿Por que las personas que forman parte de una multitud se comportan de manera distinta que si estuviesen solos?
¿Qué leyes psicológicas funcionan en las “masas”? Miremos las 3 mas importantes:
a)    En una masa la persona pierde su propia individualidad, sus características personales aun su personalidad para transformarse en un arma colectiva, en un yo común, en un solo ser. Este yo grupal hace que toda la masa sea una sola personalidad, una sola alma colectiva. Este yo grupal también se conoce en psicología como la desindividuación., los individuos “se pierden” y hacen cosas que no harían jamás si estuvieran solos. No importa la inteligencia, la educación, la personalidad, una persona se transforma en una mente colectiva.
b)    Las masas funcionan por sugestión y contagio: Los sentimientos también se unifican y la sugestibilidad, y el contagio afectivo hace que la masa sea impulsiva transformando inmediatamente toda idea en una acción. Es decir la persona se convierte en autómata a merced de lo que sucede en el grupo.
c)    Las masas reaccionan por instinto: puede ser de manera altruista, entusiasta, generosa por grandes nobles causas o por impulsividad, por instinto, la mayoría de las masas son instintivas.

La multitud siempre es irracional, es decir funciona por emoción y todo primitivismo humano aparece. ¿Por qué es esto? Porque los individuos en la masa son anónimos y pierden el sentido de su responsabilidad. Ese contacto le da un sentimiento de omnipotencia que reduce las inhibiciones, además sabemos que la multitud es fácilmente hipnotizada por sugerencia de sus líderes. Cuando la persona pierde el sentido de responsabilidad por sus actos, ya no se rige por las normas sino que ahora la inhibición va a operar en su conducta.

Watson en 1973 estudió la manera de hacer guerra de 200 culturas y descubrió que las personas desindividuados con máscaras y pinturas en el rostro se prestaban más a torturar a los prisiones que los que no recurrían a tales métodos. Esto explica también como grupos como el Ku Klux Klan conocidos por su violencia. Cuantas veces hemos escuchado de gente que pertenece a grupos grandes, las universidades ,estudiantes se quejan de sentirse perdidos en la masa, ser tratados como número que nadie los conoce ni nadie se preocupa por ellos.
Este sentimiento de perderse en la multitud, incita a las personas a hacer algo para tratar de recuperar esa identidad y ser reconocidas.
Distinguimos aquí masa del grupo ya que el grupo tiene organización estructuración y obedece a leyes distintas de la masa, el grupo tiene relaciones intergrupales y hay roles específicos, hay posiciones, estatus, objetivos comunes y hay conciencia de pertenecer a ese grupo; una conciencia grupal. En la masa todo eso desaparece.

Violencia indicidual:

¿Por qué una persona se transforma en violenta? La ira es una emoción universal que tenemos todos los seres humanos, es normal y es una emoción que nos protege ante un peligro. La violencia en cambio es una conducta, es anormal y su objetivo es lastimar al otro. Hay varios motivos por los que una persona transforma su ira en violencia.
1)    De acuerdo al nivel de frustración. Cuanto más frustración hay en la persona, mayor agresión. Entendemos por frustración un impedimento, un obstáculo que se nos pone adelante del camino para querer alcanzar una meta. Pensemos por ejemplo en una persona que quiere llegar a un determinado lugar y hay mucho tráfico, o hay alguien que anda lentamente delante nuestro, cuando la persona vive el obstáculo como algo frustrante como un impedimento para alcanzar su meta, inmediatamente reacciona con agresión, claro hay gente con muy baja tolerancia a los obstáculos a la frustración y cualquier mínimo obstáculo hace que estalle en furia
2)    Por Acostumbramiento: Cada vez que una persona es expuesta a la violencia, se produce un reflejo psicológico llamado “desensibilización”, cuanto más veo violencia más normal se torna para mí. Entonces la persona comienza a funcionar agresivamente o violentamente como un estilo de vida normal, es normal gritar, romper, insultar. Pensemos por ejemplo la cantidad de imágenes violentas que vemos por la televisión diariamente, llega un momento que vimos secuestros, muertes, droga, robo, violencia, que se produce una insensibilidad, donde ya se acepta como algo normal y algo natural, entonces la persona violenta termina viviendo a través de la violencia de una manera normal.
3)    La violencia se activa en personas “Tipo A”: La persona tipo A tiene 3 características en psicología. –Son personas competitivas; todo es motivo de comparación y competencia.

-Trabajan contra reloj, hay un estado de presión permanente o de estrés que no se detiene
-Agresividad. Son personas de poca tolerancia, explosivas que inmediatamente se van de boca o de manos. Estas tres características hace que hayan personas más violentas y más agresivas.

4)    Interpretar intenciones hostiles de parte de los demás: Supongamos que yo estoy en un supermercado y alguien viene con su carrito y golpea el mío, inmediatamente psicológicamente se va a activar en mí lo que llamamos la “ley de la atribución”. Esta ley dice que todos los seres humanos buscamos darle sentido a las conductas de los demás, es decir el porque el otro hizo lo que hizo. Si yo interpreto que el otro chocó con mi carrito, de manera a propósito para burlarse o porque es un perfecto egoísta y no le importa más nada, inmediatamente la reacción va a ser de hostilidad. Si yo veo que la persona que tiene su carrito es una persona discapacitada o tal vez que lo hizo sin querer inmediatamente el hecho es interpretado de otra manera. La provocación, de parte del otro, las risas burlonas y el sentimiento de poder para lastimar al otro, obviamente activan mucho
más la violencia.
Los hombres y las mujeres expresamos nuestras broncas de maneras distintas, en general los hombres de manera directa, y las mujeres de manera indirecta.

5)    Enojo acumulado: Que termina siendo desplazado, este principio dice que si yo soy lastimado, humillado, o tengo un obstáculo y me provoca bronca y no logro expresarla correctamente sino que la reprimo, la escondo, la guardo, esa bronca encapsulada saldrá en la próxima estación. Pensemos en un ejemplo sencillo, la persona que está en su trabajo, y su jefe le grita, la persona baja la cabeza sin decir nada, traga esa bronca que la va a desquitar cuando llegue a su casa con su mujer y con sus hijos. Este explica por qué tanta violencia, mucha gente expresa en la cancha violencias, emociones tragadas vividas en su casa, en su infancia, con sus compañeros, etc.

Los policías americanos son entrenados y saben que cuando una persona mira fijamente a los ojos y permanentemente en un estado de furia, cuando el otro le mantiene la visión, es vivido como un desafío por eso justamente lo que se hace cuando se le habla es mirar hacia otro lado porque la persona violenta está esperando un punto de explosión para poder
manifestar toda su furia.

La violencia en el futbol como cualquier masa obedece a múltiples factores. A través de este artículo la idea es poder reflexionar de las distintas motivaciones, individuales y los funcionamientos grupales que provocan la violencia.

¿Se puede detener la violencia en el futbol?
La respuesta contundente es sí. ¿Cómo sabemos esto? Lo sabemos porque un montón de estadios deportivos que mas allá del futbol no se produce violencia, ¿por qué? Justamente porque están dadas las variables de distintas características que hacen que la violencia no pueda manifestarse por estar controlada.

Proponemos lo siguiente:

1)    Quitar todo obstáculo que motive, aliente o genere
excitación sexual.
Hoy sabemos que la excitación sexual o los estímulos eróticos ligados a la masa pueden provocar un mayor nivel de violencia sexual o de violencia física o de violencia emocional. Proponemos quitar todo elemento, las chicas porristas que está ligado a estímulos eróticos, debe ser modificado.

2)    Proponemos que en los tiempos intermedios, y en el tiempo final del partido el uso del humor. El humor sabemos que disminuye altamente los niveles de agresividad provocando una relajación. Proponemos que haya espacios donde pueda intercalarse el humor junto con el deporte.

3)   Al terminar el partido, los equipos queden en la cancha intercambiando opiniones, hablando entre ellos, mostrando que la oposición ya terminó. Mucha gente se mimetiza con su equipo como una manera de expresar su violencia y no logran cuando termina el partido volver a ser ellos, sino que continúan con ese rol de competitividad y de posición transformando lo que es un deporte en una batalla de vida o muerte. Proponemos que los equipos se queden en la cancha 5 minutos o 10 minutos hablando entre ellos, mezclándose, transmitiendo así la señal emocional de que ya no hay más competencia, que el evento terminó y que volvemos  a ser todos uno.
4)    Que la gente pueda salir de los estadios, de a grupos, regulados. Sabemos de la facilidad del contagio afectivo y de que fácil es encender una mecha un fósforo alcanza para encender un fuego que quema un bosque. El fraccionar los grupos aún de un mismo equipo hace que la masa pierda ese poder, y que el contagio afectivo está regulado.
5)    Mensajes permanentes antes del partido, en el break y aun después, mensajes visuales que estimulen el respeto por el otro, la calidez y el afecto.
Sabemos que un pequeño cambio positivo puede ser el comienzo de otra etapa, por supuesto el tema es complejo pero necesitamos empezar a hacer algo, para que lo que es un deporte siga siéndolo y puede ser una atracción familiar como el futbol se lo merece.

Fuente: http://www.laotrapasion.com.ar/violenciaenelfutbol.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s