La agresividad humana

Publicado: 12 marzo, 2011 en Uncategorized
Etiquetas:, , , , , ,

Les propongo analizar el siguiente tema : “La agresividad humana”. ¿Por qué algunas personas responder con  más agresivas que otras ante la misma  situación?

Un ejemplo:

Es una pregunta que me hacia hoy cuando estaba en natación y observé un hecho no muy cotidiano en las piletas.  Un adolescente(18 años aproximadamente)   golpea sin querer, mientras nada, a un señor (50 años aprox) . Esté último lo empieza a insutar y hasta quiere pegarle. Por supuesto todos los demás integrantes del andaribel quedaron sorprendidos.

La pregunta es:¿ Por qué si la mayoría de las personas considera “normal” o “esperadas” ciertas  situaciones en cieros ámbitos hay personas que no y que además pueden llegar a la violencia por un hecho tan insignificante?

————————————————

El origen del comportamiento agresivo es tan primitivo como complejo. Los factores que lo provocan son tan numerosos y variados, por lo que habría que analizar el fénomno en  en su conjunto para poder comprenderlo.

Según el psicoanálisis, dentro de cada uno de nsotros existe una lucha entre los impulsos institivos (Libido y agresión) que requiere su satifacción inmediata. Esta necesitad se enfrenta contra las exigencias de la vida real que nos obliga a reprimir los impulsos y en consecuencia nace la cultura.  En resumen…todos nacemos con un potencial de impusos instivivos que pueden ser canalizados hacia fines constructivos. Si en nuestro proceso de aprendizaje, durante la juventud, esto no se consigue, prevalecerán los impulsos  destructivos, incluso hacia nosotros mismos.

Actualmente los expertos counciden en que el factor que más incide sobre la conducta agresiva es el de la condición sexual. El fracaso y la frustración son, en gran medida, sus detonantes.

Es importante destacar, que si bien la agresividad esta ligada a la estructura del ser humano, el comportamiento agresivo también se aprense. Por este motivo es muy importate los modelos de conducta durante el proceso de aprendizaje en la niñes. Es aquí donde la figura de los padres desempeña un labor crucial al enseñar a sus hijos como canalizar  sus impulsos.

—————————————

La adicción a sustancias (las popularmente denominadas “drogas”) y los cambios emocionales del individuo, tanto a un nivel considerado no patológico por los especialistas en salud mental como a un nivel considerado patológico (neurosis, depresión, trastorno maníaco-depresivo o trastorno bipolar) pueden generar también comportamientos agresivos y violentos. La agresividad puede presentarse en niveles tan graves que puede generar comportamientos delictivos, o por lo menos obligar a que se remita a quien padece este tipo de conductas a un centro psiquiatrico.

La agresividad puede manifestarse en cada uno de los niveles que integran al indiciduo: físico, emocional, cognitivo y social. Su carácter es polimorfo.

Se puede presentar en el nivel físico, como lucha con manifestaciones corporales explícitas. En el nivel emocional puede presentarse comorabia o cólera, manifestándose a través de la expresión facial y los gestos o a través del cambio del tomo y volumen en el lenguaje, en la voz. Desde un nivel cognitivo puede estar presente comofantasías destructivas, elaboración de planes agresivos o ideas de persecución propia o ajena. El nivelsocial es el marco en el cual, de una manera o de otra, toma forma concreta la agresividad.

En el marco jurídico se puede entender como un “acto contrario al derecho de otro”. El término agresor se aplica a la “persona que da motivo a una querella orila, injuriando, desafiando o provocando a otra de cualquier manera” .

Como conducta social puede implicar lucha, pugnacidad y formar parte de las rwlación de poder/sumisón, tanto en las situaciones diádicas (de dos personas) como en los grupos.

En su sentido más estricto, puede entenderse como “conducta dirigida a causar lesión física a otra persona”. La intención de causar daño puede manifestarse de distintas maneras, unas más implícitas y ritualizadas (enseñar las uñas, gruñir,…), otras más explícitas (golpear, arañar,…).

La agresividad presenta elementos de ataque y retirada. Por ello, se implica con otras conductas de autoprotección. Amenaza, ataque, sumisión o huida se presentan muy asociadas en la naturaleza.

El término violencia se refiere a un tipo de agresividad que está fuera o más allá de “lo natural” en el sentido adaptativo, carácterizada por su ímptud e intensidad..

Para Weinsiger (1988), en la raíz de la conducta agresiva está la ira. La define como “una sensación de disgusto debida a un agravio, malos tratos u oposición. Y que normalmente se evidencia en un deseo de combatir la posible causa de ese sentimiento”.

Considerando la existencia de cuatro emociones básicas: alegría, tristeza, miedoy rabia, esta última sería la más próxima a la ira. Cuando se manifiestan en sentido pleno, la rabia es una emoción incompatible sincrónicamente con la tristeza, del mismo modo que lo son entre sí el miedo y la alegría. Tanto la rabia como la alegría tienen un carácter expansivo. Por su parte, la tristeza y el miedo se manifiestan corporal y cognitivamente con carácter retractivo.

——————————————————

Algunos estudiosos sugieren que las condiciones que provocan la agresividad son esencialmente las mismas para todas las especies y que no hay nada especial en la agresividad de los humanos.  Al fin y al cabo, los humanos comúnmente matan a otras especies para ali mentarse, entablan guerras por el control del territorio, infligen heridas y muerte a otras personas para hacerse con sus objetos de valor y recurren a la violencia para defender lo que estiman y quieren.  A menudo, la riva­lidad sexual también conduce a la brutalidad.  Los humanos, como tantas otras especies, están dispuestos a utilizar la fuerza para conseguir lo que desean.

Otros estudiosos creen que estas analogías son insuficientes, y llaman la atención sobre la evolución del neocórtex humano y sobre el he­cho de que nuestra capacidad mental supera ampliamente la de cualquier otra especie.  La reflexión moral -la capacidad de juzgar lo que es bue­no y justo en cada circunstancia- y el control volitivo en este caso la capacidad de controlar las acciones propias de acuerdo con nuestra eva­luación moral- son los protagonistas de estas teorías.  Quienes las defienden aceptan la existencia de impulsos agresivos arcaicos, pero creen que, por regla general, la racionalidad es capaz de controlarlos.  Por consiguiente, sostienen que es poco o nada lo que podemos aprender indagando en la división entre lo humano y lo animal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s