emocion violentaLa emoción violenta es un atenuante de la pena que requiere la intervención pericial del psicólogo. A tal respecto dice el Art. 81
inciso 1- Se impondrá reclusión de tres a seis años, o prisión de uno a tres años:
a) Al que matare a otro, encontrándose en un estado de emoción violenta y que las circunstancias hicieren excusable.
b) Se refiere a la preterintención anteriormente aludida.

Inciso 2*- [ Se impondrá reclusión hasta tres años o prisión de seis meses a dos años a la madre que, para ocultar su deshonra, matare a su hijo durante el nacimiento o mientras se encontrara bajo la influencia del estado puerperal y a los padres, hermanos, marido e hijos que, para ocultar la deshonra de su hija, hermana, esposa o madre, cometiesen el mismo delito en las circunstancias indicadas en la letra a) del inciso 1 de este artículo].
“Para ser excusable el estado emocional debe resultar explicable por las circunstancias que envuelven la conmoción anímica y no la conmoción misma. La afrenta que lo provoca , a cuya génesis debe ser extraño el conmocionado; tiene que significar una injusticia de no escaso relieve para el sujeto agente, idónea para producir sin más una reacción de magnitud y que como consecuencia de tal afrenta el emocionalmente conmovido se encuentre impelido por una causa que efectivamente para él tiene un sesgo de justicia” ( parte del fallo en la causa 210 del 20 de agosto de 1999, de la Sala primera del Tribunal de Casación de la Provincia de Bs. As.).
“La emoción violenta, legalmente consagrada, se caracteriza por una intensísima conmoción del ánimo, que suele desordenar los comportamientos diluyendo la capacidad inhibitoria natural de los frenos genuinos o culturalmente adquiridos y que se trasuntan fisiológicamente (alteraciones del pulso, la vista, el olfato, el color de la piel, la coordinación y otros). Conjuntamente con las alteraciones corporales aparecen los síntomas psicológicos manifestando desajustes valorativos y escasez de frenos inhibitorios capaces, de comprobar la realidad circundante con una postura crítica. Para que el estallido emotivo resulte excusable será necesario que el cuadro emocional encuentre explicación no por la misma conmoción anímica sino por alguna circunstancia de la que, el caso, pueda predicarse capacidad generadora de esa excepcional emoción violenta. Sea una emoción superior a la que de por sí es propia de suponer en todo aquél que mata”. (Recurso de Casación Sala segunda, Causa 3095/01 – 844/01-7150/03).
Bonnet expresa que “…Esta violencia emocional obnubila u oscurece la conciencia originando un verdadero estado crepuscular psíquico. La atención se torna difusa las imágenes no se fijan por lo que la memoria evocativa es incompleta. No todo se olvida*; existen siempre “islotes mnésicos o amnésicos” respecto de detalles trascendentes o intrascendentes vinculados con el hecho clave” 10
• En fallo de Casación de Pcia. de Bs.As. en la causa N° 3794 caratulada “B. S. s/ Recurso de Casación” sentencia del 4 de setiembre de 2003, en parte dice”…la ley no exige que olvide los hechos perpetrados, sino que se encuentre en un estado de violenta emoción. Este estado perturbador – a su vez- presenta variaciones en sus expresiones externas que se encuentran relacionadas con el temperamento y educación de las diferentes personas….quien actúa en estado de emoción violenta, no es para nada un autómata que ignora lo que hace. El recuerdo de lo acaecido no es excluyente de la emoción violenta”.
Vicente Cabello da cuenta que “….Rabia no es sinónimo de emoción violenta. Por sí misma la ira es neutra de valor, por lo cual debe someterse a un juicio estimativo de laexcusabilidad de las circunstancias que provocaron su aparición – indignación, justo dolor- ; de no mediar este requisito, podría beneficiarse del privilegio de la figura de los hombres coléricos, iracundos, intemperantes, violentos o mal educados”.11
Entonces, la emoción violenta presupone la realización de actos concientes, pues la razón de la atenuante consiste en que el sujeto haya perdido el pleno dominio de su capacidad reflexiva y padecido una disminución de sus frenos inhibitorios, pero no que incurra en inconciencia que es un supuesto de involuntariedad que configura ausencia de conducta, en tanto que la emoción sólo produce una disminución del grado de culpabilidad.

 

Referencias:

10: Bonnet “Medicina Legal” – 2° edición – Ed. López- Bs. As. 1984- p. 1475.

http://www.kennedy.edu.ar/Deptos/sociologia/fund_teo_delito.pdf

Más información: http://legales.com/Tratados/d/democion.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s