ASESINOS SERIALES

Publicado: 16 enero, 2011 en Casos reales
Etiquetas:, ,

“… el homicida serial es el prototipo del criminal puro que mata sólo por el placer que le produce el sufrimiento ajeno…”

a) Perfil:

Desde un punto de vista criminológico, cuando un asesino reincide en sus crímenes como mínimo en tres ocasiones y con un cierto intervalo de tiempo entre cada uno, es conocido como asesino en serie.

A diferencia del asesino en masa, que mata a varias personas de una sola vez y sin preocuparse por la identidad de éstas, el asesino serial elige cuidadosamente a sus víctimas seleccionando la mayoría de las veces a personas del mismo tipo y características.

El asesino serial que por lo general se observa, es un varón, que ataca generalmente a las mujeres, introspectivo, reservado, distante, de buenos modales, agradable, sin amigos, solitario en sus decisiones, hipobúlico, tímido, estudioso. Suele ser fácilmente descartado como sospechoso por su historia de persona pasiva que no reacciona frente a la violencia. Ordenado, meticuloso, pulcro.

Es particularmente propenso a delinquir cuando ha sufrido una pérdida en su autoestima, se han burlado de él, ha sido rechazado sexualmente o ha cuestionado su masculinidad.-

Compensa con el acto delictivo, esta situación de minusvalía recuperando su narcisismo, su egocentrismo y su vanidad hasta estar convencido de su poder al llevar a cabo sus delitos y escapar de las investigaciones policiales por ser más inteligente

Tras una fachada distante existe una profunda agresividad que no puede expresar. Imagina escenas que luego interpreta en sus agresiones.

En el momento del crimen, se excita mucho, se transforma, adquiere la seguridad que le falta y el impulso sexual asume el control de sus acciones. Por lo general luego del hecho no tiene remordimientos, no tiene piedad por sus víctimas ni está preocupado por las connotaciones morales de sus actos a los que alude sin mayor resonancia afectiva.

Para alguno autores, están obsesionados con fantasías sexuales desde mucho tiempo antes de la realización de los asesinatos.-

Una vez capturados, suelen confesar más crímenes de los que en realidad han cometido, debido a su afán de protagonismo y celebridad.

•  Las mujeres: representan tan sólo el 11% de los asesinos en serie. Por lo general son mucho menos violentas y raramente cometen un homicidio de carácter sexual. Son metódicas, y muy cuidadosas. Planean el crimen meticulosamente.

b) Niñez:

Muchos de los casos de asesinos seriales, han sufrido un infancia traumática debida a malos tratos físicos o psíquicos, por lo que tienden siempre a aislarse de la sociedad, la que consideran culpable y tratan de vengarse de ella exteriorizando tanto odio y violencia contenidos.-

En el 50% de los casos, el padre biológico se marcha antes de que el niño cumpla los 12 años, en los casos de la no ausencia del padre, él era autoritario y abusivo.

Según el Dr. J. Reid Meloy, autor de libro “The Psychopathic Mind Origins, Dynamics and Tratment”, la infancia del psicópata, ocurre una separación de la personalidad: uno es el Yo (vulnerable por dentro) y el Otro (que es intruso y agresivo) esto debido a cualquier experiencia desagradable. Entonces el infante espera que toda experiencia “externa” sea dolorosa, por lo que se retrae a si mismo. Este mecanismo de autoprotección construye una “armadura del carácter” que desconfía de todo y no permite el paso hacia adentro.

En el desarrollo normal, el chico crea lazos amorosos con su madre. Pero para el psicópata , la madre es tomada como un ” predador ” agresivo, o un “extraño”.

c) Categorías :

•  Asesino organizado o sistemático: es una persona metódica que planifica cuidadosamente sus crímenes, acecha a su presa, trae consigo su arma predilecta, y recién entonces, cuando la víctima está en su poder, comete el asesinato de manera lenta.

Escena del crimen: el asesino, muestra la planeación, premeditación y su afán por evitar cualquier tipo de detención, es conciente de lo que hace y se preocupa por no dejar ningún tipo de rastro o evidencia que podría ser usado en su contra. Características: crimen planeado, transporte del cuerpo, cuerpo escondido, conversación controlada con la víctima, demanda sumisión de la víctima, no se encuentra arma de homicidio o evidencia, controla el medio de la escena de asesinato, el cuerpo muestra evidencias de agresiones antes de la muerte.

•  Asesino desorganizado u ocasional : dominado por impulsos súbitos, elige sus víctimas espontáneamente, las domina y las mata con cualquier arma que esté a su alcance.-

Escena del crimen: Son asalto espontáneos donde la víctima es seleccionada al azar y la escena del crimen es por lo general el lugar del encuentro, el asesino usa los materiales que tiene a la mano. Características: cuerpo dejado en la escena, ofensa espontánea, evidencia o arma de homicidio presente en la escena, víctima desconocida por el agresor, cuerpo dejado a la vista, actos sexuales después de la muerte, conversación mínima con la víctima, escena del crimen descuidada, agresión rápida a la víctima.-

d) Modelo de desarrollo:

El Dr. JOEL NORRIS ha descripto en siete fases un modelo gradual de desarrollo del serial típico.-

•  La fase aurea: El proceso se inicia cuando el individuo comienza a retrotraerse y encerrarse en su mundo de fantasía. Externamente puede parecer normal, pero en su interior, existe una zona oscura donde la idea del crimen se va gestando. Hay una debilidad con la realidad y su mente comienza a ser dominada por sueños de muerte y destrucción. Gradualmente aumenta la necesidad de actuar conforme a sus fantasías, hasta llegar a convertirse en una compulsión.

•  La fase de “pesca”: Comienza la búsqueda de la víctima en aquellos lugares donde cree que puede hallar el tipo preciso de persona. Es probable que allí termine por marcar a su blanco.

•  La fase de seducción: En algunos casos, el asesino ataca sin advertencia, sin embargo, con frecuencia, el asesino siente un placer especial en atraer a sus víctimas a sus garras, generando un falso sentimiento de seguridad, burlando sus defensas.

•  La fase de captura: En esta fase cierra la trampa tendida para sus víctimas. Ver sus reacciones aterrorizadas es una parte de su juego sádico.

•  La fase del asesinato: Si el crimen es un sustituto del sexo, como en la mayoría de estos casos, el momento de la muerte es el clímax, la suma del placer que buscaba desde que comenzó a fantasear la idea del crimen.

•  La fase fetichista: El asesinato ofrece un placer intenso pero transitorio. Para prolongar la experiencia, guarda un recuerdo o fetiche, un objeto asociado con la víctima.

•  La fase depresiva: Como consecuencia del crimen, generalmente experimenta una etapa de depresión que es el equivalente de “la tristeza post-coital”. Puede ser tan profunda que lleva al asesino al intento del suicidio. Sin embargo, la respuesta más frecuente es un renovado deseo de cometer un nuevo asesinato.

Fuente: http://cienciaforense.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s